Www una mujer bonita

Descargar MP3 Por Una Mujer Bonita Tiranos Del Norte Cover Nuevos Aventureros 2019 Gratis. Acabas de hallar Por Una Mujer Bonita Tiranos Del Norte Cover Nuevos Aventureros 2019.Pero no solo eso, sino que te encuentras a un paso de descargar mp3 gratis de excelente calidad como no pueden ofrecer otros sitios. Además, podrás previamente escuchar música online, y posteriormente bajarla con ... Acabas de hallar Para Una Mujer Bonita.Per por si fuera poco, estas a nada de descargar mp3 gratis de alta fidelidad como no hay en otros sitios web. Solo aquí te ofrecemos la oportunidad de escuchar música online, y luego descargarla en forma segura, impidiendo que tu computador, o teléfono inteligente, se infecte con virus.Por lo general, la mejor fidelidad para bajar música mp3 es de ... Por una mujer bonita me estoy muriendo de celos por una mujer bonita traigo una penita en mi corazon Yo se que mucho me quiere yo se que mucho la quiero, pero eso no me quita que ande una penita en mi corazon Y tengo celos de todos los que a ti te miran pasar caminando si se te quedan mirando es cuando sufro por ti Y es que tu estas tan bonita ... Mujer Bonita. Título Original: Pretty Woman. Año: 1990. Duración: 119 mins. Géneros: Romance, Comedia. Sinópsis: Debido a su riqueza extrema y su buena apariencia, Edward Lewis aparentemente podría tener a cualquier mujer que quiera, que comprometió a otra persona importante que necesita en sus brazos en eventos sociales para promover ... Si quieres sorprender a una mujer cuando se levante de la cama, te recomiendo usar las siguientes frases bonitas de buenos días para una mujer.Son muy bonitas y harán que la mujer pueda tener una sonrisa en la cara desde primera hora, gracias a que se sentirá muy querida por ti. Por fin terminas de encontrar Por Una Mujer Bonita Memin Hernandez.Pero por si fuera poco, te hallas a nada de descargar mp3 gratis de alta calidad como no ofrecen otras paginas. Solo aquí te ofrecemos la oportunidad de escuchar música online, y después descargarla con total seguridad, frenando que tu computadora de escritorio o teléfono, se infecte de troyanos. Acabas de encontrar Por Una Mujer Bonita Banda Sin Limites Canta Memin Hernandez.Pero por si fuera poco, te encuentras a solo un clic de descargar mp3 gratis en excelente fidelidad como no pueden ofrecer otras plataformas. Por si fuera poco, te ofrecemos la oportunidad de escuchar música online, y después descargarla con total confianza, evitando que tu ordenador o móvil inteligente, se ... Frases bonitas para una mujer hermosa, bonita, luchadora, textos cortos y lindos para una mujer que me gusta, embarazada, cristiana, de buenas noches. Por una mujer bonita Letra: Qué bonito corre el agua, desgranando la arenita, Así se desgrana el alma, por una mujer bonita. Desde mi casa a la tuya, contados tengo los pasos, Yo prefiero verte muerta, que gozando en otros brazos. Voy a hacerte una corona,... Descargar MP3 Por Una Mujer Bonita Banda Sin Limites Canta Memin Hernandez Gratis. Acabas de hallar Por Una Mujer Bonita Banda Sin Limites Canta Memin Hernandez.Y lo mejor de todo es que te hallas a nada de descargar mp3 gratis de muy buena calidad como no existen en otras paginas. Aquí te ofrecemos la oportunidad de escuchar música online, y como consecuencia, descargarla sin problemas ...

Randonaut Trip Report from Jutiapa (Guatemala)

2020.08.31 19:47 therealfatumbot Randonaut Trip Report from Jutiapa (Guatemala)

Anomalía dirigida por intención encontrada A-4491523F (14.286356 -89.926909) Tipo: Atractor Radio: 34m Poder: 3.59 Rodamiento: 479m / 192.5° puntaje z: 4.20
Report: ya lo envíe
First point what3words address: acompaña.emplee.cono Google Maps Google Earth
Intent set: Encontrar mujer bonita, la encontre 500 mts antes, antes de llegar al destino encontre una procesion de entierto RNG: ANU Artifact(s) collected? No Was a 'wow and astounding' trip? Yes

Trip Ratings

Meaningfulness: Casual Emotional: Ansioso Importance: Ordinario Strangeness: Normal Synchronicity: Nada
7a1d746b0455a22d0898e0dc6abb4071ff9b3305150809b1eeef0c08cb925235 4491523F
submitted by therealfatumbot to randonaut_reports [link] [comments]


2020.08.20 17:35 therealfatumbot Randonaut Trip Report from Kanasín, Estado de Yucatán (Mexico)

Anomalía dirigida por intención encontrada V-80DD7382 (20.967350 -89.569327) Tipo: Vacío Radio: 236m Poder: 1.85 Rodamiento: 2557m / 130.0° puntaje z: -5.10
Report: H
First point what3words address: aman.bonita.corrosivos Google Maps Google Earth
Intent set: Vi a una mujer con un niño que está sangrando de la pierna RNG: Temporal Artifact(s) collected? No Was a 'wow and astounding' trip? No

Trip Ratings

Meaningfulness: Sin sentido Emotional: Inspirador Importance: Influyente Strangeness: Extraño Synchronicity: Alucinante
a0fa1a7362c72dbc71cbe0b0268930a6d311807f0088f35fc699811689c1a8e5 80DD7382 c0696eaaa6f6b2702a762c26bff8dc71931dce58485626c95077b8e0f987887e
submitted by therealfatumbot to randonaut_reports [link] [comments]


2020.07.21 06:04 scaredwifey La familia en Alto Maullín (part2-final)( nosleep)

Cuando acabé mi trabajo al día siguiente se me había hecho tarde, lloviznaba y estaba oscureciendo, pero aún así el Sr. Manuel, el chofer de ambulancia, cuidador y ocasional guardia del hospital estaba esperándome pacientemente junto a la camioneta de visitas, su parka descolorida bien abrochada dejando ver sólo unas colitas del delantal blanco que usaba a diario con tanto orgullo. Era un honor trabajar en el hospital, para la mayoría de la gente del pueblo: en mi inconsciente juventud, una crítica leve que hice al encontrarme con el equipamiento antediluviano del laboratorio al llegar me había costado la antipatía del personal más antiguo, que creía a patas juntas que un mechero Bunsen era lo más científico de la científico. Me habían perdonado supongo cuando empecé a traer computadores y apilar más exámenes, pero nunca iba a ser popular gracias a la antipatía de la vieja que era supuestamente mi asistente. El Sr. Manuel era uno de los más simpáticos funcionarios antiguos que había encontrado, y era quien me había ayudado a rescatar a uno de mis perritos, así que teníamos algo de lo que hablar.
- Cómo está el Remus, señorita?- me preguntó mientras me subía a la camioneta con su cruz al frente ( sí, era tan antigua que tenía el símbolo de la cruz roja, no AMBULANCIA escrito. La versión anterior había sido tirada por bueyes)
- Está poniéndose gordito, señor Manuel.- le dije, pero antes de que él pudiera echar a andar el motor, alguien se apoyó en mi ventana y di un salto con una colorida puteada en voz alta. Bajo la llovizna estaba la asistente social, una mujer diminuta que vivía en el pueblo hacía cincuenta años ( pero que aún era considerada " de fuera" por haber nacido en Talca, vaya) en la que a veces veía mi futuro, porque era soltera y por eso mismo considerada algo excéntrica.
- Qué necesita, Srta Raquel?-
- Vas a ir a ver a los Schwerter? Dicen que se va a poner feo el temporal más rato. Y no hay necesidad de que vayas, ya irá la ronda, si avisamos por teléfono a la posta!-
- Y si el cabro tiene una embolia, Srta Raquel? Preguntaron si tiene eritema o hematomas...?- pregunté, pero la verdad la mujer no me escuchaba. Había algo en su cara, algo raro y aprensivo, y aunque nunca había oído nada malo sobre ella me pregunté si acaso no quería que viera en qué estado vivían esa familia: si iba a repercutir sobre su reputación como asistente social si yo los encontraba en mal estado, si quizá tenía miedo de un sumario si yo destapaba alguna situación de abuso o abandono. Pero luego se me ocurrió que me miraba con lástima.
- Mira, si algo pasa, lo traerán al hospital, pero no hay ninguna necesidad de que vayas, es más de una hora, y tampoco es tu función...- insistió, y su mano muy huesuda emergió del montón de chales que usaba para agarrar mi parka mojada.- ... en realidad no deberías...-
Lo único que podía oír, es " a quién le importa que a un niño retrasado mental y con enfermedades genéticas se muera". Pues me importaba a mí, diablos.
- No me quedaré tranquila si no voy.- le dije secamente y me volví a la camioneta. Juraría que le oí un comentario de " Es porque eres tonta" cuando nos íbamos en la camioneta, pero mientras salíamos del pueblo y tomabamos el camino asfaltado que nos llevaba hacia el oeste, el Sr. Manuel me habló.
- La señorita Raquel se preocupa, sabe. Ustedes los del Laboratorio siempre están encerraditos, no tienen porqué ir a ver cosas feas.-
- Pero si estoy encerrada con una.- le dije, a lo que el chofer soltó la risa, porque detestaba a Katy y era su cuñada.
- Es que la gente al otro lado del río, los Schwerter, los Nikleschek... son gente rara, señorita. Son así desde que llegaron en los tiempos de mi abuelito. Unos iban a robar y a hacer cosas malas al pueblo cuando era nuevo... dicen cosas muy feas de ellos. A lo mejor por eso Diosito los castigó y les mandó tantos hijos enfermitos. Hay como dos nomás que son normales... una niña que se fue a estudiar y no volvió más y el chico Schwerter ese que dicen que va a heredar todo...-
- Si tienen algún dinero deberían tener algo mejor para cuidar a esos niños. No tienen un casa en el pueblo, más cerca del hospital?- le dije, agarrándome del marco de la puerta, porque tras un poco de asfalto, el camino se volvía tierra. La lluvia había parado un poco, y seguíamos los restos de lo que alguna vez había sido un camino apisonado, pero ahora estaba lleno de hoyos: y aunque sólo podías ver bosques de pinos de las forestales en todas direcciones, a veces veías las ruinas de una casa, un tejado roto, ladrillos rojizos entre el verde. Antes del terremoto del 60, habian tenido fábricas, y había ido en camino de ser un pueblo grande. Aún había interés en algunas de sus casas antiguas medio abandonadas en el pueblo: a mí me habían ofrecido una para arrendar cuando estaba buscando, con nueve dormitorios y dos pisos, un hoyo en el techo sin reja. (Dije no gracias)
- No se puede tener a esos niños en el pueblo, no sabe? Son peligrosos. Pueden ser muy violentos. Por eso la señorita Raquel no quería que fuera, señorita. Yo voy a entrar con ustedes porsiaca.- dijo, ceño fruncido. Estuve a punto de decirle que no necesitaba ayuda para controlar a un chico de ocho años, pero recordé que en mi práctica, al hacer un tiempo de sangría, una chiquita de nueve había visto su sangre y se había vomitado inmediatamente como el exorcista sobre mí, mi profesora y sus padres, y cerré la boca.
Nunca había estado en ese camino, y cuando el bamboleo ya parecía capaz de volcarnos, divisé un puente sobre el río barroso que llegaba al pueblo. A la altura del pueblo no era más que un canal barroso, de un color chocolate rojizo, lento y espeso: aquí era torrentoso, espumante, borboteando tanto que daba la ilusión de que hervía. Había un gran puente de cemento partido al medio, con barandas bajísimas, a un costado, cargado de líquenes: lo que atravesamos para cruzarlo era uno de esos puentecitos mecanos de metal que son casi una jaula, que te dejan mirar el agua debajo tuyo entre los barrotes de un modo enervante. Cuando atravesamos, fue como si se hiciera de noche de repente y se largó una lluvia intensa: a pesar de los limpiaparabrisas, no sé cómo el Sr. Manuel podía ver adónde íbamos. No hablamos más, porque necesitaba concentrarse en la conducción: y era poco más que una huella de bueyes lo que seguíamos, arriba y arriba, lo que se sentía raro porque esa zona de la décima region es bastante plana. Pero entre la oscuridad y el barro de repente vi unas luces amarillentas, y al fin dos postes de luz de neón naranja, que aparentemente le daban luz a la casa entre ambos.
El señor Manuel se estacionó y yo me quedé paralizada con la mano en el vidrio empañado. No sé qué me había imaginado, pero no era eso. No parecía un pueblito de posta: había visitado algunos en mi internado, pequeñas parcelas alrededor de colegios rurales y algún minimarket colorido. No, esto más que un pueblito, era una casa: una sola casa. Tenía varios edificios, grandes y sombríos: parecían galpones, un bungalow abandonado, unas mediaguas en círculo, más atrás otra casa con las ventanas tapiadas y pintadas. Conté al menos nueve estructuras, varias de ellas con vidrios rotos, recubiertas con plásticos, techos hundidos, pasto en todas direcciones. No sé cómo se habría visto con luz de sol, pero esa noche de tormenta cubierta de barro y bajo esa luz naranja era algo siniestro, con sombras negras como el carbón, y yo, con mi bolsita con tubos y mi botellita de sulfato de cobre, me sentía muy chiquita de repente.
Pero, diablos, había venido a ver a ese niño y lo iba a hacer. Me bajé de la ambulancia, hundiéndome hasta medio pie en el baro espumoso, y caminé a lo que parecía la mediagua más cercana, con el Sr. Manuel detrás. Había luz, esa luz amarilla de las ampolletas antiguas en varias de las estructuras, y sombras se movieron, como si mucha gente se asomara al verme pasar: pero no veía a nadie, y cuando llamé " Aló!" mi voz sonó muy delgadita.
Un GONG me hizo saltar. No había visto una campana grande, extrañamente lujosa y muy anticuada, sostenida por una mano de bronce, que colgaba amarrada con una cuerda del poste de cemento de la luz, que el Sr Manuel hizo sonar. Lo miré bastante descolocada, pero él estaba muy serio, y cuando volví a mirar, vi que de una de las mediaguas salían dos mujeres altas y gruesas, a las que no conocía. Puse mi mejor sonrisa de profesional, y luego me pregunté porqué diablos me había espírituado tanto: la mayor de las mujeres, con el pelo blanco ya, un vestido de lana y un especie de chubasquero encima me sonreía, y la segunda, una mujer de mediana edad con pelo muy rubio y cara arrugada pero simpática, traía media sopaipilla en la mano.
- Buenas noches. Perdónenos por molestar. La señorita es la tecnóloga del hospital, y se preocupó porque le salieron malos los exámenes a uno de los niños. Como no está el doctor quizo venir...- explicó el Sr Manuel, a lo que me pregunté si lo de la llamada de la posta había sido mentira o qué, porque deberían haber sabido que veníamos. Pero las dos mujeres asintieron, y la mayor hizo una mueca mientras me hacían gestos para que me pusiera a salvo de la lluvia, en el techito sobresaliente de su casita.
- Miren que amable... que linda es la señorita... pobre señorita, con esta lluvia venir para acá...-
- Quisiera ver a... Adrián.- dije yo, revisando mi agendita.- Donde está? Sus exámenes son malos, debería estar hospitalizado...-
- No, su mamá lo sabe cuidar, está arriba ya...- dijo la mayor, su voz calma. Por un momento pensé que hablaba del cielo y que el niño se había muerto, pero luego caí que señalaba la casa detrás de las mediaguas, que se veía oscura, enorme, y tenía al menos tres pisos. Alguna vez debía haber sido una casa bastante señorial, pero era prácticamente una ruina.
- Lo tienen ahí arriba?- dije con horror, porque parecía que el lugar no sólo se llovía, sino que parecía abandonado.
- Es que necesitan más espacio.- dijo la primera señora en un tono dulce.- Y como llueve tanto no pueden jugar afuera...-
Traté de sonreír, pero seguro era como una mueca.- Puedo verlo?-
- Pero si él estará bien ya, su mamá lo trató...-
- Me gustaría verlo.- insistí, ya un poco irritable: no me había dado semejante paseo para irme contenta con ese comentario. Por sobre mi cabeza, pesqué una mirada sombría de la vieja con el Sr. Manuel, que fue a la ambulancia, y sacó una linterna enorme, y para mi espanto, una ganzúa de metal.
- Yvonne es la mamá de Adrián?- preguntó, a lo que las viejas asintieron. Echó a andar a la casa sin decir nada más, y yo troté detrás suyo, tropezándome en los charcos.
- Para qué es eso?- exclamé alarmada.
- Es uan casa vieja, pueden haber ratones.- me dijo con esa voz que yo ya identificaba como Es Usted Una Niña De Ciudad Estúpida.
- Ah.- dije, idiotamente. Tras las mediaguas, la casa era realmente muy grande, y tenía literalmente encima unos robles que habían crecido hasta apoyar las ramas en los techos. Parecían ser tres pisos y un ático, y seguramente alguna vez había sido grande y bonita, pero ahora era una horripilancia, y toda parecía ser del mismo color barroso.
No había puerta: la entrada era una arco de cemento goteante. Lo seguí por un piso de cemento encharcado, pero aún sin linterna nos habríamos podido guiar: la casa no tenía luz, pero el resplandor naranjo del exterior entraba bien a través de ventanas y puertas arrancadas. En lo que debía haber sido la sala, había pasto de medio metro de alto y lo que parecían una hojas de plantas de papas. me mantuve a distancia del pasto, pensando en lo que había dicho sobre ratones- no me dan miedo ni asco: lo que me habría dado pena sería pisar alguno- y al dar una vuelta, encontramos una escalera de ladrillo que era más amplia que la del hospital en donde hice la práctica. Tenía descansillos y todo, pero si alguna vez había estado alfombrada o enlosada, ahora sólo quedaba los ladrillos. Dimos dos vueltas, y me estremecí un poco al ver un largo pasillo totalmente oscuro: pero en la siguiente vuelta, en el piso tres, vi con alivio la luz de unas ampolletas, y lo que parecía un grupo sentados alrededor de un hornillo, de esos de carbón, envueltos en mantas y con tazas de latón enlozado en la manos.
- Yvonne?- llamó el Sr Manuel, y una de las mujeres se volvió. Parecía una anciana, con su poncho oscuro abrigándola. Después iba a enterarme de que tenía mi edad.- Es la señorita del laboratorio...-
- Hola, buenas noches. Yo hago los exámenes en el hospital. Vi el de Adrián y me preocupé. Como no está el doctor con la ronda, vinimos a verlo.-
- Ah, del hospital!- dijo otra de las mujeres, habían unas cinco.- deben tener frío, no quiere un matecito...-
- Cómo le ofreces esa mierda a la señorita fina...-
- Adrian esta arriba con los niños, ya es hora de acostarse.- me dijo Yvonne, y me di cuenta que se tambaleaba un poco. Dios me perdone, mi primer pensamiento fue que estaba borracha, pero la palidez de su piel, y las arrugas en su cara parecían dolor no alcoholismo.- Ya lo atendí, de la posta dijeron... dijeron que de nuevo tenía la sangre espesa?-
- Sí, traje todo para una flebotomía...- le dije, un poco asustada por su rostro algo ido, atontado.- Cómo lo atendiste...?- pregunté, un temor creciente a su gesto perdido.
Se me acercó, y se tropezó con sus propios pies: pero cuando se agarró de mí para no caerse, su cara tan blanca tan cerca, bañada en sudor, me apuntó con la mano, y vi, a la luz de la hornilla, un viejo lechero descascarado, que tenía adentro lo que parecía un machete, y estaba todo rojo.
Soy tecnólogo. Nuestro uniforme en rojo vino precisamente para que no se vean las manchas de sangre. La sangre nos da lo mismo: en las películas, soy la primera en chillar que oigan, ese zombie está super anémico. Pero las gotas dentro de ese lechero viejo me dejaron helada y entonces me di cuenta, porque conozco ese olor a la perfección, que Yvonne olía a sangre.
A mucha sangre.
Retrocedí bruscamente y a ella se le doblaron las piernas. Manuel se lanzó adelante a sostenerla, y entonces vi que el poncho le goteaba oscuro, goteaba en el suelo, sobre mis botas embarradas, y las mujeres se lanzaron también a sujetarla, aunque no se veían realmente preocupadas.
-... deje, si tenías que tomarte el mate primero, señorita no se asuste el que el Adriancito no quería...-
-... No te vas a desmayar por un mordisco de tu hijo, cabra tonta, cuando tenía tres a la vez ahí te quiero ver, me dejaban como chicle...-
- Qué le hiciste a ese niño?- exploté, espantada, tratando de controlar mi voz.- Dónde está?!-
- Está arriba, pero déjelo que bote un poco más de sangre para que se ponga más tratable...- me dijo una de las viejas. Alcancé a oír NO! SEÑORITA! que gritó el señor Manuel, pero agarré mi bolso y corrí al último piso, al ático: y los dejé ahí con la mujer herida, porque todos mis nervios decían que habían hecho algo terrible. Dejar sangrar a un niño? Solo? Qué clase de monstruosidad toleraba esa gente?
No había puerta al final de la escalera: sólo una abertura a una sala enorme, que parecía tener el largo de la casa. La luz no era naranja ya: era de un blanco pálido, lechoso, porque afuera se habían abierto las nubes y había algo de luna entre la lluvia. La sala estaba sembrada de pilares cuadrados, que asumí eran estructurales de la casa.
Y junto a uno de esos pilares había algo encadenado.
Lo único que puedo decir es que la idea de un niño encadenado me volvió loca. Me lancé adelante casi sin mirarlo: estaba dispuesta a pelear con toda esa familia y hasta con el señor Manuel, y dispuesta a cargármelo a la espalda y armar la de Dios hasta llevármelo al hospital, aunque tuviera que defenderlo a puñetazos. Agarré la cadena, que tenía un candado enorme, y empecé a hablar como una histérica, asegurándole que lo sacaría de ahí, que iríamos al hospital, que iba a ayudarlo...
Lo que se dio vuelta y me atacó no era un niño.
Recuerdo una boca enorme, con varias filas de dientes como un tiburón. Recuerdo brazos: brazos huesudos, musculosos, que parecían tener venas como mangueras bajo la piel y que se movían como las patas de una araña: y un sonido ronco, gutural, como el que hace la gente muy vieja o muy loca. era más grande que yo: era como un fardo enorme, que cayó sobre mis piernas, y trepó, y el olor de la sangre se mezclaba con un olor más viejo, como de pescado podrido, intenso, algo tapándome la cara sintiéndose como piel suelta que me ahogaba, y entonces me mordió, y el dolor era como la picadura de una abeja, de muchas abejas, de cientos de abejas subiéndome por el brazo.
Traté de gritar y se me llenó la boca de esa carne suelta: y entonces algo lo arrancó de mí, vi el relampaguear de la linterna, y el señor Manuel le tomó de la cintura como un bulto y recuerdo en flashes, la escalera, la lluvia, el portazo de la camioneta. Me miré el brazo, y me faltaba un pedazo de carne junto arriba del codo. No podía hablar. No podía decir nada. Me tomó un rato, incluso mientras mecánicamente me hacía un torniquete y la camioneta saltaba como una resortera por el camino empapado, darme cuenta que gritaba con toda la voz que tengo sin parar, casi sin respirar, como aúllan las sirenas de incendios.
Parte 1: https://www.reddit.com/Miedo/comments/htt4oo/la_familia_en_alto_maull%C3%ADnnosleep/
submitted by scaredwifey to Miedo [link] [comments]


2020.07.19 23:25 ernsthemingway Ricardo Arjona o el arte de hacer poesía con rimas insulsas

Ricardo Arjona o el arte de hacer poesía con rimas insulsas
https://preview.redd.it/8ltg2tigovb51.jpg?width=400&format=pjpg&auto=webp&s=b41b3179cef47df8ad714d44590a41e2a9f1f2f9
Edgar Ricardo Arjona Morales, mejor conocido como Ricardo Arjona, nacido en Jocotenango, Guatemala el 19 de Enero de 1964. Todo un personaje polifacético: Licenciado en Comunicación Social, docente aficionado, basquebolista profesional (jugó en las Ligas Mayores de su país), pero por sobre todas las cosas… Poeta, cantante y músico bohemio… de cuarta (es una de sus facetas mas terribles que voy a resaltar aquí).
Comenzó a cantar profesionalmente desde 1985, saltó a la fama internacional en 1992 con el disco Animal Nocturno. Arjona durante toda su carrera como cantautor solo se ha servido de crear rimas insulsas disfrazándolas como historias profundas con gran contenido personal y social como podemos ver en estos videos.
https://youtu.be/lY6doOcRVGQ
https://youtu.be/ielvdtwnhuk
https://youtu.be/U8KWh1WzQrs
Aparte de eso se las da de superstar cuando viaja a presentarse a algún país (sobre todo mi país, Venezuela que para él es una plaza segura para cantar) exige cosas absurdas como ron jamaiquino, galletas nepalíes o chocolate mexicano y además viaja con 400 guardaespaldas y 500 dobles para despistar a sus fans como si de un político importante se tratara Joder!!! ni gente como Pablo Milanés o Silvio Rodríguez andarían en esas cosas (con todo lo que son afectos al gobierno cubano).

Deconstruyendo las Letras de Arjona… Y ver por Que Apesta…
Una de las cosas que mas me ha intrigado fue el sentido de la profundidad de sus canciones y un grupo Anti-Arjona que me encontré en el Facebook, me ayudó un poco:
https://vimeo.com/18028148

Ella y Él Análisis hecho por Pekky Divya Marquez
Grado de apestosidad 8/10
Ella es de La Habana, él de Nueva York
Ella baila en tropicana, a él le gusta el rock
(OK, HASTA AQUI VAMOS BIEN…)
Ella vende besos en un burdel
Mientras el se gradua en U.C.L.A.
(SI, COMO NO. ME VAS A DECIR QUE UN TIPO QUE SE GRADUO EN UNA UNIVERSIDAD DE IVY LEAGUE (DE ESAS SUPER SIFRINAS A LAS QUE CUESTA ENTRAR) SE VA A CASAR CON UNA PROSTITUTA. PAJUO!!)

Ella es medio Marxista, él es Republicano
(OK, OTRO PROBLEMA… LOS REPUBLICANOS TIENDEN A TENER PROBLEMAS CON UNA PERSONA REMOTAMENTE COMUNISTA. ME VAS A DECIR TU QUE LA VAINA VA A RESULTAR).
Ella quiere ser artista, él odia a los Cubanos (PRIMERO QUE NADA, ODIAR A LOS CUBANOS SOLO POR FIDEL ES ABSURDO. Y ADEMAS QUE, ELLA ESTA BIEN PERO SU FAMILIA NO?)
El cree en la Estatua de la Libertad
Y ella en su vieja Habana de la Soledad

El ha comido hamburguesas
Ella moros con crisitanos
El, el champagne con sus fresas
Ella un mojito Cubano
(Y ESO QUE TIENE QUE VER?)
Ella se fue de gira a Yucatán
Y el de vacaciones al mismo lugar
(PENSE QUE LOS CUBANOS NO PODIAN SALIR DE CUBA… A MENOS QUE ELLA FUERA UNA CUBANA DE MIAMI. PERO NO PARECIERA QUE ESO ES LO QUE DICES!

Mulata hasta los pies, el rubio como el sol
Ella no habla Inglés y el menos Español (AJA, ENTONCES COMO COÑO SE VAN A COMUNICAR? POR SEÑAS?)
El fue a tomar un trago sin sospechar
Que iba a encontrar el amor en aquél lugar

Lo que las ideologías dividen al hombre
El amor con sus hilos los une en su nombre

Ella mueve su cintura al ritmo de un tan tan
Y él se va divorciando del Tio Sam
El se refugia en su piel… la quiere para él
Y ella se va olvidando de Fidel
Que sabian Lenin y Lincoln del amor?
Que saben Fidel y Clinton del amor?
(OK. QUIZAS SE OLVIDAN DE SUS IDEOLOGIAS, PERO YO TODAVIA TENGO PROBLEMAS CON EL IDIOMA Y CON COMO EL TIPO SE VA A FIJAR EN UNA PROSTITUTA).

Ella se sienta en su mesa, el tiembla de la emoción
Ella se llama Teresa y el se llama John
Ella dice hola chico, el contesta hello
A ella no le para el pico, el dice speak slow (PERO CLARO. NO SE ENTIENDEN! Y PARA COLMO ELLA HABLA Y HABLA CON UN TIPO QUE NO HABLA SU IDIOMA!)
El se guardo su bandera, ella olvidó los conflictos
El encontro la manera de que el amor salga invicto (EL SOLO? MACHISTA!!!)
La tomó de la mano y se la llevó
El Yanqui de la Cubana se enamoró (Y ELLA, ME IMAGINO, SE ENAMORO DE LAS POSIBILIDADES QUE PUEDE TENER DE ESCAPAR DE SU POBREZA CASANDOSE CON EL TIPIN!)

Lo que las ideologías dividen al hombre
El amor con sus hilos los une en su nombre

Ella mueve su cintura al ritmo de un tan tan
Y el se va divorciando del Tio Sam
El se refugia en su piel… la quiere para el
Y ella se va olvidando de Fidel
Que sabian Lenin y Lincoln del amor
Que saben Fidel y Clinton del amor

Ahora viven en Paris (COÑO ARJONA, UN MOMENTICO. AL MENOS NOS HUBIERAS ADVERTIDO QUE LOS DOS HABLABAN FRANCES!)
Buscaron tierra neutral (MIRA MIJO, HAY MUCHOS CUBANOS EN MIAMI! NO SEAS IGNORANTE!)
Ella logro ser actriz, el es un tipo normal
Caminan de la mano, calle Campos Eliseos
Como quien se burla del planeta y sus vicios
(O SEA, ME IMAGINO QUE LAS FAMILIAS NO LOS ACEPTARON, Y POR ESO TUVIERON QUE IRSE A PARIS. AHORA BIEN, QUE PASO. EL PANA LE PAGO LA CARRERA Y LOS CURSOS DE COMO SER “DAMA” EN PARIS?
DE PANA, QUE EL CARAJO DEBIÓ HABER VISTO PRETTY WOMAN UN MILLON DE VECES Y DECIDIO HACER SU PROPIA VERSION… LO CUAL HABLA VOLUMENES DE SU ORIGINALIDAD!!!)
https://youtu.be/-apU2sviHCM
Historia de Taxi Análisis hecho por Efraín Quillén
Grado de Apestosidad 9/10

Eran las diez de la noche piloteaba mi nave
Era mi taxi un VolksWagen del año 68
(OOOOOH SI, TREMENDA NAVE... SEGURO LE GUSTA A TODAS LAS NENAS)

Era un dia de esos malos donde no hubo pasaje
Las lentejuelas de un traje me hicieron la parada
Era una rubia preciosa llevaba minifalda
El escote en su espalda llegaba justo a la gloria
(WOW QUE POETA.. JUSTO A LA GLORIA... APARTE, UN VESTIDO DE LENTEJUELAS??? SERÁN ASI DE CHABORRAS LAS PUTAS GUATEMALTECAS? )

Una lagrima negra rodaba en su mejilla
Mientras que el retrovisor decia ve que pantorrillas
Yo vi un poco mas
(ESTO TIENE QUE SER LA RIMA MAS MIERDA DE LA HISTORIA... MEJILLA/PANTORRILLA... APARTE COMO SI EN LO QUE UNO SE FIJARA CUANDO VE UNA MUJER FUESEN LAS PANTORRILLAS.... QUE PEDAZO DE ANIMAL)

Eran las diez con cuarenta zigzagueaba en reforma
Me dijo me llamo Norma mientras cruzaba la pierna
(APARTE SE HACE PASAR POR TAXISTA MEXICANO... QUE ACASO NO HAY CALLES BONITAS EN GUATEMALA?)

Saco un cigarro algo extraño de esos que te dan risa
Le ofreci fuego de prisa y me temblaba la mano
Le pregunte por quien llora y me dijo por un tipo
Que se cree que por rico puede venir a engañarme
(UY QUE TRAGEDIA... VINO UN RICO MALOTE A ENGAÑARTE... ERES UNA TODA UNA VICTIMA... A LA GENTE NO LA ENGAÑAN POR RICA O POR POBRE, LA ENGAÑAN POR INCAUTA)

No caiga usted por amores debe de levantarse (le dije)
(SI, DEBE DE LEVANTARSE... DEBO DE LEVANTARME, DEBEMOS DE LEVANTARNOS... CERVANTES DEBE ESTARSE REVOLCANDO EN SU TUMBA)

Cuente con un servidor si lo que quiere es vengarse
(Y APARTE MATA TIGRES EL HOMBRE)

Y me sonrio
Que es lo que hace un taxista seduciendo a la vida
Que es lo que hace un taxista construyendo una herida
(CONSTRUYENDO UNA HERIDA TIENE COHERENCIA ESTO???)

Que es lo que hace un taxista enfrente de una dama
Que es lo que hace un taxista con sus sueños de cama
(SI ESOS SON SUS SUEÑOS DE CAMA...)

Me pregunte
Lo vi abrazando y besando a una humilde muchacha
Es de clase muy sencilla lo se por su facha
(HMMM.. SOY YO O AQUÍ SE PERDIÓ EL HILO DE LA HISTORIA?)

Me sonreía en el espejo y se sentaba de lado
Yo estaba idiotizado con el espejo empañado
(QUE LASTIMA QUE NO CHOCASTE... EN CUALQUIER CASO, SE VE QUE EL PANA TIENE MUY POCO AUTOCONTROL... SERA QUE NUNCA HABÍA VISTO UNA MUJER EN SU VIDA?)

Me dijo doble en la esquina iremos hasta mi casa
Después de un par de tequilas veremos que es lo que pasa
Para que describir lo que hicimos en la alfombra
Si basta con resumir que le bese hasta la sombra
(WOW, LE BESE HASTA LA SOMBRA... SOY ROLO DE POETA)
Y un poco mas
No se sienta usted tan sola sufro aunque no es lo mismo
Mi mujer y mi horario han abierto un abismo
Como se sufre ambos lados de las clases sociales
Usted sufre en su mansión yo sufro en los arrabales
(AAHHHHH OK... AHORA DESCUBRIMOS QUE ELLA REALMENTE NO ES POBRE, SINO QUE ES RICA, PERO SU ESPOSO SE CREE QUE PORQUE ES RICO LA PUEDE ENGAÑAR... ALGUIEN ME PUEDE EXPLICAR QUE DEMONIOS ESTA PASANDO EN ESTA CANCION??? APARTE, QUE TIENEN QUE VER LA CLASES SOCIALES CON EL SUFRIMIENTO AMOROSO? RESENTIDO!)

Me dijo vente conmigo que sepa no estoy sola
Se hizo en el pelo una cola fuimos al bar donde estaban
Entramos precisamente él abrazaba una chica
Mira si es grande el destino y esta ciudad es chica
Era mi mujer
(UY... NADIE SE LO ESPERABA VERDAD?)

Que es lo que hace un taxista seduciendo a la vida
Que es lo que hace un taxista construyendo una herida
Que es lo que hace un taxista cuando un caballero
Coincide con su mujer en horario y esmero
(TE LO MERECÍAS IGUAL POR GRILLERO)

Me pregunte
Desde aquella noche ellos juegan a engañarnos
Se ven en el mismo bar...
Y la rubia para el taxi siempre a las diez
en el mismo lugar
(OH SI, ASÍ SE RESUELVEN LOS CONFLICTOS... GRANDE ARJONA)
https://youtu.be/KV1BIauCpzY
Si el Norte Fuera el Sur Análisis hecho por Camilo Reyes, o sea YO
Grado de Apestosidad 7 /10

El Norte y sus McDonald's basketball y rock'n roll
Sus topless sus Madonas y el abdomen de Stallone
Intelectuales de bronceado, eruditos de supermercado
Tienen todo pero nada lo han pagado

Con 18 eres un niño para un trago en algun bar
Pero ya eres todo un hombre pa' la guerra y pa' matar
Viva Vietnam y que viva Forrest Gump
Viva Wall Street y que viva Donald Trump
Viva el Seven Eleven

Polvean su nariz y usan jeringa en los bolsillos
Viajan con marihuana para entender la situacion
De este juez del planeta que lanza una invitacion
Cortaselo a tu marido y ganaras reputacion

Nota: Aquí vamos bien. Arjona sencillamente narra los pros y contras de vivir en el Norte (Por eso digo que medio me gusta)

Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera
Y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera
Y si la deuda extranjera nos robo la primavera
Al diablo la geografia se acabaron las fronteras

Si el Norte fuera el Sur
serian los Sioux los marginados
Ser moreno y chaparrito seria el look mas cotizado
Marcos seria el Rambo Mexicano
Y Cindy Crawford la Menchu de mis paisanos
Reagan seria Somoza
Fidel seria un atleta corriendo bolsas por Wall Street
Y el Che haria hamburguesas al estilo double meat
Los Yankees de mojados a Tijuana
Y las balsas de Miami a la Habana, si el Norte fuera el Sur

Nota: Aquí es que se empieza a complicar la vaina:

¿Quien es el para criticar las penurias de los nativos de América? Desde el Encuentro de Colón al Nuevo Mundo, los aborigenes (incluidos los de Norteamerica) han sufrido maltrato, discriminación, persecución, etc. para que este carajo ponga por encima las desgracias de los aborígenes latinoamericanos con la de los norteamericanos. Ya que todos somos iguales ante la Historia.
Es injusto comparar héroes de ficción norteamericanos con líderes subversivos latinoamericanos. O utilizar a líderes de la izquierda haciendo cosas que suelen hacer los derechistas. Ellos de por sí son mas iconos capitalistas que comunistas.

Seriamos igual o tal vez un poco peor
Con las Malvinas por Groenlandia
Y en Guatemala un Disneylandia
Y un Simon Bolívar rompiendo su secreto
Ahi les va el 187, fuera los Yankees por decreto

Nota: Que yo sepa. Bolívar, lo único (fuera de sus heroicas hazañas) extraordinario que hacía era correr tras las mujeres (eso causo que muriera a tan temprana edad).

Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera
Y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera
Y si la deuda extranjera nos robo la primavera
Al diablo la geografia se acabaron las fronteras

Si el Norte fuera el Sur, seria la misma porqueria
Yo cantaria un rap y esta cancion no existiria

Nota: Preferiría que cantara un rap o una versión de algún compositor venezolano, a que creara un versos ridículos pseudo-izquierdista en que Reagan y Somoza se confunden. Por que para mí SON LA MISMA VAINA.
https://vimeo.com/17795219
De Ves en Mes Análisis hecho por Mago Fernan
Grado de Apestosidad 10/10

De vez en mes te haces artista
Dejando un cuadro impresionista

(Metaforizar una menstruacion con el impresionismo no se le hubiera ocurrido ni al mas bizarro de los poetas beat... o si, pero hubiera sido una genialidad mientras que en vos es.... un asco)
Debajo del edredón

De vez en mes con tu acuarela
Pintas jirones de ciruelas
Que van a dar hasta el colchón

(Acuarela- ciruelas, rima barata...Jirones de ciruelas! al periodo!!! Permiso... voy a vomitar)

De vez en mes un detergente
Se roba el arte intermitente (detergente- intermitente... rima barata)
De tu vientre y su creación,
Si es natural cuando eres dama (Si, eso si, es mucho mas natural que menstrues cuando eres Dama que Caballero, como no.)
Que pintes rosas en la cama (Rosas en la cama.... Dios querido)
Una vez de vez en mes…

De vez en mes
La cigüeña se suicida (La cigueña se suicida y el repollo se marchita y la semillita se seca... etc etc etc)
Y ahí estas tú tan deprimida
Buscándole una explicación

De vez en mes
El cielo te roba el milagro (Por que el cielo? Que tiene que ver la esfera celeste con el periodo de fertilidad?)
El tiempo te hace un calendario (El tiempo te hace un calendario? Y eso que querra decir?)
De una vez, de vez en mes

De vez en mes
Tú me propones
Huelga de hambre (Lo que te propondra es abstinencia, no huelga de hambre)
Yo algo de imaginación. (Eso es lo que propones o a lo que te resignas?)

De vez en mes la luna nueva (Se ve que la niña no menstrua en cuarto creciente)
Viene a quitar lo que renueva (Quitar lo que renueva? Renovar lo que quita? Da lo mismo, bah!)
Y a colocar otra ilusión

De vez en mes soy invisible
Para intentar en lo posible
No promover tu mal humor (esta estrofa no esta tan mal... es mediocre, pero en tu caso es una honrosa excepcion)

De vez en mes no hay quien te aguante
Y es tu pecado estar distante
Y otro peor quedarme ahí(Que quiere decir pecado estar distante? pecado para quien? para ella? y que el se quede alli tambien es un pecado peor? para quien? No entieendooo!))
Y aunque hay receso obligatorio
Y el cielo se hace un purgatorio (El cielo un purgatorio... no es buena analogia. La logica hubiera sido un infierno pero en ese caso no hubiera rimado con obligatorio)
Te amo más de vez en mes

De vez en mes
La cigüeña se suicida
Y ahí estas tú tan deprimida
Buscándole una explicación

De vez en mes
El cielo te roba el milagro
El tiempo te hace un calendario
De una vez, de vez en mes

De vez en mes
Tú me propones
Huelga de hambre
Yo algo de imaginación.

De vez en mes
Tu vientre ensaya para cuna (Es una forma bonita- y cursi- de decir que se prepara para procrear. Aunque eso no es lo que ocurre cuando se menstrua, sino todo lo contrario... o ahora estamos hablando de la ovulacion?)
Tu humor depende de la luna (Vuelta a interferir los astros!)
Y yo te quiero un poco más (Aqui es donde hacer notar tu parte mas tierna... que no es el cerebro, como hubiera podido creer alguno)

De vez en mes
A ti te da por tomar siestas
A tus hormonas por las fiestas (fiestas? las hormonas de fiesta? Ah. la rima es para siesta perdon)
Y el culpable siempre yo (Culpable de las fiestas, de las siestas o de escribir canciones como estas? Bueno, he podido rimar yo tambien!!!)

De vez en mes
No hay más reloj que el de tu cuerpo
No hay más luz que la que das (Luz? Procurare contar con una mujer en esos días para los reiterados cortes de energía que azotan mi ciudad)
Es impresionante toda la rima barata que hay en sus canciones y eso no es todo plagia ideas de cantautores mas respetables:
Vivo justo detrás de la esquina no me acuerdo si tengo marido si me quitas con arte el vestido te invito al champan… (…) y después, para que mas detalles ya sabéis.. copas, risas, excesos ¿Cómo van a caber tantos besos en una canción?”
Joaquín Sabina - Peor Para el Sol 1992
Me dijo doble en la esquina iremos hasta mi casa después de un par de tequilas veremos que pasa para que describir lo que hicimos en la alfombra si basta para resumir que le besé hasta la sombra
Ricardo Arjona - Historia de Taxi - 1994
Así que Arjona, deja de ser un poeta de baño y vuelve a algunas de tus antiguas facetas (como la de basquebolista que ibas muy bien) y dejale el trabajo a poetas de verdad (Grande Jorge Drexler!!!)
Les dejo un video desconocido de una canción que sonó mucho aquí en Venezuela en la voz de un jovencísimo Arjona (1000 bolívares fuertes de premio para el que recuerde quien la interpretaba originalmente y en que época[fue tema de fondo en una telenovela de ese tiempo]):
https://www.youtube.com/watch?v=FdqoiV4-kQk
submitted by ernsthemingway to u/ernsthemingway [link] [comments]


2020.06.29 09:13 nenuFare Mi aportación al rincón del artista!

Post inicial.
Seguramente poca gente participe y esto a pocos le importe pero yo como persona que dijo de hacer esto voy a cumplir y mostrar lo que he hecho esta semana con el tema de los pecados capitales.
Me ha costado mucho porqué quise salir de mi zona de confort y hacer algo mucho las realista. Mi estilo de escritura es pomposo y casi idílico, por lo que lo que hice me da ganas de rellenarlo de metáforas, palabras rimbombantes y largas descripciones. Pero no se puede, este texto va sobre una carta de un chico asustado y encerrado por días así que no debería see ni coherente, ni estar adornado por bonitas palabras. En fin... No estoy orgulloso de esto pero igualmente lo enseñó.
[TRIGGER WARNING: tiene contenido explícito, si no soportas este tipo de materiales por favor no lo leas]
“Querida madre: No sé porqué me atrevo a escribir está carta pero, así lo hago, peor aún si es probable que no leas esto... ¿Sabes todo lo que ha pasado estos días?
Todo comenzó cuando llegué a la iglesia. El camino había sido frío y peligroso, lleno de lúgubres vegetaciones y rocas que muchas veces se entorpecían a las ruedas del carro donde yo iba. Casi como si esos pedruscos estuvieran avisándome de que debía dar media vuelta y jamás entrar en esta iglesia. Pero llegué y entre en la zona verjada, el sitio está abandonado por el exterior. Al inicio pensé que sería una mala broma pero no lo era. ¿Cómo se puede creer que un edificio con la cruz rota, las hiedras trepando y el césped tan alto como un gigante sea atractivo? Realmente el aspecto exterior de mi nueva residencia estas semanas iba ser horrorosa, una jungla que solo he explorado un par de veces y que está llena de pecados dolorosos que arañaran tu piel haciéndote sangrar.
Cuando pisé por primera vez este alocado jardín delantero, como ya te dije con hierba tan alta y espesa que no puedes ver lo que hay a tu alrededor cuando te adentras en ella, me perdí. El vago sendero que se marcaba por un césped mucho más marchito y sin ninguna hierba alta se fue de mi vista en algún mi momento y acabé asustado en medio de la marea verde salvaje que era la hierba. Camine a ciegas, intentando ver el cielo todo lo que podía en un intento fallido de no perderme, en orientarme. No funcionó. Acabe incluso más desorientado y cuando pensé que aquella marea de hierba podría incluso ser infinita vi un claro donde un hombre vestido con sotana estaba de espaldas a mi dirección. ¡Había encontrado a uno de los hermanos que vivirían conmigo! Madre, no sabes la felicidad que eso me provocó. Ya no estaba perdido, estaba con alguien que me ayudaría a salir de ese lugar.
El hermano que vi se llamaba Narciso, y convenientemente cultivaba narcisos en ese mismo instante, cuando agotado pero feliz de verle me acerqué con la respiración pesada. Recuerdo que la charla que inicialmente tuvimos, en la cúal me dijo su nombre, fue bastante superficial. Hablamos de la espesa hierba y sobre mi llegada mediante el salvaje camino, pero el hermano siempre terminaba alabando sus flores por lo que terminé esa conversaicón muy pronto. Era extraño pero lo deje pasar por la euforia de verme capaz de salir de ese laberinto asfixiante de hierba verde.
Me ayudó a salir, no dijo ninguna palabra en el momento y un camino perfectamente construido entre la hierba se dejó ver mientras él se dirigía a él. Me quedé impactado en ese momento. ¿Como había podido ignorar la presencia de tan bien acicalada ruta y haberme perdido en la marea alrededor? De verdad que me encontraba perplejo mientras seguía los pasos elegantes y lentos del otro hermano.
Me llevó dentro de la abadía y el sonido de nuestros zapatos rebotó por todas las paredes. El sitio estaba pulcramente limpio y estéril de mobiliario. Estaba cansado del viaje y desaproveche mi única oportunidad de ver el contenido de las zonas comunes de la casa. Le indique al hermano de mi necesidad de ir al baño, intenté hacer mis necesidades cuando había estado entre las hierbas pero el remordimiento de hacer mis heces en el patio frontal de mi futura vivienda me lo impidió. Narciso fue muy amable, conduciendome a través de un sombrío y estrecho pasillo hasta un pequeño baño donde solo habían un retrete, una pileta y una bañera con una cortina que me impedía ver si había agua dentro de ella. Él se marchó, diciendo que debía seguir cuidando de sus queridas flores y que yo podría rondar por el lugar mientras no fuera la hora de la comida. A esa hora todos se dirigieron afuera donde almorzarían juntos antes de retomar sus santas actividades. Se me helaron los pelos, por alguna extraña razón cuando la puerta se cerró y me dejó lo que aparentaba estar solo.
Estaba algo nervioso tras su marcha. No soy un hombre miedoso, eso lo sabes mamá, pero el paradigma de encontrarme solo en el desconocido y extraño lugar me aterro por unos segundos. Igualmente, aún con esos intensos sentimientos me atreví a levantar la tapa del baño y decidí hacer aquello por lo que venía. Me baje el pantalón y pude al fin sentirme más ligero. Deje que es estrés y angustia que aquel lugar y aquel hermano me provocaron desaparecieran por un instante antes de levantarme y limpiarme con el material que habían dejado al lado. Estaba de espaldas al retrete y enfocado en mi labor por lo que cuando termine con esta y me gire, una imagen horrenda apareció frente a mi.
Un hombre, parecía ser muy mayor y tener los rasgos sumamente marcados. Estaba de cuclillas frente al retrete, su cabeza completamente metida en el agujero y ruidos morbosos de estar alimentando salían de su boca. Aquel hombre estaba comiendo mis heces, las estaba engullendo como un completo festín que arañaba lo esquizofrénico y el movimiento compulsivo. No podía parar y no lo hizo hasta que de la porcelana blanca sucia solo quedaron lineas de materia marrón. Él se levantó y se giró, pude ver bien su cara. Sus ojos brillaban con fuerza, felices y alegres mientras una sonrisa casi agradecida aparecía en su demacrado y arrugado rostro. Uno en el que aún quedaban restos de su anterior alimento, los cuales quitaba con una larga lengua que dejaba marcas brillosas de saliva allá donde elimina residuos marrones.
Sentí ganas de vomitar y en un instinto casi natural salí corriendo, incapaz de seguir observando el perturbador rostro de ese hombre. Sobrelleve mis manos a la boca y ahogue el impulso de echar la verde bilis por mi fauce. Corrí tanto como mi pesada ropa y mochila, mis cansadas rodillas y mi angustioso y vomitivo estado me permitieron, buscando encontrar el lugar más alejado de aquella persona en la casa. Por un momento pensé en Narciso, un solo segundo que más próximamente me mataría. No sabes cuanto me arrepiento, madre, de haber pensado en ese desalmado con nombre de flor.
Era cuestión de tiempo que fuera hora de comer y yo aún seguía corriendo por la casa, atemorizado de ver al anciano perturbado. Supongo que fue el destino, o la maligna mano de Dios la que me llevó a las cocinas de la casa. Algo en mi estómago se removió por extraño que pareciera y termine por llenarme de coraje y entrar en aquel lugar. Estaba desierto, una olla grande de cobre estaba hasta arriba de lo que parecía ser un guiso mientras al lado yacía una tabla de cortar con pequeños pedazos de carne colocados al extremo contrario de donde estaba el cuchillo que seguramente los habría cortado. Recuerdo ese detalle a la perfección, un detalle que escondía un grave trasfondo siniestro.
Me aventure e incluso me acerque a la olla, cuando estaba por probar la comida una voz me sorprendió. En la sala había otra persona, por primera vez una mujer. Llevaba un traje de monja y su cara era rechoncha, se notaba bien que se alimentaba con suficiencia. A los segundos aprecio otra mujer, está era delgadas e incluso parecía estar en los huesos. Las dos eran monjas y pensé que quizas podrían explicarme algo de lo que me pasó en el baño pero antes siquiera de poder decirles algo, me vieron y me sujetaron de un brazo y me arrastraron fuera de la cocina, dirección a una sala anexa que no pude ver debido a que se encontraba a oscuras. Comenzaron a cuchichear fuera de donde yo estaba y en algún momento el ruido del filo de un cuchillo sonó. Me llene de terro y juro por ti, madre, que temí por mi vida. Las luces se encendieron y el lugar se dejo ver. Si antes temía por mi vida ahora de verdad que me planteé el hacer mi último rezo. Las estanterias, de lo que en un pasado fue la despensa, ahora estaban llenas de tarros con organos humanos en un extraño líquido que parecía simular a la salmuera. La mayoría de esos despieces que por el tamaño solo podian ser partes de cuerpos humanos, eran corazones. Las dos monjas se acercaron de la posición en la que estaban antes, en el marco de entrada al lugar. El cuchillo brillante y visiblemente bien afilado reposaba en la mano derecha de la mas gordita. Estaba lista para convertirme en trocitos y... Seguramente usarme como ingrediente para un hirviente guiso.
No sé si fue Dios que se apidió de mi o fue la mas misera suerte, pero el sonido de la tapa de la olla caerse sonó. Obviamente la comida dentro de la olla había comenzado a desbordarse debido a la temperatura superior a la necesaria para cocinar el plato. Ambas mujeres corrieron, incluso dejaron caer el cuchillo y yo me avalance a sujetarlo con mis manos. Me protegí y pude escuchar entonces como ambas se gritaban entre ellas y por primera vez entender algo nitdidamente en sus dialogos. Una se llamaba Jilito y la otra Pomme.
Estuve minutos pegado a una pared, con mis manos apretando tan fuerte el mango del cuchillo que comenzaron a doler. Ninguna de las dos vino, seguían en la cocina porque podía oírles mover cosas. Hubo un momento donde pensé que vendrían, escuche sus pasos muy cerca. Contuve el aliento y cuando pensé en que tendría que acabar con la vida de una persona una campana sonó segundos después de que los pasos pararan. Estaba en el lado contrario de la pared. Espere minutos de nuevo en mi lugar, la persona que había tocado la campana había vuelto a sus labores. Hubo un momento donde se escucho un carro moverse y cuberteria sacarse, supe de inmediato que estaba pasando. Era la hora de la comida. Podría volver con el único que parecia normal en este lugar que era Narciso. Algo en mi se tranquilizo y con una valentia desconocida salí de mi escondito y asome la cabeza. La gordita y la delgada estaban saliendo del sitio con lo que parecía ser comida para ochos. Les seguí, estoy seguro de que sabían que yo iba detras de ellas, aprovechando la mala y escasa iluminación de la construcción.
Salieron de la casa y aunque fue un sendero tormentoso para mi, puesto todo lo que había ocurrido, les imite y termine por salir de la casa. De nuevo estaba en el jardín frontal y grande fue mi sorpresa cuando toda la verde y gigantesca hierba estaba consumiendose en circulos de fuego que se entrecruzaban como foguera provocada ya casi muerta. Había una mesa y en ella estaban cinco personas, había caras conocida. Estaba Narciso, lo cúal me calmaba, pero también estaba el insano del baño.
Fue por la intensa mirada del primero nombrado que siquiera me atreví a seguir dando pasos y unirme junto a las dos monja a la mesa. Me quedé sentado entre dos completos desconocidos, estos dos también vestidos con sus trajes religiosos correspondientes. Una era monja de muy bellos atributos, y otro era monje de seria y recta cara, con la nariz ligeramente torcida.
En la mesa se presentaron dos platos, en uno de ellos había hostias consagradas (lo cúal me parecio de muy poco respeto por parte de personas creyentes como las que me rodeaban) y en el otro aquel guiso que Dios sabe que jamás metería la cuchara en él. Rezaron brevemente y comenzaron a comer, todos tenían un ritmo y un estilo diferente. La mujer gordita parecía desesperada por el alimento y se tomó casi tres platos llenos hasta arriba. Narciso parecio lleno con solo la mitad del plato, dejando el sobrante en el mismo. El hombre del baño, que ahora si llevaba un hábito puesto comió el plato entero, limpiando con la lengua los restos. La mujer delgada casi no probó bocado, solo tomando el líquido con una cuchara que no parecía relucir por su limpieza. Las otras tres personas que no conocía comían con calma, uno de ellos casi parecía llorar por cada bocado que tomaba.
En el momento en el que todo terminaron de comer, habrían pasado unos treinta minutos desde que habían comenzado, comenzaron a hablar en un idioma que no pude entender. Todos hablaban al mismo tiempo, tan confuso por la lengua y la rapidez con la que pronunciaban cada sonido que no me fije que la única persona que no hablaba era la monja a mi lado. Ella estaba asborta mirando al punto medio de mis pantalones de una forma que parecia una niña pequeña en el descubrimiento de aquello que se encuentra entre sus piernas. Unas manos aparecieron de los sobrantes de sus mangas y delicadas y femeninas rodearon mi pierna, tan provocativamente que me cuestioné que tipo de monja practicaba castidad de ese modo. Antes siquiera de que pudiera quejarme sus uñas, que hasta ese momento no había notado y eran sumamente largas, se clavaron en mi pierna y mis venas comenzarona chorrear con fuerza mientras mi mente parecia ser teletransportada a otro universo.
La mente se me volvió roja, mientras pequeñas flores de narcisos, corazones amputados y heces caían como si fueran pétalos de cerezo en la primavera japonesa. Mis oidos pitaron y luego el dulce sonido de una nana en el mismo idioma en el que las personas de la mesa hablaban comenzó a rondarme como mosca que vuela sobre carne muerta. Me sentí aturdido y volando, mientras que un calor abismal me rodeaba. Estaba tan confundido como cuando me perdí entre la hierba, tan asqueado como cuando ese hombre se comió mis heces y tan aterrado como cuando aquellas monjas quisieron descuartizarme vivo. Pero sobretodo, me estaba desangrandome y eso fue lo que me llevó de nuevo a la realidad.
Mis ojos volvieron a enfocar cuando un dolor mayor apareció. Cuando el espectaculo rojizo desapareció la imagen de una ensangrentada pierna se vió. La parte de mi pierna, de rodilla para abajo había sido amputada y eso es lo que le había devuelto a la realidad. Quise gritar de dolor pero, tal era ese dolor, que no pude. Me llevé mis manos a la boca pero inevitablemente vomité esta vez. Pasaron minutos mientras el dolor parecia adherirse y hacerse sencillo de sobrellevar, durante todo este tiempo mi sangre brotaba maligna de la zona cortada. Cuando al fin el dolor fue aguantable debido a la insistencia del mismo por quedarse y no desvanecerse pudo observar una grotesca imagen frente a mi.
El monje de cara seria deboraba mi pierna sobre la mesa, a cuatro patas y como un puro animal con rabia. Estaba colerico mientras la monja que le había clavado sus uñas trataba de arrancarle la parte arrancada. La monja gordita disfrutaba lamiendo los dedos de mi pie como si fuese un plato delicatesse y la delgada parecia muy intereseada en la pelea del monje serio y la monja de uñas largas. Narciso reía mientras usaba la sangre derramada por toda la extensa mesa como vino, algo en mi corazón se rompió mientras veía eso.
El resto pareció importarme poco al saber que no era libre, que nadie me apoyaría tras saber que Narciso no estaba interesado en ayudarme, sino al contrario que disfrutaba del morbido espectaculo que habían formado gracias a mi costa. Quise llorar y lo hice, sin saber que el monje frente a mi, ese que pareciera llorar por cada mordisco que dió mientras comían, respondió violentamente ante mi acción. Se volvió loco y saltó de su sitio, agarrando las hostias sagradas y cortando su piel tan rapido y tantas veces que solo pude perderme cuando un mar de sangre caía por sus antebrazos. Todo estaba rojo mientras el se cortaba con aquel pan seco, mientra el monje de cara seria devoraba una de mis extremidades inferiores, mientras la monja de uñas largas trataba de arrebatarsela y mientras el dúo de monjas sádicas disfrutaba de los despieces que los dos que peleaban dejaban. Sobretodo, todo se volvió rojo cuando Narciso lanzó su copa de vino llena de mi propia sangre en mi dirección y la oscuridad me abarcó, estallando en negro con tanta intensidad como la copa que me reventó en la frente, dejandome insconsciente.
No quiero preocuparte madre, pero desde ese incidente he estado encerrado por esas personas. Me desperté en la habitación en la que actualmente te escribo y hace unos minutos la mano de Narciso dejó estas hojas y esta pluma con tinta. Me mandó que escribiera todo lo ocurrido y luego dejará la carta al lado de la puerta. Dicen que te van a enviar esto, dudo de la veracidad de sus palabras pero, madre, estoy tan desesperado que ni la fé ni rezar sin parar todo el día pueden darme esperanzas de vida. Han curado mal la amputación y poco a poco se está volviendo verde algunas zonas. Me estoy muriendo y yo solo quiero decirte que te aprecio y que porfavor, jamas te acerques a está casa del infierno.
Con cariño, tu hijo Esaú."
submitted by nenuFare to jaimealtozano [link] [comments]


2020.05.16 02:32 ffuentes Explicar el estallido social al mundo

En un hilo de chile me preguntaba ¿cómo explicarle el estallido social a alguien que quizás no sepa demasiado sobre Chile? y simon133000 me sugirió la idea loca de escribir un libro. Por un lado la idea es súper loca porque como siempre he dicho los chilenos somos súper quedados pero curiosamente los recursos están. Imprimir un libro no es caro (o al menos no como yo pensaba y hay impresión bajo demanda, etc), profesionales de la historia, el periodismo, e incluso algún sociólogo por ahí están en el universo de chile y escribir no es demasiado complejo (investigar, quizás un poco más). Lo único que se necesitaría de verdad es tiempo y voluntad. (EDIT: Además hay muchas perspectivas, indígenas, femeninas, sexualidades, edades, de clases sociales distintas que están aquí).
Será una buena idea? De todas maneras yo le di algunas vueltas y me pareció que varios profesoinales pueden tener distintas visiones y hacer una especie de trabajo coral que no sería demasiado pesado para nadie pero que podría resultar en una sinergia bonita.
Supongamos que tienes a un amigo, un/a polola/o o un/a compañera/o al que le queremos contar qué pasó en Chile el 18 de octubre. Probablemente podríamos hacerlo a la rápida en una breve explicación pero él o ella no tiene el contexto histórico/social que tienes tú o yo. Cómo le explicas a alguien de Texas, acostumbrado a otras lógicas que en Chile la desigualdad es un problema. A un argentino o a una mexicana le tienes que explicar que la educación superior no es un derecho o un servicio que se da por sentado. A un español todo el tema del comercio ambulante. A una mujer cómo es ser mujer en Chile. Cómo se trata a los indígenas? En suma, todo lo que nos llevó aquí.
Acá en Reddit he conocido harta gente de uno a uno que me han preguntado: Oye y cómo es vivir en Chile? Cómo es el día a día? Etc. Me imagino que a ustedes les ha pasado también. EDIT: Y por supuesto también me preguntan "y por qué protestan?"
No sé, yo estoy pensando en contactar a ciertos redditores de escribir un libro en conjunto, nada con expectativas Baradit pero con la expectativa de ser algo simple, bien hecho, ojalá breve y que cumpla el objetivo. Pero primero me gustaría saber qué creen.
submitted by ffuentes to VivimosEnUnaSociedad [link] [comments]


2020.05.09 05:47 Packandreita LEEAN ESTO🔥🔥🔥

Les cuento que estaba relax en el mueble de mi casa el martes pasado, cuando a eso de las 8 de la noche me llega un mensaje por el buzon del OnlyFans... Era nuestra chiquilla preguntandome si estaba interesado o no en lo que habiamos conversado sobre los packs explicitos. Basicamente le comente que si estaba interesado en que hicieramos negocios pero a otro nivel, y que mas que ver sus fotos me gustaria invitarla a cenar para conocerla, en un restaurant-lounge muy famosillo entre las empresarias VIP de estas tierras, solamente como amigos (que si queria podia llevar compañia), pero que de todas maneras le iba a pagar lo que me costaba el pack, para que supiese que hablaba en serio. Note como ella se tardo un poco mas de habitual en responder luego que le dije eso, pero al cabo de unos minutos me dijo que le parecia super, y que podiamos vernos el jueves en la tarde-noche. Les confieso que no esperaba esa respuesta, sino el tipico "jajaja puede ser" que ya me habia soltado en ocasiones previas... Pero bueno, uno a veces en la vida esta mas lechuo que otras, asi que cuadramos bien la cita... Llegada la ocasion, me encontraba yo mas nervioso que la verga y sentia que todo habia transcurrido mas rapido de lo previsto, como quinceañero a punto de tener su primera cita a ciegas. Para mi mayor sorpresa, desde lejos reconozco de una el monumento de mujer entrando por el pasillo hacia la mesa que habia elegido meticulosamente en un rinconcito apartado del restaurant, pero venia sola! La saludo con un besito en la mejilla tratando de que no se me notara que me temblaban las piernas y procedo a ayudarla con la silla para que tomara asiento. Le pregunte que deseaba tomar, pero yo previamente ya me habia llevado mi botella de Buchanans 18 Años y, como parte de mi elaborado plan, la habia dejado perfectamente visible para que ella supiera, como no, que era un pantallero con billete, capaz de bajarse sabroso de la mula (obviamente no lo soy, asi que lo que hice fue llevarme la botella desde mi casa y pagar alla solamente el descorche). Pedimos su bebida, comenzamos a conversar y no perdi oportunidad para sutilmente hacerle llegar informacion sobre mis numerosas inversiones y lo estresado que me tiene la situacion del pais, ya que las ganancias este año no habian estado a la altura de los años anteriores. "Fijate tu lo vacio que esta el restaurant, cuando antes, este mismo dia y a estas horas, no cabia un alma mas, y la gente ya estaba haciendo fila afuera para poder entrar"... "No se consiguen los repuestos para la camioneta, todo hay que estarlo pidiendo en el extranjero y trayendoselo por empresas de envios"... "Antes viajaba todos los fines de semana a Los Roques, a Aruba, a Punta Cana, y en el aeropuerto uno se encontraba un poco de conocidos. Ahora lo que da es tristeza"... Fueron algunas de las perlitas que le fui soltando a lo largo de la conversacion. Tambien aprovechaba de preguntarle esporadicamente sobre sus cosas, pero obviamente no le estaba prestando demasiada atencion a sus respuestas, ya que estaba concentrado en no dejar la vista fija por mas de 5 segundos en las inmensas tetas que se asomaban a traves de una blusita transparente (debajo de la cual tenia un sosten negro que lucia algo costoso, por supuesto). Total que, para no hacerles el cuento mas largo de lo debido, al acercarse el momento de retirarnos le sugiero que no es necesario que gaste dinero en taxi para irse, que yo podia acercarla hasta donde se dirigiera luego de alli, y que la situacion estaba sumamente insegura en la ciudad a esas horas. Conmigo se iria mas segura que boveda de banco central, ya que andaba en camioneta blindada. Pues señores, dejenme decirles que esta debe ser la semana mas afortunada de mi vida, porque la demonia acepto sin chistar! Pido la cuenta, y nuevamente como parte de mi plan, le pregunto al mesonero si es posible pagar con dolares en efectivo, y que si la propina tambien la podia dejar asi. Por supuesto que la respuesta ustedes ya se la imaginaran, asi que procedo a sacar de una bonita cartera negra LV de cuero que utilizo para ocasiones especiales, par de billetes con la efigie de un tal Benjamin Franklin, diciendo al mismo tiempo "dejalo asi" y entregandole en las manos al mesonero otro billete doblado y no visible junto a la expresion "esto es para ti". Me despido de todo el que se atraviesa en nuestro camino hacia la salida como si los conociera de toda la vida y cuando llego al tipo de valet parking, le entrego el ticket de estacionamiento junto a otro billetito verde doblado y la misma frase pretenciosa. Por un instante me quedo congelado apreciando como ese par de monumentales nalgas, metidas en un pantaloncito de cuero a punto de explotar, se dirigen hacia el puesto de copiloto de mi flamante y fiel camioneta, previa ayuda (desinteresada?) de los zamuros del valet parking, quienes deben haber pensado que acababan de traerle el carro a un narco pesado, no tanto por el vehiculo, sino por la diosa que se estaba montando en el... Procedo a montarme yo tambien, le pido destino a Andreita y nos enfilamos hacia la direccion indicada. En el camino retomo el tema de las fotos sin censura que me ofrecio y le pregunto que por que no aprovecha semejante belleza para apuntar mas alto en el negocio, que con esa figura que posee, podria facilmente hacer mucho mas dinero que el que esta consiguiendo actualmente, y que conozco varios hombres de negocios, amigos mios, que estarian dispuestos a pagarle lo que pida con tal de poderla apreciar como Dios la trajo al mundo... "Jejeje, mi amor, es que yo eso ya lo hago desde hace tiempo" me responde al tiempo que trato de no chocar y de recoger la mandibula que se me acaba de caer al suelo de la camioneta, y antes de que yo pudiera siquiera balbucear cualquier comentario adicional, me lanza la estocada final diciendo "cualquiera que me quiera conocer de manera mas intima lo puede hacer, yo cobro mil dolares la hora"... Como se imaginaran, no terminamos en la direccion dada originalmente sino en un establecimiento de descanso familiar denominado "California Suites". Entramos a la suite alquilada por mi (por toda la noche, aunque ella se iba a ir al cabo de una hora), me dice que le de unos minutos y se encierra en el baño. Yo por mi parte me despojo de mi vestimenta en menos de 5 segundos y voy llenando el jacuzzi de la habitacion con agüita agradablemente caliente, aun sin poder creer por completo que eso me estuviese pasando a MI... La imagen de ese caramelo saliendo en ropa interior del baño y preguntandome si queria que se metiera conmigo en el jacuzzi, es algo que JAMAS se va a borrar de mi memoria... Muchachos, yo estaba literalmente en shock cuando se metio en el jacuzzi, se sento a mi lado, me dejo tocarle esas inmensas tetas que porta y ni se inmuto cuando comence a acercar mi boca hacia esos pezones paraditos. Sentia que en cualquier momento iba a eyacular sin remedio alli mismo y ella ni siquiera me habia tocado el machete. Les confieso que no se cuanto tiempo pase pegado como chivito a esas tetas, pero cuando vuelvo en mi, escucho que me dice "levantate" y me pide que me siente en el borde del jacuzzi. Lo unico que pude hacer antes de que mi güevo entrara en la boca mas suave, delicada y deliciosa que ha pasado por mi vida, fue clavar mi vista en uno de los multiples espejos que adornan la habitacion, ver semejantes nalgas rebotando al ritmo que me lo mamaba y fue entonces cuando un pensamiento perturbador invadio de coñazo mi mente: "sera que esto es un sueño?" Dejame pellizcarme pa ver... Hermanos, nunca, pero NUNCA en la vida hagan eso, porque si estan efectivamente soñando, van a agarrar la arrechera mas malditamente grande de este mundo cuando se despierten, COMO ME PASO A MI!!! Todo era un sueño, de esos que uno tiene pocas veces en la vida, y en los que desearia quedar atrapado para siempre tipo Inception... JAJAJA! Asi que ya saben. Postdata: para los que llegaron hasta aqui por el comentario del panita jodedor @Mrbirthmarks en el otro post, lamento decirles que eso tampoco es verdad, se trata de una desalmada fake news. El simplemente los queria trolear, y yo tampoco los iba a dejar pasar lisos dada la oportunidad, jajaja! Buenas noches, yo tambien los amo...
submitted by Packandreita to Andreitax_Garciaa [link] [comments]


2019.12.18 12:39 LauraGonz Tatuajes de flores en el vergel del cuerpo femenino

Tatuajes de flores en el vergel del cuerpo femenino
Durante muchos años, los tatuajes han sido indicativo del paso de la niñez a la mujer, del poder femenino y de la belleza femenina.

Un poco de historia del tatuaje en las mujeres

Casi una cuarta parte de las mujeres australianas tienen ahora tatuajes, una tendencia que algunos atribuyen a la influencia del feminismo. Lo que me parece interesante es que la integración del tatuaje femenino en Occidente finalmente ha alcanzado una práctica que tiene miles de años de antigüedad.
Se han encontrado momias egipcias antiguas con tatuajes. Las mujeres tracias fueron representadas con tatuajes de "manga" en sus brazos en floreros griegos del siglo V a.C.
En la cultura tradicional maorí, la hija mayor de las familias de élite era tatuada como parte de una ceremonia sagrada.
También he estado investigando motivos abstractos pintados en esculturas femeninas desnudas de Cycladic, las cuales, en mi opinión, son evidencia de que las mujeres fueron tatuadas en las islas Cycladic en Grecia a principios de la Edad de Bronce (ca. 3000-2000 a.C.).
Sea como fuere los tatuajes para mujeres es algo que no viene de ahora sino de miles de años. Aunque obviamente ha ido evolucionando con el tiempo.

Tatuajes de flores femeninos

Los que más me gustan a mi son los tatuajes de flores para mujeres, son mis favoritos.
Los hay de margaritas, rosas, girasoles, flores de loto se usan mucho también. Es como tener una parte de la naturaleza además muy bonita en tu piel, la diferencia es que no es etérea como una flor si no que permanece esa belleza en tu piel para siempre.
¿Y a vosotros os gustan los tatuajes de flores?. ¿Cuales son vuestros favoritos?

Tatuajes de flores en las mujeres
Espero que os gusten también los tatuajes por favor opinas sin problema.
Saludos a todos
Laura
submitted by LauraGonz to u/LauraGonz [link] [comments]


2019.08.13 21:55 ldom22 Vacante solo para mujer en empresa de IT...

Es real: https://www.linkedin.com/jobs/view/1411639748/?fbclid=IwAR2ugXahDcbz38NcBh7AlxXX3ZNAz5ABijsZT_sH6o7wqyGYsqsuWmEou1o
El texto (por si lo borran):
Habilidades de comunicación y seguimiento
Seguimiento con el equipo de desarrollo. Inglés intermedio (Capacidad para redactar y leer documentación) Manejo de herramientas de seguimiento (jira, asana, etc), U so de metodología:, Scrum, Agile Conocimiento del ciclo de vida de un proyecto Excelente presentación ( En este tema por ser una área en donde predominan los hombres necesitamos equilibrar por lo cual te requiero que sea una mujer, de preferencia con un carácter agradable, delgada y bonita (sé que es subjetivo), se lee un poco un poco extraño este punto sin embargo lo menciono ya que entre más ya especificaciones tengas te hare trabajar menos, la verdad queremos darle frescura al área con tanto hombre programador ya te imaginaras como estamos en el área.
submitted by ldom22 to mexico [link] [comments]


2019.08.12 23:17 CobaltOne Oferta de trabajo en GDL, siglo XVIII, digo XXI

"Excelente presentación ( En este tema por ser una área en donde predominan los hombres necesitamos equilibrar por lo cual te requiero que sea una mujer, de preferencia con un carácter agradable, delgada y bonita (sé que es subjetivo), se lee un poco un poco extraño este punto sin embargo lo menciono ya que entre más ya especificaciones tengas te hare trabajar menos, la verdad queremos darle frescura al área con tanto hombre programador ya te imaginaras como estamos en el área." https://www.linkedin.com/jobs/view/project-manager-guadalajara-at-startpoint-mexico-1411639748/
submitted by CobaltOne to mexico [link] [comments]


2019.02.08 11:36 etarrago Hablando de machismos ...

Hablando de machismos ...

Pintura de fabián Pérez
08 febrero 2019
“Tomamos unas copas en ese local de la Playa, luego me dijo que si quería acompañarla a casa que su marido estaba de guardia. Le ataqué a la segunda copa y cuando ya estaba en deshabillé, pero al principio, si bien fue muy receptiva, luego se echó atrás, sí, me dio por cogerla como un saco, me la eché al cuerpo y andando como un gladiador me la estaba llevando al dormitorio y, entonces, como una verdadera “fou”, va y me dice … No Antoine, no, ahí, no, que esa es la cama donde duermo con mi marido. Y me empezó a bofetear y a chillar, todo al mismo tiempo, hasta que, como pude, me fui por la ventana pues los chalets del entorno empezaron a encender luces. Con las prisas me caí por las rocas, pues esa zona del Cabo es muy bonita pero “très dangereux”. Acabé en el Hospital de San Juan, a eso de las tres de la mañana y aquí estoy”.
Tener amigos golfos es siempre un lujo poco valorado y si no lo es, es algo que no sabría como llamarle, pero que en todo hombre, curiosamente, resulta tan necesario como virtual.
Leonor, (la más veterana de nuestros cafés de madrugada), que, como todo el mundo sabe, no se pierde una, pues tiene un oído mas largo que un discurso de Maduro,, se acerca a mi, cuando ya se ha ido Antoine a calentarle el ego a la otra, y me dice:
– “No me imagino, Enrique, a una mujer contando esta historia”. ¿Por qué? – “Porque cuando la cuenta un hombre lo hace en clave de hazaña, pero si lo cuenta una mujer todos dirían y/o diríamos, que es una puta”. – No obstante, Enrique, ya sabes aquello que se cuenta: “De la Misa no te creas la mitad” … ay, hombres.
submitted by etarrago to es [link] [comments]


2019.01.10 03:10 stefanychar2019 LOS MEXICANOS TIENE MAL GUSTO 2019 PUBLICADO POR STEFANY CHAR www.modachar.com

LOS MEXICANOS TIENE MAL GUSTO 2019 PUBLICADO POR STEFANY CHAR www.modachar.com
POR QUE LOS MEXICANOS TIENE MAL GUSTO MIRA TU MISMO POR QUE TIENE MAL GUSTO ESTAS SON LAS FOTO
NO SOLO TIENE MAL GUSTO

Las personas "feas" deben aguantar estas 8 discriminaciones

https://psicologiaymente.com/social/personas-feas
VIvimos en una sociedad discriminadora, y las personas feas deben aguantar ciertos estereotipos y agravios respecto a los individuos con un aspecto físico...

Videos

📷9:46¡Top 10 FEAS en Pantalla que Son BELLAS en la Vida Real!WatchMojo EspañolYouTube - 11 mar. 2017📷3:27Las 50 personas más feas y feos del mundo 2015. Hombres y mujeresTomaVideoYouTube - 4 mar. 2015📷3:08¿POR QUÉ EXISTEN PERSONAS FEAS? ¡RESPUESTA!AteismoBrillanteYouTube - 9 dic. 20155:06La fortaleza de 'la mujer más fea del mundo' - Primer ImpactoUnivision NoticiasYouTube - 20 nov. 20131:16PERSONAS MAS FEAS Y HORRIBLES DEL MUNDO !!!jpYouTube - 25 jul. 20133:2623 Personas normales que eran FEAS y ahora son MUY HOTLo Más ViralYouTube - 10 dic. 20157:19Gente FEA vs Gente BONITALuan PalomeraYouTube - 17 mar. 20183:01Top 24 personas mas FEAS del mundo FAILTUBEFailTubeYouTube - 14 abr. 20154:40Las 20 personas Famosas más feas¡ RespondaLandia !YouTube - 28 jul. 20161:56Mujeres Más Feas del MundoHoreandoYouTube - 14 mar. 2015

Resultados de la Web

Gente que era fea nos cuenta cómo la tratan ahora que es guapa - VICE

https://www.vice.com/es/article/kzg8na/gente-fea-que-ahora-es-guapa-antes-y-despues
15 dic. 2017 - En el instituto, a Dani Pearsall la llamaban “la dragona”. Su carácter ambicioso y su ímpetu hacían que los otros compañeros de clase la vieran ...

NeoFronteras » ¿Por qué hay gente fea? - Portada -

https://neofronteras.com/?p=841
2 abr. 2007 - A la hora de elegir pareja nos guiamos por el atractivo de la otra persona. Esta selección se da sobre todo cuando las mujeres eligen a los ...

Lista: top 10 Personas feas

https://listas.20minutos.es/lista/top-10-personas-feas-298835/
15 ago. 2011 - UN recopilado de las 10 personas mas feas en internet Si tu foto o la de tu novio o novia no aparece ya la hiciste.

Las personas feas ganarían más dinero que los atractivos

https://www.dinero.com/empresas/articulo/las-personas-feas-ganarian.../257653
24 abr. 2018 - El mito que ronda en el planeta Tierra es que las personas entre más atractivas son más exitosas y, por ende, ganan más dinero que las que ...

Personas feas Noticias económicas de Personas feas - Dinero

https://www.dinero.com/noticias/personas-feas/9520
5 jun. 2018 - Noticias de Personas feas, Imágenes, Fotos, Galerías y Videos de Personas feas. Comercio y Negocios en Colombia y El Mundo.

Búsquedas relacionadas con personas feas

personas feas muj

submitted by stefanychar2019 to u/stefanychar2019 [link] [comments]


2019.01.02 15:16 radiofan15 An introduction to Natalia Lafourcade, the Mexican star that's closing the gap between pop, traditional and alternative music since 2002

Once upon a time (like a couple of weeks ago), Anthony Melon Fantano called a certain Mexican album his 4th favorite of the year (and one of the songs on said album as part of his top 10 of 2018), and now me and the fabulous u/stardustanddinos have teamed up in an effort to shine a light on the artistry of this talented and acclaimed performer, now that popheads has started to embrace Spanish music with the success of ROSALÍA.

Who's Natalia?


https://preview.redd.it/tqbn49jpqy721.png?width=1920&format=png&auto=webp&s=81560725885fa7579fc3a1c20940ba9fc1f4029f

María Natalia Lafourcade Silva, better known as Natalia Lafourcade, is a Mexican singesongwriter, and has enjoyed an acclaimed & successful run in the Latin pop/rock scene. Most of you probably know Natalia from the song Remember Me from Coco, which bagged the Academy Award for Best Original Song last year. She has 2 Grammy Awards and 11 Latin Grammys to her credit. With a beautiful lyric soprano voice and an ear for catchy and rich melodies, Natalia’s work is a delightful mosaic of influences, and makes for very enjoyable listening.
P.S. u/stardustanddinos don’t speak or understand Spanish (!), but her music made “[me] realize that music really doesn’t have boundaries, its spirit really does transcend”.

Some Wikipedia-sourced biographic info

Native from Mexico City but raised in the coastal state of Veracruz, Natalia comes from a background of artists: her father is Chilean multi-instrumentalist and prestigious musical teacher, her mother is a pianist and her uncle is a best-seller author and journalist; with this background, it’s no surprise she was pushed into becoming a musician since an early age, as she sang in a Mariachi group when she was ten, and studied painting, flute, theater, music, acting, piano, guitar, saxophone and singing, all in middle school.
Learning how to play the piano with a method created and adapted by her own mother to help her rehabilitate through music following a head injury from being kicked by a horse, Natalia showed some predisposition to the pop scene (she famously imitated/emulated popstar and subsequent human trafficker Gloria Trevi) and the traditional folk/bossa nova that was popular among several subsectors in Veracruz.
She would then move back to Mexico City to strengthen her musical career.

Discography


https://preview.redd.it/p2fz3jxrqy721.jpg?width=1021&format=pjpg&auto=webp&s=8cbb065fab95b57868843b6b34e6e2c49c0c21d4

Early Releases
Natalia got her start as a part of a short-lived girl group called Twist in her earliest days (she was just 14), with a very 2000s vibe. Late Mi Corazon is one of her songs from then. The definitive beginning of her career, however, was with her self-titled debut.
Natalia Lafourcade (2002)

https://preview.redd.it/ip8ycqtnuy721.jpg?width=4000&format=pjpg&auto=webp&s=438033f59e42c75bfb4c75c697ff7aa41aef1616

Natalia's proper debut album saw her delve into a more standard pop-rock territory with some bossa nova and folky influences creeping into the album. Nominated for a Grammy Award for Best Latin Pop Album, the self-titled release was an immediate hit and went platinum the year of its release, and it's considered one of the most influential female albums of the decade in Mexico.
Among the best tracks on the record are:
Casa (2005)

https://preview.redd.it/26pol1p7xy721.jpg?width=4000&format=pjpg&auto=webp&s=1f85cf5a41cf89cc3a0e3f04bbb16144f594eace

Natalia formed a band called Natalia y la Forquentina, with whom she released this album, whose title translates as Home. Reaching #1 in Mexican charts, it was certified gold, and won the 2006 Latin Grammy Award for won Best Rock Album by A Duo or Group with Vocals. This work has a more indie rock sound than her debut. However, pop and bossa nova remained significant influences throughout the album’s sound.
The lead single Ser Humano shows off an indie rock sound, while the title-track Casa has clear influences from bossa nova. My personal favorite, however, is Piel Canela, which merges rock and bossa nova in a delightful and groovy track.
Las 4 Estaciones del Amor (2007)

https://preview.redd.it/phregb8bry721.jpg?width=2300&format=pjpg&auto=webp&s=952b18e251f9088d34b486456b2bdbfe86a88907

Natalia had formed La Forquetina in an effort to distribute some of the pressure she got after her breakthrough; however, she grew up unhappy with the way the band moved forward and decided to settle in Canada for nine months to work on a new project, which wound up becoming an instrumental symphonic pop EP composed of 4 six-minute-plus tracks or movements about, as the title translates, The Four Seasons of Love, with all of the emotions they evoque:
Hu Hu Hu (2009)

https://preview.redd.it/aytkfbu0yy721.jpg?width=4000&format=pjpg&auto=webp&s=c5b07e97a6e0b3909babd891ac4966d2283d2e24

After almost a four-year hiatus, and departure from her band, she returned with a Latin pop rock album, which hit top 10 on the Mexican charts, bagging both a Latin Grammy and Grammy nomination. Entirely self-written and with airy, dreamy production incorporating forest sounds and electronica, Hu Hu Hu is a fun listen, and in her own words, “an expression of joy”.
The best tracks of course, being the jaunty Ella Es Bonita, the title track Hu Hu Hu, a playful duet with Julieta Venegas celebrating happiness and of course, Cursis Melodias, best enjoyed with its quirky music video.
Mujer divina: homenaje a Agustín Lara (2012)

https://preview.redd.it/7exs7nrm0z721.jpg?width=4000&format=pjpg&auto=webp&s=d6d7abf54daa3dfbc2b725ed903b37fc7a113d0d

Wanting to move away from original material in favor of giving a modern twist to classic compositions, she envisioned a tribute to legendary Mexican songwriter Agustín Lara (best known outside of Latin America for his songs Granada and Solamente Una Vez/You Belong to my Heart) updating and having duets with his classics and some of his more obscure tracks with a mixture of established and modern Hispanic performers. The resulting album translates the bolero standards with 21th century pop sensibilities, while maintaining the atmospheric and traditional feeling of such timeless compositions. The release won two Latin Grammys, for Best Alternative Music Album and Best Long Form Music Video.
Here are some album highlights:
Hasta la Raíz (2015)

https://preview.redd.it/g5ou852x3z721.jpg?width=4000&format=pjpg&auto=webp&s=58241fe9b8a6914d66034607031c2d1f76350cff

Arguably her most acclaimed record, and her most accessible, Hasta La Raiz (To the Root) is a beautiful and forward-thinking indie pop album, with distinctive melodies, still not divorced from her Latin roots. As Billboard aptly put, “she manages to be retro and futuristic at the same time, blending acoustic elements (guitars, strings, percussion) with loops and organ”. Declarations of love, for both her lover and la dolce vita are foundational to the album, and it deserves a full listen. Going #1 in Mexico, the record received critical acclaim, 2 Latin Grammy Awards and a Grammy award. It was very difficult to pick highlights, but these three tracks are instant standouts:
Musas: Un Homenaje al Folclore Latinoamericano en Manos de Los Macorinos, Vol 1 (2017)

https://preview.redd.it/2fuzmglwn0821.jpg?width=4000&format=pjpg&auto=webp&s=9d8a3a89fcbc18e1b2476e20a60c1d1dc94c4c75

Deciding to once again pay tribute to the traditional sounds of yesteryear (as the translated title, Muses: An Homage to Latin American Folklore in the Hands of Los Macorinos, indicates), Natalia joined duet of guitarists Los Macorinos to paid tribute to the folk scene of Latin America, mixing original compositions with covers of classic tracks with masterfully produced and exquisitely performed new versions that manages to be both respectful and modern-sounding. Although it wasn't as successful as her previous record, it still managed to receive critical acclaim and a nomination for the Latin Grammy Award for Album of the Year and was nominated for a Grammy for Best Latin Pop Album. Listening to the whole project feels like travelling back in time and living on the romanticized portrayal of Mexico that Sergei Eisenstein shoot on the 30s, and it's an almost obligatory listening for anyone slightly interested on Spanish music. Some of my favorites in this filler-less record:
Musas: Un Homenaje al Folclore Latinoamericano en Manos de Los Macorinos, Vol 2 (2018)

https://preview.redd.it/5dv07fkxp0821.jpg?width=3996&format=pjpg&auto=webp&s=1468280966f03f9ccc6ee5e095685004275d888b

Continuing her journey into the folk traditions of Latin America, Vol. 2 sees Natalia embrace a folk sound and wed it to lush and modern production, including traditional instruments and acoustic performances from Los Macorinos. The music in the album is decidedly folk, incorporating traditions from Peru, Mexico, Cuba and more. It features covers of songs by legendary Latin musicians like Violetta Parra, Agustin Lara and Simon Diaz. It was SO hard to choose songs again; the album is all killer, no filler. However, here are four songs I have chosen from it, I hope you enjoy them.
However, the album deserves a front to back listen, look up the lyric translations and reviews to dive into the journey of centuries of beautiful music that defines Latin American tradition.
Loose songs

https://preview.redd.it/52s4npc5ry721.jpg?width=1170&format=pjpg&auto=webp&s=262af317a722916f8febe8dd5c363018e95e6cad

In 2002 she appeared in the soundtrack of the Mexican Romeo & Juliet updated redux Amar Te Duele (a good movie in spite of how fucking weird visual style it has), which starred our own rom-com queen Martha Higareda (Altered Carbon), Natalia's childhood friend and fellow musician Ximena Sariñana and Sense8 gay heartrob Poncho Herrera. The soundtrack itself included her hit En El 2000 alongside three new songs, more notably the title track and Llevarte A Marte.
Other soundtrack collaborations include the quirky Un Pato for the 2004 film Temporada de Patos, Nana Guadalupe alongside the legendary Lila Downs for the 2014 documentary Hecho en Mexico and, of course, with Miguel in the pop version of the Oscar winning song Remember Me, which she performed at the Academy Awards ceremony alongside Miguel and Gael Garcia Bernal.
Other noteworthy loose track include:
Collaborations
In quite an ironic twist, two of Natalia's most popular tracks are actually remakes of old tracks in which she's a featured performer: One of them is Juan Gabriel's Ya No Vivo por Vivir, a new version of his own 90s song Lentamente, which rebuild the song from the atmospheric original 9-minutes-long epic take to a more subdued and romantic 6-minutes-long take which, in spite of not being released as a single (mostly because of its length) and only being included as a bonus track on the deluxe edition of Juan Gabriel's 2015 album Los Dúo, it ended up becoming a radio staple and Gabriel's last hit before his unfortunate death the year after. Also, just for LOLs, the next song on the album features Fifth Harmony and it deserves to be appreciated.
The other collaboration is a cumbia version of Nunca es Suficiente (from Hasta la Raíz) with Los Ángeles Azules, who complemented the most successful year in their long career (which already included a Coachella performance with Justin Bieber bopping his ass to their music) with this new take which became one of the biggest hits of the year and that its threatening to became Natalia's signature song, having already deleted the original from the public consciousness, which is not a bad thing because this new version is nothing but amazing and one of the favorite songs from 2018.
Other noteworthy features includes:

If you like Natalia, you might also enjoy…

One of the easiest musical jokes you can do in Mexico is to compare Natalia with a plethora of other female performers similar in theory but only superficially similar:
MON LAFERTE
Chilean singer who has delved into a multitude of styles and collaborated with performers like Juanes and Gwen Stefani. Here's a live performance with Natalia covering the traditional classic La Llorona, and here some popular tracks:
CARLA MORRISON
Mexican singer who might be closest you can get to a full-on pop version of Natalia, more famous in international markets for having collaborated with Macklemore & Ryan Lewis on The Train and J Balvin in Vibras. She had previously collaborated with Natalia on two tracks, one of them called Pajarito de Amor. Other popular songs from her:
XIMENA SARIÑANA
Natalia's childhood friend and a consolidated actress before deciding to move into the music industry, and definitely my favorite from the three. She and Natalia collaborated in a version of Amor de mis Amores while Ximena has enjoyed some success on her own:

SOME INTERESTING LINKS

Once again I wanna thank the gorgeous and skinny u/stardustanddinos for the invaluable help and motivation during the making of this post, and both of us are here hoping that you, dear reader, could give Natalia’s music a chance. Thank you for reading.

https://preview.redd.it/3i3ka8f6ry721.jpg?width=1240&format=pjpg&auto=webp&s=612ee959f6a061fc70b08eb748204bbec91e6a17
submitted by radiofan15 to popheads [link] [comments]


2018.07.12 07:22 master_x_2k Interludio VI

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Interludio VI

La mandíbula de Paige le dolía. Ser amordazada como un animal hacia eso.
Las otras ataduras no eran tan molestas, pero eso era solo en un sentido relativo. Sus manos fueron enterradas en un par de cubos de metal reforzado, cada uno lleno con esa maldita espuma de color amarillo pastel. Los cubos estaban unidos detrás de su espalda, con enlaces de cadena cómicamente sobredimensionados. Hubiera sido intolerablemente pesado si no fuera por el gancho en el respaldo de su silla, en el que podía colgar la cadena.
Tiras de metal se habían ajustado justo debajo de sus axilas, cerca de la parte inferior de las costillas, la parte superior de los brazos y la cintura, con dos bandas más alrededor de cada uno de sus tobillos. Las cadenas parecían conectar todo, evitando que moviera los brazos o las piernas más de unos pocos centímetros en cualquier dirección antes de sentir la frustrante resistencia y el tintineo de las cadenas. El collar de metal pesado alrededor de su cuello, lo suficientemente grueso que podría haber sido un neumático para un vehículo pequeño, parpadeaba con una luz verde con la suficiente infrecuencia que olvidaba anticiparlo. Ella se distraía y molestaba por su aparición en su visión periférica cada vez que brillaba.
La ironía era que un par de esposas habrían bastado. No tenía fuerza mejorada, ni trucos para deslizarse fuera de sus restricciones, y no estaba dispuesta a correr de todos modos. Si algo de eso era una posibilidad real, no le habrían permitido entrar en la sala del tribunal. La fiscalía había argumentado que podría haber aumentado su fuerza, que podía ser un riesgo de huida, y su abogado no había hecho un trabajo lo suficientemente bueno para argumentar en contra, así que las restricciones habían continuado. Lo que significaba que estaba atada como Hannibal Lecter, como si ya fuera culpable. Incapaz de usar sus manos, su cabello, el vibrante y sorprendente amarillo de un limón, se había deslizado de donde estaba metido detrás de sus orejas y ahora había hebras colgando frente a su cara. Sabía que solo la hacía parecer más desquiciada, más peligrosa, pero no había nada que pudiera hacer al respecto.
Si hubiera podido, habría tenido un comentario o dos para hacer al respecto, o al menos podría haber pedido al abogado que le arreglara el pelo. Hubiera discutido con el hombre que había sido contratado como su defensa, en lugar de esperar horas o días para responder a cada uno de sus correos electrónicos. Ella habría exigido que se cumplieran sus derechos básicos.
Pero ella no pudo decir nada. Una máscara de cuero reforzada con las mismas tiras de metal que estaban en su cuerpo y una rejilla estilo jaula de pequeñas barras de metal estaba atada a la parte inferior de su cara. El interior de la máscara era lo peor, porque el mecanismo se extendía dentro de su boca, un entramado de alambres manteniendo su boca fija en una posición ligeramente abierta, su lengua presionada con fuerza contra el piso de su boca. El barbárico aparejo dejaba a su mandíbula, su lengua y los músculos de su cuello irradiando tensión y dolor.
“Silencio. Todos de pie, por favor. Esta corte está ahora en sesión, presidiendo el honorable Peter Regan.”
Era tan difícil moverse con las restricciones. Su abogado agarró la cadena que corría entre su axila y su brazo, para ayudarla a ponerse de pie, pero ella tropezó de todos modos, chocó contra la mesa. No había forma de ser elegante cuando usabas restricciones que pesaban la mitad que tú.
“Señoras y señores del jurado, ¿han llegado a un veredicto?”
“Lo hicimos, su señoría.”
Paige vio como el empleado le entregaba el sobre al juez.
“En lo que respecta al estado de Massachusetts versus Paige Mcabee, en cuanto al cargo de intento de asesinato, ¿cómo la encuentran?”
“No culpable, su señoría.”
Paige se relajó un poco con alivio.
“En lo que respecta al estado de Massachusetts versus Paige Mcabee, en cuanto al cargo de asalto agravado con habilidad parahumana, ¿cómo la encuentran?”
“Culpable, su señoría.”
Paige negó con la cabeza lo mejor que pudo. ¡No! ¡Esto no era justo!
Ella casi se perdió la siguiente línea. “... agresión sexual con una habilidad parahumana, ¿cómo la encuentran?”
“Culpable, su señoría.”
Asalto sexual. Las palabras le helaron la sangre. No fue así.
“¿Es este su veredicto?”
“Sí, su señoría.”
“Paige Mcabee, por favor dirija su atención hacia mí”, dijo el juez.
Ella lo hizo, con los ojos muy abiertos, con la boca abierta.
“Determinar la sentencia para este caso no es fácil. Como su abogado sin duda le ha informado, usted cae bajo el alcance del ATCP, la norma de las tres condenas.[1] A la edad de veintitrés años, no has sido declarada culpable de ningún delito anterior.
“Según los testigos escuchados en este tribunal, primero demostró sus habilidades a principios de 2009. Usted fue explicita en no querer ser miembro del Protectorado, pero también expresó su desinterés por una vida delictiva. Este estado, en el que un individuo no se identifica como héroe o villano, es lo que el ERP clasifica como un ‘renegado’.”
“Nos interesa promover la existencia de renegados, ya que la proporción de parahumanos en nuestra sociedad aumenta lentamente. Muchos renegados no causan enfrentamientos, ni buscan intervenir en ellos. En cambio, la mayoría de estos individuos vuelven sus habilidades al uso práctico. Esto significa menos conflicto, y esto sirve al mejoramiento de la sociedad. Estos sentimientos reflejan los que usted expresó a su familia y amigos, como escuchamos en este tribunal en las últimas semanas.”
“Esos hechos están a tu favor. Lamentablemente, el resto de los hechos no lo están. Entienda, señorita Mcabee, que nuestra nación usa el encarcelamiento por varias razones. Nuestro objetivo es eliminar a las personas peligrosas de la población y lo hacemos de manera punitiva, tanto por justicia contra los transgresores como para desalentar a otros delincuentes.”
“Cada uno de estos se aplica en su caso. No es solo la naturaleza atroz del crimen lo que debe considerarse con la sentencia, sino el hecho de que se realizó con un poder. Las leyes son aún nuevas frente a la criminalidad parahumana. Tomamos conciencia de nuevos poderes semanalmente, la mayoría de los cuales, si no todos, merecen atención cuidadosa e individual con respecto a la ley. En muchos de estos casos, hay poco o ningún precedente al que recurrir. Como tal, los tribunales se ven obligados a adaptarse continuamente, a ser proactivos e inventivos frente a las nuevas circunstancias que introducen las habilidades parahumanas.”
“Es con todo esto en mente que considero su sentencia. Debo proteger al público, no solo de ti, sino de otros parahumanos que podrían considerar hacer lo que tú hiciste. Colocarte en detención estándar resulta problemático y exorbitantemente costoso. Sería inhumano y dañino para su cuerpo mantenerla bajo restricción mientras dure su encarcelamiento. Deben organizarse instalaciones especiales, personal y contramedidas para mantenerla aislado de otros reclusos. Usted plantea un riesgo de fuga significativo. Finalmente, la posibilidad de que usted reingrese a la sociedad, por escape o libertad bajo palabra, es particularmente preocupante, dada la posibilidad de una ofensa repetida.”
“Es con esto en mente que he decidido que hay motivos suficientes para condenarla fuera del alcance del ATCP. Culpable de dos cargos, la acusada, Paige Mcabee, es sentenciada a encarcelamiento indefinido dentro del Centro de Contención Parahumana Baumann.”
La Pajarera.
El ruido en la sala del tribunal era ensordecedor. Un rugido de vítores y abucheos, movimiento, gente de pie, periodistas presionando para ser los primeros en salir. Solo que Paige parecía estar quieta. Fría, congelada en horror absoluto.
Si hubiera podido, ese podría haber sido el momento en que perdía el control. Ella habría gritado su inocencia, le habría dado un ataque, incluso habría dado algunos golpes. ¿Qué tenía ella que perder? Esa sentencia era poco mejor que una ejecución. Algunos dirían que era peor. No habría escapatoria, ni apelaciones, ni libertad condicional. Pasaría el resto de su vida en compañía de monstruos. Con algunas de las personas que estaban encerradas allí, la descripción de ‘monstruo’ era demasiado literal.
Pero ella no pudo. Ella estaba atada y amordazada. Dos hombres que eran más grandes y más fuertes que ella pusieron sus brazos debajo de sus axilas, prácticamente cargándola fuera de la sala del tribunal. Una tercera persona en uniforme, una mujer corpulenta, caminó rápidamente junto a ellos, preparando una jeringa. El pánico se apoderó de ella, y como ella no tenía forma de expresarlo, de hacer algo al respecto, la histeria solo se agravó, lo que hizo que se sintiera más presa del pánico. Sus pensamientos se disolvieron en una neblina caótica.
Incluso antes de que la jeringa de tranquilizantes fuera hundida en su cuello, Paige Mcabee se desmayó.

Paige se despertó y disfrutó de cinco segundos de paz antes de recordar todo lo que había pasado. La realidad la golpeó como un chorro de agua fría en la cara, algo literalmente. Abrió los ojos, pero los encontró secos, el mundo demasiado brillante para enfocarse. El resto de ella estaba húmedo, mojado. Gotas de agua corrían por su rostro.
Trató de moverse, y no pudo. Era como si algo pesado hubiera sido amontonado encima de ella. La parálisis la aterrorizó. Paige nunca había soportado ser incapaz de moverse. Cuando se fue a acampar cuando era niña, había preferido dejar su saco de dormir abierto y tener frío en vez de estar confinada dentro de él.
Era esa espuma, se dio cuenta. Las restricciones no fueron suficientes, le rociaron con esa cosa para asegurarse de que todo debajo de sus hombros estaba cubierto. Cedía un poco para permitirle exhalar, incluso podía mover los brazos y las piernas un poco, inclinarse en cualquier dirección. Sin embargo, cuanto más empujaba, más resistencia había. En el momento en que ella detuvo sus esfuerzos, todo volvió a la misma posición con el tirón elástico de la espuma. Sintió náuseas en el estómago, el latido de su corazón se aceleró. Su respiración se incrementó, pero la máscara hizo que incluso su respiración se sintiera confinada. El agua hacía que su máscara se humedeciera, por lo que se pegaba a su boca y nariz. Había ranuras para su nariz y boca, pero era muy poco. No podía tomar una respiración profunda sin llevar agua a la boca, y con la lengua presionada contra su mandíbula, no podía tragar fácilmente.
La habitación se tambaleó, y tuvo que detenerse antes de perder el desayuno. Si vomitaba con la máscara ella podría ahogarse. Débilmente se dio cuenta de dónde estaba. Un vehículo. Un camión. Había pasado por un bache.
Sabía a dónde estaba llevándola. Pero si no podía liberarse, iba a perder la cabeza antes de llegar allí.
“El pajarito está despierto”, una chica habló, con un toque de acento nasal de Boston.
“Mmm.” Un hombre gruñó.
Paige sabía que la referencia a un ‘pájaro’ se debía a las plumas sueltas que sobresalían de su cuero cabelludo. Sus poderes habían venido con algunos cambios cosméticos extremadamente menores, convirtiendo su cabello en el amarillo brillante de un plátano o un pato bebé. Afectó todo el pelo de su cuerpo, incluso las pestañas, las cejas y los finos vellos de los brazos. Las plumas habían comenzado a crecer un año atrás, exactamente el mismo tono que su cabello, solo un puñado a la vez. Al principio, alarmada y avergonzada, ella las había cortado. Una vez que se dio cuenta de que no estaban ocurriendo más cambios, se relajó y las dejó crecer, incluso las exhibió.
Paige dirigió su atención a las dos personas en el vehículo con ella, contenta por la distracción a su creciente pánico. Tuvo que obligar a sus ojos a permanecer abiertos, por dolorosa que era la luz, esperando a que sus ojos se enfocaran. Sentada en el banco a su lado había una chica de su edad. La chica tenía un aspecto asiático en sus rasgos. Sus ojos, sin embargo, eran de un azul muy pálido, traicionando un poco de herencia occidental. La chica llevaba el mismo overol naranja que Paige, y cada parte de ella, excepto los hombros y la cabeza, estaba cubierta por la espuma blanca amarillenta. Su cabello lacio y negro estaba pegado al cuero cabelludo por la humedad.
El hombre se sentaba en el otro banco. Había más espuma alrededor de él que alrededor de Paige y la otra chica juntas. Para colmo, una jaula de barras de metal rodeaba la espuma, reforzando el aparejo. El hombre también era asiático, no menos de dos metros de altura. Los tatuajes se deslizaban por los lados de su cuello y detrás de sus orejas, en medio de su húmedo cabello negro; Llamas rojas y verdes, y la cabeza de lo que podría haber sido un lagarto o un dragón, dibujado en un estilo oriental. Tenía el ceño fruncido, los ojos ocultos en las sombras, ajeno al chorro interminable de roció que los aspersores en el techo del camión estaban generando.
“Oye, pajarito”, dijo la chica sentada frente a Paige. Ella estaba mirando a Paige como si esos ojos fríos pudieran mirar a través de ella. “Esto es lo que vamos a hacer. Te inclinas hacia la derecha lo más fuerte que puedes, luego te empujas hacia la izquierda en mi señal. Pero sigues mirando hacia la puerta de atrás, ¿de acuerdo?”
Paige miró a su derecha. La puerta trasera del camión parecía una puerta de bóveda. Ella rápidamente miró a la chica asiática. ¿Realmente quería darle la espalda a esta persona?
La chica pareció notar la vacilación de Paige. Ella bajó la voz hasta un siseo que hizo que la piel de Paige se estremeciera. “Hazlo. A menos que realmente quieras arriesgarte ante la posibilidad de que pueda encontrarte en la prisión, si no haces lo que te digo.”
Los ojos de Paige se ensancharon. Este era el tipo de persona con la que la iban a encerrar. Ella sacudió su cabeza.
“Bien, pequeño pajarito. Ahora inclínate hacia tu derecha, mira hacia la puerta.”
Paige lo hizo, forzando su cuerpo para moverse tan cerca de la puerta como pudo.
“¡Y de vuelta!”
Ella se movió hacia el otro lado, con los ojos todavía en la puerta. Algo pesado crujió contra la parte posterior de su cabeza. Trató de alejarse, sentarse derecha de nuevo, pero fue detenida cuando la máscara se enganchó en algo.
Cuando sintió un aliento caliente en la parte posterior de su cuello, supo lo que había enganchado. La otra chica se había agarrado a la correa de la máscara con los dientes. Hubo un tirón, luego la chica perdió el agarre, y las dos fueron empujadas hacia atrás a sus posiciones individuales por la gomosa espuma.
“Mierda”, gruñó la chica, “Otra vez.”
Tomó dos intentos más. En el primero, la correa se liberó de la hebilla. En el segundo, la chica agarró la máscara y tiró. Paige giró su cabeza en dirección a la chica para que la jaula parecida a un chupete en el interior de su boca pudiera liberarse.
Zarcillos de baba se extendieron desde su boca mientras estiraba su mandíbula y su lengua, tratando de tragar apropiadamente. Ella dejó escapar un pequeño gemido cuando la sensación regresó a las partes de su rostro que se habían vuelto entumecidas.
“Dos pweguntash,” balbuceó la chica asiática, sus dientes aun agarrando el cuero de la máscara entre ellos, “¿Túh pohwed?”
Paige tuvo que estirar su mandíbula y su boca un segundo antes de poder hablar, “¿Mi poder? Yo canto. Realmente bien.”
La chica asiática frunció el ceño, “¿Gé mash?”
“Yo... hago que la gente se sienta bien. Cuando toma impulso, puedo afectarlos, alterar sus emociones, hacerlos susceptibles a seguir instrucciones.”
La chica asintió con la cabeza, “¿Eh collah?”
Paige bajó la mirada hacia el collar de metal pesado alrededor de su cuello, “Está preparado para inyectar tranquilizantes en mi cuello si canto o alzo la voz.”
“Okah”, balbuceó la chica, "Toma lah mahcaga.”
“¿Por qué?”
“¡Tomagah!”
Paige asintió. Se apartaron la una de la otra, luego se balancearon, la chica le pasó la máscara. Ella la apretó entre sus dientes, sintiendo su mandíbula dolorida.
“Suelta eso y te invierto la piel”, dijo la chica, “Lung. Oye, ¿Lung? Despierta.”
El hombre sentado frente a ellas levantó un poco la cabeza y abrió los ojos. Tal vez. Paige no podía verlo.
“Sé que es difícil con las cosas que te inyectaron, pero necesito tu poder. Pajarito, inclínate hacia adelante, muéstrale la máscara.”
Paige hizo todo lo posible para empujarse hacia adelante contra la espuma que estaba en capas contra su pecho y su estómago, agarrando la correa en sus dientes, la máscara colgando debajo de su barbilla.
“Necesito que calientes el metal, Lung”, dijo la chica. “Jodidamente caliente.”
Lung negó con la cabeza. Cuando habló, no había acento de Boston en su voz. El acento que estaba allí hacia cortas sus palabras, claramente no era la voz de un hablante nativo de inglés. “El agua. Está demasiado mojado, demasiado frío. Y no puedo verlo bien. Mis ojos no han sanado por completo, y es difícil ver a través de este rocío. No me molestes con esto.”
“Inténtalo , miserable hijo de puta. Fracaso de líder. Es lo mínimo que puedes hacer, después de que una niña te pateo el culo, dos veces.”
“Basta, Bakuda.” Gruñó. Él golpeó su cabeza contra el metal de la pared del camión detrás de él, como para acentuar su declaración.
“¿Qué? No pude escuchar eso”, la chica, Bakuda, sonrió con una pizca de manía en su expresión, “¡Tu voz es demasiado aguda para mi rango de audición! ¡Patético... mestizo... eunuco!”
“¡Basta!” Rugió, golpeando de nuevo su cabeza contra la pared del camión. “¡Te mataré, Bakuda, por estos insultos! Te arrancaré el brazo de tu zócalo y lo meteré-”
“¡¿Enojado?!” lo interrumpió, prácticamente chillando, “¡Bien! ¡Úsalo! Calienta el puto metal. ¡La tira de metal alrededor de los bordes!”
Todavía jadeando por el esfuerzo de gritar, Lung dirigió su atención a la máscara. Paige hizo una mueca ante la explosión de calor en su cara, comenzó a alejarse, pero se detuvo cuando Bakuda habló.
“¡Concéntralo!” Gritó Bakuda, “¡Céntrate en los bordes!”
La radiación de calor cesó, pero Paige se dio cuenta de un olor fuerte y ahumado.
“¡Más caliente! ¡Tan caliente como puedas!”
El olor era demasiado fuerte, demasiado acre. Paige tosió un par de veces, con fuerza, pero no perdió el agarre de la máscara.
“¡Ahora, pajarito! ¡La misma maniobra que antes, pero no la sueltes!”
Paige asintió. Ella se inclinó, luego giró en dirección a Bakuda. Lo que siguió la sorprendió más que cuando Bakuda había mordido la correa de la máscara.
La chica asiática comenzó a atacar salvajemente el metal candente con sus dientes, cavando en él incluso cuando tenían que alejarse. Más suave con el calor, la fina tira de metal se liberó de la máscara misma. El metal que corría a lo largo de la correa cortó el labio de Paige cuando salió. Ella casi-casi-dejó caer la máscara, pero logró chasquear los dientes para atrapar la hebilla en los dientes antes de que pudiera caer al suelo.
Cuando la tira se soltó, Bakuda se echó hacia atrás y sacudió la cabeza a un lado, con fuerza, empalándose en el hombro con un extremo. Ella gritó, y la sangre salió de una de las quemaduras en su boca.
Paige miró a Lung. El hombre enorme no hizo nada, permaneciendo en silencio. Solo miró desapasionadamente cómo el pecho de Bakuda se agitaba con el esfuerzo y el dolor, con la cabeza colgando.
“¿Qué diablos estás haciendo?” Respiró Paige.
"Sin manos, tengo que buscarle la vuelta”, Bakuda jadeó, “De nuevo. Antes de que mi cuerpo se dé cuenta de lo mal que lo estoy lastimando.”
Paige asintió. Ella no estaba dispuesta a discutir con el supervillano que amenazaba con darle vuelta la piel.
Los siguientes intentos no fueron más bonitos ni más fáciles. La segunda tira larga de metal fue liberada y Bakuda también la empaló en su hombro. Las rejillas de metal de las partes exteriores e interiores de la máscara estaban próximas a ser liberadas. A Paige solo le quedaba la parte de cuero de la máscara, las correas y la cubierta que le cubría la boca y la nariz. Al ver a Bakuda equilibrar con cuidado las rejillas de metal en su hombro libre, contra la espuma pegajosa para que no se resbalen, Paige hizo lo mismo con el cuero de la máscara.
“¿Qué hiciste para ser enviada aquí?” Preguntó Paige.
“Lo último que escuché, antes de que perdiéramos el poder en nuestro vecindario, era que el recuento de cadáveres era casi de cincuenta.”
“¿Mataste a cincuenta personas?”
Bakuda sonrió, y no era bonita, con sus labios tan devastados como estaban. “Lastime más, también. Y hubo quienes sufrieron daños cerebrales, uno o dos pudieron haberse vuelto locos homicidas, y sé que un montón fueron congelados en el tiempo por cien años más o menos... se vuelve borroso. El momento cumbre fue la bomba.”
“¿Bomba?” Preguntó Paige, sus ojos se abrieron de par en par.
“Bomba. Dijeron que era tan poderosa como una bomba atómica. Idiotas. Ni siquiera entendían la tecnología detrás de ella. Incultos. Claro, era más o menos igual de poderosa, pero ese ni siquiera era el daño real. Lo más increíble hubiera sido la onda electromagnética que generaba. Borraría cada disco duro, freiría cada placa de circuito para cada pieza de maquinaria en una quinta parte de América. ¿Los efectos de eso? Hubiera sido peor que cualquier bomba atómica.”
Incapaz de siquiera pensar en eso, Paige miró a Lung. “¿Y él?”
“¿Lung? Él es quien me dijo que lo hiciera. El hombre a cargo, es él.”
La cabeza de Lung se movió fraccionalmente, pero con las sombras bajo su frente, Paige no podía decir si él estaba mirando.
“¿Tú?” Bakuda le preguntó a Paige. “¿Qué hiciste para ser enviada aquí?”
“Le dije a mi ex que se fuera a la mierda.”[2]
Hubo una pausa, luego Bakuda comenzó a cacarear. “¿Qué?”
“Es complicado”, Paige miró hacia otro lado y hacia abajo.
“Tienes que explicar, pajarito.”
“Me llamo Paige. Mi nombre artístico era Canary.”
“Ooooh”, habló Bakuda, todavía cacareando un poco mientras agarraba una de las tiras de metal que le atravesaba el hombro y la liberaba. Sosteniéndola entre sus dientes, ella dijo, “Esho no esh bueno. ¿Llamahte Canary en prishion?” [3]
“No tenía la intención de ir a prisión.”
“¿Quiéh la tiede?”
“Quiero decir, ni siquiera soy un supervillano. Mi poder, me hace una cantante fantástica. Ganaba mucho dinero haciéndolo, se hablaba de ofertas discográficas, nos movíamos a escenarios más grandes y mis shows seguían agotando entradas... todo era perfecto.”
Bakuda dejó que la tira bajará de sus dientes hasta que colgaba, luego la maniobró con cuidado hasta que se aferró al extremo izquierdo de la misma. Se inclinó hacia atrás, con la cabeza mirando hacia el techo, mientras deslizaba la otra tira de metal, la que estaba empalada en su hombro, dentro de su boca, así que estaba sosteniendo un extremo de cada tira en su boca. Haciendo una pausa, ella preguntó: “¿Qué pasho?”
Paige negó con la cabeza. Era el testimonio que ella nunca había podido decir en voz alta, en su juicio. “Acababa de terminar mi espectáculo más grande hasta ahora. Dos horas en el escenario, un gran éxito, a la multitud le encantó todo. Hice el cierra y fui al backstage para descansar, tomar un trago y encontré a mi ex. Me dijo que, como él fue quien me empujó a salir al escenario en primer lugar, merecía crédito. Quería la mitad del dinero.” Ella se rió un poco, “Ridículo. Como si sé supusiera que fuera a ignorar el hecho de que me engañó y me dijo que nunca lo lograría de verdad cuando se fue.”
Bakuda asintió. Se apartó de las tiras, donde había logrado atarlas con la apariencia de un nudo. Usó sus dientes para doblar las tiras ahora unidas en forma de L. Con el extremo que no estaba empalado en su hombro ahora en una posición frente a ella, cerró la boca sobre él.
“Nosotros discutimos. Luego le dije que se fuera a la mierda. Se fue, y no lo pensé ni un segundo... hasta que la policía apareció en mi puerta.”
Bakuda apartó su boca del final de la tira. Ella lo había doblado en forma de 'v' suelta. Ella frunció el ceño y luego miró a Paige, “¿Y?”
"Y lo había hecho. S- Supongo que todavía estaba energizada con mi actuación, y los efectos de mi poder todavía estaban potenciando mi voz, o él estaba en la audiencia y se vio muy afectado. Entonces, cuando le dije que se fuera a la mierda, él, um, lo hizo. O lo intentó, y cuando descubrió que no era físicamente posible, se lastimó hasta que...” Paige cerró los ojos por un momento. “Um. No entraré en los detalles.”
“Mmmm, leh pasha por idiota. Oo 'oo” Bakuda alzó las cejas, todavía trabajando la tira de metal dentro de su boca. Se apartó, verificó que el extremo estaba en forma de ‘o’, y luego se agarró las tiras con los dientes para sacarse la cosa de su hombro con un gruñido. Puso el extremo que acababa de retocar contra el banco y deslizó su boca a lo largo del metal, para poder agarrarla del otro lado.
Tomándola con los dientes, volvió su atención a la pared del camión entre ella y Paige. Había cerraduras colocadas a intervalos regulares contra la pared, destinadas a asegurar la cadena de esposas estándar en su lugar, para aquellos que no se rocían con espuma. Ella comenzó a pasar la correa de metal a través del lazo de la cerradura. Las gotas de sudor se mezclaron con el agua que corría por su rostro mientras trabajaba.
El nudo que une las dos correas se atascó en el agujero. Bakuda empujó un poco más fuerte, y lo colocó firmemente en su lugar. La curva en L del metal colocó el asa cerrada de metal en forma de ‘o’ cerca del hombro de Paige.
“¿Alguna posibilidad de que Oni aparezca?” Preguntó Bakuda a Lung.
“Me sorprendería”, retumbó su respuesta.
Ella agarró una de las rejillas de metal en su boca y comenzó a trabajar con sus dientes. Era una sola pieza delgada de metal, doblada y tejida como una malla de eslabones, aunque con una malla más apretada. Ahora que las tiras de metal ya no lo sujetaban con seguridad, Bakuda podía comenzar a desenrollarlo y enderezarlo.
Cuando estuvo casi completamente desenrollado, ella ajustó su mordida y apretó la segunda masa de alambre, la que había estado en la boca de Paige, en sus mandíbulas, amontonándola en un desastre cilíndrico de unos cuatro centímetros de largo y una pulgada de ancho. Todavía mordiéndola, giró su cabeza para que el cable de un metro y medio de longitud apuntara a Lung, a menos de un metro de su rostro. Todavía con la boca alrededor de la maraña de alambre, murmuró: “Necesito punta caliente.”
Lung gruñó, pero hizo lo que le pedía. Cuando la punta estuvo al rojo vivo, Bakuda ajustó rápidamente su agarre, soltando y mordiendo otra vez hasta que la punta estuvo cerca de su boca. Con los labios hacia atrás, ella lo mordió.
“¿Cómo puedes hacer eso?” Paige preguntó: “¿No duele?”
“Ovioh ge duere, eshtupidah”, gruñó Bakuda. Se apartó, lo colocó de manera que el mango quedara contra el banco, con la longitud del alambre pegado a su hombro, y examinó su obra. “Pero el esmalte de los dientes es más duro de lo que piensas.” Escupió una gota de sangre en el piso del camión, luego mordió dos veces más, haciendo una pausa entre las mordidas para girar la longitud del metal con sus dientes, labios y lengua.
Cuando extendió la longitud del cable en dirección a Paige, deslizándolo a través del extremo en forma de ‘o’ de la banda de metal, Paige se dio cuenta de lo que Bakuda había pasado tanto tiempo armando. Ni siquiera necesitó que se le pidiera que se inclinara contra las correas de espuma y levantara el cuello hacia un lado, para poner su collar al alcance del extra largo destornillador improvisado. La tira de metal con el lazo en el extremo servía para sostener la parte más cercana a Paige, por lo que Bakuda podía dirigirla más fácilmente.
No fue un trabajo rápido. Bakuda tuvo que usar los dientes, la mandíbula y un giro de su cabeza para girar el destornillador, y era una tarea ardua recuperarlo si perdía el control sobre él. Diez largos minutos de silencio y gruñidos solo fueron interrumpidos por el sonido de dos tornillos cayendo al banco de metal, antes de que Bakuda se detuviera a descansar y aliviar su mandíbula.
“No podrás hacerla nada a mi collar sin activarlo”, dijo Paige.
“Perra tonta”, murmuró Bakuda, sacando su labio inferior y mirando hacia abajo como si pudiera investigar el grado de daño en sus propios labios. “Soy una experta en bombas. Entiendo detonadores y catalizadores en el mismo nivel fundamental que entiendes caminar y respirar. Puedo visualizar cosas mecánicas de una manera que no podrías con cinco títulos universitarios y cien años. Insúltame así de nuevo y estás muerta.”
Como empujada a probarse a sí misma, agarró el destornillador con los dientes otra vez y se puso a trabajar de nuevo. Arrancó un panel y se reanudó el desenroscado, más profundo en el collar.
Paige dudó en volver a hablar, sabiendo lo fácil que era provocar a la chica, pero el silencio era aplastante. “Supongo que tenemos suerte de que sea un viaje largo, desde Boston a Columbia Británica.”
“Estuviste dormida un tiempo,” Bakuda se apartó del destornillador, hablando en voz baja, como para sí misma. “No tenemos tanto como piensas.”
Paige sintió que algo se liberaba del pesado collar que llevaba al cuello, vio que Bakuda inclinaba el destornillador hacia arriba y deslizaba un tubo de vidrio con algo brillante dentro de la barra de metal. Luego de unos minutos, otra pieza de maquinaria se unió al tubo de vidrio, como si fuera un pincho de alta tecnología.
“Trágico”, habló Bakuda, en su próximo descanso. “Este es un trabajo hermoso. No el ensamblado, eso es una mierda. Es obvio que el Artesano que diseñó esto tenía la intención de que fuera armado por tarados. No tendría tornillos y esas mierdas de lo contrario. Pero la forma en que está diseñado, la forma en que todo encaja... hace que una científica se sienta orgullosa. Odio despedazarlo.”
Paige asintió. Ella no sabía lo suficiente sobre ese tipo de cosas para arriesgarse a comentar. Por aterradora como era esta situación, por curiosa que fuera, sentía el efecto persistente del tranquilizante en su sistema, un aburrimiento abrumador.
Ella cerró los ojos.
submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.27 06:13 master_x_2k Enredo III

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo III

Abrí las puertas de vidrio para que Brian pudiera llevar las cajas de muebles. Lo que más me sorprendió de su edificio de apartamentos fue lo despejado que estaba todo. Sin basura, sin gente, sin ruido. Había un tablero de anuncios justo después del segundo juego de puertas, que era algo que normalmente podría haber esperado que fuera un poco desordenado, por regla general, pero incluso allí, las publicaciones individuales estaban cuidadosamente espaciadas, y todo estaba sellado detrás un cristal con una sola cerradura pequeña. Se sentía un poco estéril. O tal vez era solo que yo estaba acostumbrada a un área con más carácter.
No sabía qué decir. No solo en términos de la construcción de apartamentos de Brian, no tenía idea de qué palabras saldrían de mi boca. No tenía la destreza para charlar de forma natural. Por lo general, me las arreglaba planificando constantemente lo que podría decir. El problema era que me había distraído, no tanto por los atributos de Brian, sino por haber tomado conciencia de que los había estado mirando. Ahora que estaba tratando de recuperarme, ponerme en equilibrio mental y planear algo de conversación, todo lo que podía pensar era 'Maldición, Taylor, ¿por qué no puedes pensar en algo que decir?'.
Entramos en el ascensor, y Brian descansó las cajas en la barandilla de metal en el interior. Me las arreglé para preguntar, “¿Qué piso?”
“Cuarto, gracias.”
Presioné el botón.
Subimos, y cuando se abrió la puerta, le ofrecí a Brian una mano para estabilizar las cajas mientras él se retiraba del ascensor. Lideró el camino por el pasillo y se detuvo junto a una puerta mientras yo buscaba las llaves que me había dado, para encontrar la de su apartamento.
No estaba segura de lo que esperaba ver en el lugar de Brian, pero aun así logró sorprenderme.
Lo primero que noté fue que los techos eran altos. El apartamento era prácticamente de dos pisos, un arreglo bastante abierto con pocas paredes. La cocina estaba a nuestra izquierda cuando entramos, pequeña, separada de la sala de estar por un mostrador de bar / cocina. A nuestra derecha estaba el armario del pasillo y las paredes que abarcaban el baño y uno de los dormitorios. Justo en frente de nosotros estaba la espaciosa sala de estar, respaldada por una ventana del piso al techo y una puerta de vidrio que daba a un balcón de piedra. Unas escaleras conducían a un dormitorio situado encima del baño y el primer dormitorio. Supuse que era allí donde dormía Brian, basándome en la cama no desordenada, pero no hecha, que estaba a la vista desde donde estaba parada.
Lo que me impresionó, creo, fue lo suave que era el lugar. Había dos estanterías, de color gris claro, en la sala de estar. En los estantes, vi, había una mezcla de novelas, plantas y libros antiguos con espinas de cuero rajado y raído. Las frondas de algunas de las plantas colgaban sobre los estantes. El sofá y la silla que lo acompañaba eran de pana color canela pálido, con cojines gruesos y lo suficientemente profundos que parecían poder perderse en ellos. Podría imaginarme acurrucarme en ese sillón con las piernas tapadas a mi lado, un libro en mis manos.
De alguna manera había estado esperando una estética similar a la del cromo y el cuero negro. No es que asociara la personalidad de Brian o su gusto con ese tipo de diseño, pero era lo que podría haber pensado que un joven soltero podría llegar a conseguir. Ya fuera la suavidad de los colores, el pequeño frasco con piedras, el agua y el bambú en la encimera de la cocina o las imágenes en tonos sepia de los árboles en el vestíbulo, el lugar me dio una sensación de tranquilidad.
Sentí una punzada de envidia, y no fue solo porque el apartamento de Brian era agradable. Estaba obteniendo una mejor idea de quién era, y cómo éramos personas muy diferentes, en cierto sentido.
Brian gruñó mientras dejaba las cajas junto al armario delantero. Se quitó las botas y lo tomé como una señal para quitarme los zapatos.
“Entonces, ya empecé un poco”, me dijo, llevándome a la sala de estar, y vi que había un montón de tablas de color gris claro y una caja de cartón vacía apoyada contra la pared. “Resulta que realmente necesita un segundo par de manos. ¿Quieres algo antes de comenzar? Prefieres el té al café, ¿verdad? ¿O quieres un refresco? ¿Un bocado?”
“Estoy bien”, sonreí, quitándome la sudadera y poniéndola en el mostrador de la cocina. Le había prometido a Tattletale que lo haría. Sintiéndome muy consciente de mí con mi barriga expuesta, traté de distraerlo con la tarea que tenía entre manos: “¿Empezamos?”
El primer trabajo, el que dejó incompleto, era un conjunto de estanterías, y comenzamos con eso. Era, como él había dicho, un trabajo para dos personas. Los estantes tenían tres columnas con seis estantes cada uno, y cada parte se acoplaba con la ayuda de clavijas de madera. Era imposible presionar dos piezas cerca de la parte superior sin que las que estaban cerca del fondo se separasen, y viceversa, así que conseguimos un ritmo en el que uno de nosotros juntaba piezas mientras que el otro impedía que todo lo demás se desarmara.
En general, nos llevó unos veinte minutos más o menos. Después de verificar que todo estaba encajado y alineado, Brian arrastró el estante del piso y lo colocó contra la pared.
“Ese es uno”, sonrió, “¿Estás segura de que no quieres un trago?”
“¿Qué tienes?”
“Ven, tengo cosas en la nevera. Elije lo que quieras.”
Agarré una cola de cereza. Brian agarró una cocacola, pero casi la ignoró mientras abría la siguiente caja, la cuadrada que medía casi cuatro pies de ancho, y comenzó a colocar las piezas individuales en el suelo de la cocina. Una mesa de cocina con taburetes.
Resultó que la mesa de la cocina era un trabajo más difícil que la estantería. Las patas debían sostenerse exactamente en el ángulo correcto, o los pernos se atascaban en los agujeros, o forzaban a la pata de la mesa a salir de su posición. Cada vez que eso ocurría, terminamos teniendo que sacar el perno y comenzar de nuevo. Terminé sosteniendo firmemente la primera pata de la mesa mientras atornillaba los pernos de la base.
Sin mirarme, colocó su mano sobre la mía para ajustar el ángulo una fracción. El contacto me hizo sentir como si alguien hubiera arrancado una cuerda de guitarra que iba desde la parte superior de mi cabeza hasta la mitad de mi cuerpo. Un profundo ronroneo en mi interior que no se podía escuchar, solo se sentía. Me alegré mucho por las mangas largas de mi top, porque se me ponían los pelos de punta.
Me encontré por defecto cayendo en mi defensa más básica, quedarme callada, quedándome quieta, así que no podía decir ni hacer nada estúpido. El problema fue que esto me hizo muy, muy consciente del silencio y la falta de conversación.
Probablemente Brian no había siquiera notado el silencio, pero me pregunté qué decir, preguntándome cómo iniciar una charla o cómo mantener una conversación. Fue agonizante.
Se acercó para ver mejor mientras colocaba una tuerca en el perno, y su brazo se presionó contra mi hombro. De nuevo, provocó una reacción casi elemental de mi cuerpo. ¿Fue esto intencional? ¿Estaba señalando interés a través del contacto físico casual? ¿O estaba asignando significado a algo casual?
“Casi terminado”, murmuró, ajustando su posición para comenzar a atornillar el otro perno para la pata de la mesa. Su brazo no estaba presionando contra mi hombro ahora, pero por la forma en que estaba agachado, su rostro estaba a solo unos centímetros del mío. De acuerdo, eso fue peor.
“Taylor, ¿crees que puedes agarrar esa llave más pequeña sin mover la pierna?”
No confiaba en mí misma para responder sin hacer un ruido raro, así que simplemente cogí la pequeña llave y se la entregué.
“Eso es más rápido, gracias”, respondió, después de un segundo, “¿Puedes pasarme la tuerca?”
Lo hice, dejándolo caer en su mano en lugar de colocarlo allí, preocupada por lo que podría hacer o por cómo reaccionaría si mi mano tocaba la suya. No iba a sobrevivir las siguientes tres patas de la mesa de esta forma, y mucho menos las banquetas o el tercer mueble que ni siquiera habíamos empezado.
“¿Taylor?”, Preguntó.
Dejó la pregunta colgar, así que tragué saliva y respondí: “¿Qué?”
“Relájate. Puedes respirar.”
Me reí ligeramente al darme cuenta de que estaba conteniendo la respiración, lo que resultó en una exhalación nerviosa y entrecortada que solo aumentó la incomodidad que estaba sintiendo.
Él estaba sonriendo, “¿Estás bien?”
¿Qué se supone que debía decir? ¿Admitir que no sabía cómo lidiar con estar cerca de un chico guapo?
Miré al suelo, a la pata de la mesa que sostenía. “Me pongo nerviosa cuando estoy cerca de la gente. Pienso en, ya sabes, que tal vez tengo mal aliento, o tenga olor a sudor, y no podría notarlo porque es mío, así que aguanto la respiración así para estar segura. No sé.”
Bravo, Taylor. Bravo. Imaginé el más lento y más sarcástico de los aplausos lentos. Hablando de mal aliento y sudor era totalmente el camino a seguir. Uno de esos momentos brillantes que me daría vergüenza cada vez que lo recordara en los siguientes años o décadas, estaba segura.
Entonces Brian se inclinó, cerrando los escasos centímetros de distancia que nos separaban, hasta que nuestras narices prácticamente se tocaron.
“No. Hueles bien”, me dijo.
Si hubiera sido un personaje de dibujos animados, estaba bastante segura de que ese era el punto en el que me salía vapor de las orejas, o me derretía en un charco. En cambio, fui con mi primer instinto, una vez más, y me quedé muy callada. Me di cuenta de un calor en mi cara que debe haber sido un rubor furioso.
Sería difícil decir si fue una misericordia o no, pero Brian se distrajo con el sonido de una llave en una cerradura, y la apertura de la puerta de entrada.
Lo primero que pensé fue que la chica que entró era la novia de Brian. Entonces la vi mirar hacia nosotros, sonreír, y noté la similitud entre sus ojos y los de Brian. Su hermana.
Mi segundo pensamiento, o mi segunda reacción, en realidad, fue difícil de poner en palabras. Es como, podrías mirar un Mercedes y decir que era una hermosa obra de arte, incluso si no eras alguien que prestaba mucha atención a los autos. En líneas similares, cuando veías un Mercedes con una calcomanía de llamas barata pegada a las ruedas y un alerón casero pegado en la parte trasera, era doloroso y decepcionante en un nivel fundamental. Eso fue lo que sentí, mirando a Aisha.
Era hermosa, tan femenina como Brian era masculino, con pómulos altos, cuello largo y, aunque era dos o tres años más joven que yo, ya tenía pechos más grandes que los míos. Podrías convencerme de cortarme un dedo por tener piernas, cintura y caderas como las de ella.
Maldita sea, esta familia tenía buenos genes.
Solo necesitabas echar un vistazo a Aisha para saber que iba a ser completamente hermosa cuando terminara de crecer. Dicho eso, sin embargo, tenía una raya de cabello decolorado y parte de ese cabello decolorado había sido teñido en una franja de color púrpura. Era como si hubiera hecho todo lo posible por parecer vulgar, con shorts de jean rasgados sobre leggings de red verde neón, y un top sin tirantes que dudaría incluso en llamar ropa interior. Cualquier envidia que sentía hacia ella se veía acentuada por un sentimiento casi de ofensa, en cuanto a cómo estaba arruinando lo que le habían dado naturalmente.
“¿Estoy interrumpiendo?”, Dijo, con un tono ligeramente burlón, mientras me miraba sin poder entenderlo.
“Aisha”, Brian se levantó, “¿Qué estás haciendo aquí? Tú-” se detuvo cuando una mujer negra robusta y sólida entró por la puerta principal. Donde la mirada de Aisha hacia mi había sido ambigua, la mirada que esta mujer me dio fue todo lo contrario. Desaprobación, disgusto. Me di cuenta de lo que debía parecer, ligeramente sudorosos, en el suelo entre los muebles, con el estómago visible, prácticamente brillante con un rubor rosado. Me apresuré a agarrar mi sudadera y ponerla.
“Señor. ¿Laborn?”, Dijo la mujer pesada, “Me temo que esperaba que estuviera más preparado, pero parece que está en medio de algo.”
Brian negó con la cabeza, “Si señora. Sra. Henderson. Estoy casi seguro de que su oficina me dijo que los esperara a las dos esta tarde.”
“Esa fue la hora original. Aisha me dijo que quería reprogramar-” La señora Henderson se interrumpió y le lanzó a Aisha una mirada dura.
Aisha sonrió, se encogió de hombros y se levantó de un salto, así que estaba sentada al final del mostrador de la cocina. “¿Qué? Hay una película que quiero ver esta tarde con mis amigos.”
“Si hubieras preguntado, podría haber dicho que sí”, le dijo Brian, “Ahora probablemente voy a decir que no.”
“No es tu decisión, hermano, no estoy viviendo contigo todavía”, ella levantó le mostro el dedo del medio con las dos manos.
Brian parecía que iba a decir algo más, pero luego se detuvo. Suspiró, luego dirigió su atención a la trabajadora social de Aisha, “Lo siento por esto.”
Ella frunció el ceño, “Yo también. Debería haber llamado para comprobar, dada la historia de Aisha de torcer la verdad.” Miró su cuaderno y pasó la página, “Si quieres reprogramar, hmmm, me temo que ya llené la ranura de la tarde, pero tal vez ¿Este fin de semana…?”
Brian le dio a Aisha una mirada molesta, “Ya que está aquí, si estás dispuesta a pasar por alto los muebles que no hemos terminado de armar, podríamos hacerlo ahora.”
“¿Si estás seguro? ¿Qué hay de su... compañera?” Ella me miró.
Mi rubor probablemente no se había ido, y sospecho que me sonrojé un poco más de repente al ser puesta en medio de una situación incómoda. Probablemente no ayudó a desvanecer ninguna impresión equivocada que ella había percibido.
“Ella es una amiga, me estaba ayudando. Taylor, no estoy seguro de cuánto tiempo será esto. No quiero perder tu tiempo, pero me sentiría mal si te fueras tan pronto después de venir hasta aquí. Si quieres quedarte y relajarte, podría llevarte de regreso después.”
Cada parte socialmente torpe de mi cerebro ansiaba tomar la ruta de escape ofrecida, hacer mi salida, enfriarme. Fue difícil decir por qué no lo hice.
“Me quedaré, si no voy a estar en el camino. No tango planes para la tarde.”
Cuando Brian sonrió, me di cuenta de por qué no había aprovechado la oportunidad de irme.
La mujer volvió a examinarme en detalle. Ella me preguntó: “¿Estás en su clase en línea?”
Negué con la cabeza.
“No. Pareces un poco joven para eso.” Entonces ella me desafió, “¿Por qué no estás en la escuela?”
“Um”, dudé. Mantente lo más cerca posible de la verdad. “Estuve al borde de una de las explosiones de bombas y tuve una conmoción cerebral. Estoy faltando a clases que esté completamente mejor.”
“Ya veo. ¿Estás segura de que ensamblar muebles es lo que pretendía el médico cuando te dijo que descansaras y te recuperases?”
Sonreí torpemente y me encogí de hombros. Hombre, realmente estaba esperando no estar estropeando esto para Brian.
“Entonces”, Brian habló con la Sra. Henderson, “¿Quería mirar mi casa y ver el espacio que aparté para Aisha? Supongo que esta es una oportunidad para que revise un lugar antes de que la familia se apresure a barrer todo debajo de la alfombra.”
“Mmm”. Una respuesta no coercitiva. “Vamos al balcón, y puede contarme sobre el área y las escuelas cercanas.”
Brian abrió el camino y sostuvo la puerta para el asistente social. Se cerró detrás de él, dejándome con Aisha, que todavía estaba sentada en el mostrador de la cocina. Le di una pequeña sonrisa y recibí una mirada fría y penetrante a cambio. Incómoda, volví mi atención a la mesa y traté de ver qué podía hacer por mi cuenta, con la segunda pata.
“Así que. ¿Estás en el equipo de mi hermano?”
¿Qué? Estuve orgullosa de mí misma cuando apenas perdí el ritmo. “¿Equipo? Sé que hace boxeo, o boxeaba, al menos, pero-”
Ella me dio una mirada divertida, “Vas a hacerte la tonta, ¿verdad?”
“No estoy entendiendo. Lo siento.”
“Claro.” Se inclinó hacia atrás y pateó un poco las piernas.
Volví mi atención de nuevo a la pata de la mesa. No llegué muy lejos antes de que ella me interrumpiera de nuevo.
“Mira, sé que estás en su equipo. Proceso de eliminación, tienes que ser la chica bicho.”
Negué con la cabeza, tanto para negarlo como para exasperarme. ¿Qué carajo, Brian?
“Me dijo que tenía poderes, no dijo lo que eran. Como tiene poderes, cree que hay una posibilidad de que yo también los tenga. No quería que me sorprendiera. Descubrí quién era él después de eso, vi algo sobre algunos villanos que robaban un casino una noche en la que no estaba en casa, comencé a registrar las veces que no estaba disponible y seguía coincidiendo. Lo confronté y no hizo un buen trabajo negándolo.”
Con la esperanza de desequilibrarla, puse en mi rostro la más convincente expresión de sorpresa con los ojos abiertos tanto como podía “¿Estás diciendo que tu hermano es un supervillano?
Parpadeó dos veces, luego dijo, lentamente, como si estuviera hablando con alguien con una discapacidad mental, “Siiiii. Y estoy diciendo que tú también lo eres. ¿Por qué otra razón se juntaría mi hermano contigo?”
Auch. Eso dolió.
Me ahorré tener que dar una respuesta y mantener la farsa cuando Brian y la asistente social regresaron del balcón.
La asistente social estaba diciendo: “...dudoso, con la lista de espera.”
“Ella está en el territorio y estaría ingresando a la escuela al mismo tiempo que el resto de los estudiantes de noveno grado.” Brian respondió, mirando mal a Aisha, “Y eso significaría separarla de las malas influencias que tiene alrededor donde está viviendo ahora.”
Aisha le mostró el dedo, otra vez.
“Mmm”, respondió la asistente social, mirando de Aisha hacia él. “Me gustaría ver tu habitación después?”
“¿Mía? ¿No de Aisha?”
“Por favor.”
Brian condujo a la asistente social hasta las escaleras que conducían a su habitación, que daba al resto del departamento.
“Tal vez debería ver cómo reaccionas si lo grito en voz alta”, sugirió Aisha. Ella puso un acento falso, “¿Cómo te llamas, otra vez?”
Giré los ojos.
“¿No vas a decir? Como sea.” Sus manos se ahuecaron alrededor de su boca como si estuviera gritando, gritó burlonamente en un volumen apenas por encima del habla regular, “¡Bichito y Grue, en casa!”
Miré hacia arriba, esperando que Brian y la asistente social no estuvieran al alcance del oído. El murmullo de conversación allí arriba no parecía haber sido interrumpido por lo que Aisha había dicho.
“Parece que estarías en una situación de perder-perder, anunciándolo así”, le respondí, “O tienes razón, y molestas a dos personas que realmente querrás evitar enojar, o estás equivocada y te ves como una loca.”
“¿Y si ellos ya piensan que estoy un poco loca? ¿Qué tengo que perder?”
“No sabría decir.” Apreté el cerrojo, revisé la pata de la silla y la encontré sólida como una roca. Pasé al siguiente. “¿Qué tienes por ganar?”
“Vaaaamos”, ella se quejó, “Solo admítelo.”
Mi corazón latía con fuerza cuando Brian y la asistente social bajaron las escaleras. Aisha, por su parte, pegó una amplia y falsa sonrisa en su rostro para saludarlos. Brian hizo pasar a la mujer al segundo dormitorio, pero no entró con ella. Se detuvo para mirarme.
“Taylor, no necesitas hacer eso por tu cuenta.”
“Está bien”, dije. Mirando hacia arriba, donde Aisha estaba sentada en la encimera, agregué: “Es una buena distracción.”
“Lo siento. Creo que tardaremos solo un minuto más.”
Resultó cierto. La asistente social salió de la habitación de Aisha, echó un vistazo por el baño y luego investigó los armarios y la nevera.
La Sra. Henderson habló con Aisha, “Me gustaría que salgas al balcón por un minuto.”
“Lo que sea.” Aisha saltó del mostrador y se dirigió hacia afuera.
“Y”, dijo, volviéndose hacia Brian, “Tal vez quieras que tu amiga espere afuera también.”
“Realmente no tengo nada que esconder”, respondió, mirando hacia mí.
“Bien. Permítanme comenzar diciendo que esto es mejor que la mayoría.”
“Gracias.”
“Pero tengo preocupaciones.”
Se podía ver la expresión de Brian cambiar una fracción, ante eso.
“Leí los documentos y planes que me enviaste por correo electrónico. Usted tiene un plan sólido en mente para la contabilidad, el pago de las facturas, ayudarla con su educación, posibles gastos adicionales, el presupuesto para la ropa e incluso para ahorrar dinero para la universidad. En muchos aspectos, este es el tipo de situación que deseo, con la mayoría de mis casos.”
“¿Pero?”
“Pero cuando miro este lugar, veo que lo has hecho muy tuyo. Los muebles, las decoraciones, las obras de arte, parecen apuntar a tu personalidad, dejando muy poco espacio para Aisha, incluso en el espacio que has reservado para ella.”
Brian pareció un poco aturdido por eso. “Ya veo.”
“Mire, Sr. Laborn, debemos considerar la perspectiva de Aisha. Ella es una fugitiva en serie. Ella claramente no ve la casa de su padre como un hogar. Se debe tener cuidado adicional para asegurarse de que ella vea esto como tal. Suponiendo que ella termina aquí y no en casa de su madre.”
“Mi madre,” la expresión de Brian tomó un tono más serio.
“Soy consciente de sus preocupaciones sobre el tema de la madre de Aisha, Sr. Laborn.”
Mi celular sonó una vez en mi bolsillo de sudadera. Lo ignoré.
Brian suspiró, flaqueándose un poco, “¿Esto es reparable?”
“Sí. Involucre a Aisha en la decoración, esté dispuesto a comprometer sus gustos y su estética para que sienta que este también es su espacio”, dijo, “sé que no será fácil. Aisha es difícil a veces, estoy segura de que ambos podemos estar de acuerdo es eso.”
Estaba empezando a gravitar hacia esa conclusión yo misma.
“Sí”, Brian asintió, “Entonces, ¿qué sigue?”
“Haré una visita a la casa de su madre en una semana y media, si recuerdo bien. Si desea enviarme otro correo electrónico cuando sienta que ha enmendado este pequeño problema, y ​​las pocas cosas que le señalé durante la inspección, podría hacer arreglos para visitarlo nuevamente.”
“Eso sería fantástico.”
“Tenga en cuenta que tengo una carga de trabajo desbordante, y probablemente no pueda pasar hasta al menos una semana después de que me haya avisado.”
“Gracias”, dijo Brian.
“¿Alguna pregunta?”
Sacudió la cabeza.
“Entonces le deseo suerte. Para disculparme por el tiempo inesperado de la cita, le haré una oferta de una sola vez para quitarle a Aisha de sus manos. Si ella insiste ser suspendida, puedo presentarle a otra persona que siguió ese camino, mientras voy a las citas de esta tarde.”
Brian sonrió. No es exactamente esa sonrisa increíble que había visto tan a menudo, pero una bonita sonrisa, no obstante, “Creo que se perderá la película a la que quería ir.”
“Parece”, el trabajador social sonrió con complicidad. “Siga así, Sr. Laborn. Aisha tiene suerte de tenerlo.”
Brian se animó un poco al respecto.
La reunión no duró mucho después de eso, y Aisha fue arrastrada quejándose por la asistente social. No pude respirar con alivio hasta que se fueron. Incluso entonces, estaba inquieta, sabiendo cuán fuertes habían sido las sospechas de Aisha.
Recordando que mi teléfono había sonado, busqué mi teléfono celular para ver cuál había sido el mensaje. Mientras mantuve presionado el botón para desbloquearlo, le dije a Brian: “Aisha sabe sobre los Undersiders, parece.”
“Mierda. Lo siento”, hizo una mueca de dolor, “Si pensara que te encontrarías con ella, te habría dado una advertencia. ¿No dijiste nada?”
“Fingí no saber de qué demonios estaba hablando, por poco que sirvió. ¿Esto va a ser un problema?”
“Ella prometió que no le diría nada a nadie... y realmente me molesta que haya sido lo suficientemente indiscreta para plantear el tema con alguien a quien no había dado mi consentimiento. Pero Aisha no lo diría por contarlo. Creo que ella probablemente estaba jugando contigo.”
“Si estás seguro”, tenía mis reservas, pero no estaba segura de querer presionarlo sobre el tema, cuando ya estaba estresado.
“Bastante seguro”, suspiró.
Miré mi teléfono celular. Era de Lisa.
prdn x interrumpir besukeo. los dos tienen q volver rapido. se sta yendo todo ala mierda
Sentí un poco de calor en las mejillas mientras me tomé mucho cuidado de borrar el texto. Cuando terminé, me volví hacia Brian. “Lisa dice que algo está pasando. Ella dice que nos apresuremos a volver.”
“Que hinchapelotas”, dijo Brian. “Esperaba... ah carajo. Supongo que no vamos a armar todo esto, ¿eh?”, Me sonrió.
Le devolví la sonrisa, “En otra ocasión.”
Él me dio una mano para ayudarme a ponerme de pie. ¿Estaba siendo optimista u observadora cuando noté que su mano tal vez se demoraba medio segundo más de lo necesario en la mía?
¿Estaba una parte de mi temiendo esas posibilidades, esperando que no fuera ni un deseo mio ni una observación precisa de él? Porque no podía decir si me asustaba, o si solo quería que hubiera una parte cuerda de mí con una objeción.
Mierda. Mentalmente avancé mi línea de tiempo. No más de una semana, y tendría que llevar lo que sabía sobre los Undersiders al Protectorado. No estaba segura de confiar en mí misma por más tiempo que eso.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.09 05:24 J4yC1 ¿Alguien ha oído hablar de los trabajadores sociales fantasma? [T]

El verano antes de sexto grado, los Servicios de Protección al Infante (SPI) empezaron a venir a checarnos mucho. Sé que usualmente los niños somos ciegos ante los errores de nuestros padres, pero aún ahora, quince años después, no puedo entender por qué vinieron.
Viví con mi mamá y mis hermanos gemelos en las afueras de la ciudad. Ese vecindario rural ahora ostenta precios de primer nivel. En aquel entonces, sin embargo, era una poco deseada y distante área en la que mi madre, quien era telefonista de la policía, logró comprar una enorme casa con más de un acre de bosque de robles.
Mi mamá trabajaba en las noches y constantemente hacía horas extras, así que pasaba la mayor parte de mi tiempo libre haciendo de niñera. Parte de mi lo odiaba, parte de mi no quería dejar de hacerlo hasta el día que muriera. Mis mejores recuerdos provienen de esa casa. Tardes de verano persiguiendo a mis hermanos por los árboles desde que el crepúsculo se volvía noche. Los inviernos se fueron echados frente a la TV viendo "El Secreto de NIMH" mientras el fuego que se suponía que no debía prender ardía agradablemente. Ahora daría lo que fuera por regresar.
La primera trabajadora social del SPI vino temprano en la tarde a mediados de Julio. Mis hermanos y yo estábamos en sillas de jardín tomándo Kool-Aid mientras una espectacular tormenta eléctrica rompía en el nublado cielo verde.
Nuestro vecindario entero estaba en una pendiente. Nuestros vecinos de enfrente vivían hasta arriba. Nosotros vivíamos cuesta abajo; el camino casi siempre estaba a nivel de nuestro techo. Me hacía sentir paranoica todo el tiempo. Observada. Así que cuando un mediocre auto negro se estacionó en nuestro frente, los pelos en seguida se me pusieron de punta.
Les dí un golpecito en los hombros a mis hermanos. "A la casa, chicos."
Phillip obedientemente dobló su silla mientras las primeras gotas tibias de lluvia caían al suelo. Patrick, por otro lado, me dio una mirada que podría derretir el acero. El cielo color cristal de mar se reflejaba extrañamente en su piel, pintándolo en enfermizos tonos de verde y gris. Agitó violentamente su botella de Kool-Aid. "Cuando me lo acabe."
Arriba en el frente, una puerta de auto se cerró.
"No, ahora." Dije enojada.
"Solo escuchala." Dijo Phillip, nervioso.
Patrick le dirigió una mirada furiosa que rápidamente se convirtió en incertidumbre.
Observé a mis hermanos ansiosamente, frustrada por haber sido dejada atrás. Yo fui quien tuvo que sacrificar todo por ellos, pero todavía era un extraña.
Pasos recorrieron nuestra larga y empinada entrada. Levanté la vista y vi a una mujer. Ella usaba un traje oscuro. El pelo largo le brillaba como oro viejo bajo el cielo tormentoso.
Cuando nos vio ahí parados, nos sonrió y se abrió paso hacia nosotros.
Se veía bien y era bastante bonita, pero mi corazón se cayó de igual forma.Ella frenó hasta detenerse frente a mí, con los zapatos aplastados en la hierba húmeda. Noté, para sorpresa mía, que era mas bajita que yo. "Hola. Soy la Srita. Milcom. Soy de Servicios de Protección al Infante."
Sentí mi corazón latir lento y bajo, de alguna forma, como si me hubiese enfermado. "¿Cómo?"
Phillip se puso detrás de mi hacia un costado y tomó mi mano. Sus ojos - que solo puedo describir como un ardiente tono castaño, casi del mismo color de su cabello - se posaron en él.
"Vine en respuesta a un reporte, ¿podemos entrar?"
Una sonrisa graciosamente impotente se pintó en mi rostro. Respuesta condicionada, supongo. Se supone que debemos ser amables con los adultos, después de todo. "Sí. Pero mi mamá no está en casa ".
Ella me dio una sonrisa de complicidad. Sus dientes brillaban en el extraño crepúsculo, verde malsano, subsumiendo el agradable marfil. "Solo entre tú y yo, ese es el punto".
La Srita. Milcom nos hizo sentar en la mesa de la cocina y le serví un poco de té helado. Lo aceptó agradecida, y luego empezó a hacer preguntas mientras Patrick golpeaba sus pies bajo la mesa.
"¿Pasas mucho tiempo con otros adultos que no sean tu madre?"
"Con la Srita. Herrera," soltó Phillip.
"¿Quién es ella?"
"Mi maestra. Me gradué del Kínder." dijo orgullosamente "No sé quien será mi maestra este año."
Ella sonrió. "¿Qué hay de ti Patrick?"
Él miró hacia abajo y murmuró.
"¿Disculpa?"
"El sr. Ball"
Mi carácter salió a relucir. "No está hablando de tu amigo imaginario, niño."
"¡No es imaginario!"
La Srita. Milcom tocó su mano suavemente. "Háblame del Sr. Ball."
Patrick le dió una patada especialmente fuerte a la punta de la mesa. "Le gustan las vacas. Del tipo con cuernos. Y me enseña juegos."
Mi pena ajena crecía de golpe a este punto. "Pat, ya en serio."
"¿Hace cuánto que conoces al Sr. Ball?."
"Desde siempre."
Le dirigió sus extraños y punzantes ojos a Phillip. "¿Tú también has visto al Sr. Ball?"
"Algunas veces." Dijo despreocupadamente. Vergüenza e ira se enrollaban en mi garganta. Quizá estuvieron hablando acerca de estos sinsentidos en la escuela y asustaron a algún maestro o algo por el estilo. Luego llamaron al SPI y pusieron el trabajo de mi madre en la cuerda floja, todo porque mis hermanos eran un par de babosos. "Pero no me agrada. Así que ya no lo veo."
Finalmente, la Srita. Milcom me miró. "¿Y tú?"
¿Estaba tratando de hacer sentir aceptados a los chicos? Eso era lo que siempre hacía mi mamá. Lo odiaba, y no se iba a detener ahora. "Estoy grandecita como para tener amigos imaginarios, señora."
Me sonrió.
Me preguntó unas cuantas cosas más. Todas eran vagas, a excepción de algunas - "¿Alguna vez te han hecho un examen de CI?", "¿Sabes algo de tus ancestros?" me sonaron raras.
En resumen, no estuvo ahí por mucho tiempo. Cuando terminó, la acompañé a su auto. No por descortesía, pero para asegurarme que de verdad se estaba yendo.
"Hablaré de esto con mi mamá." Dije educadamente "Si no hay problema."
Me dirigió una sonrisa triste. "Corazón, no está permitido que le digas a tu mamá."
Mirarla, estar cerca de ella, hacía que mi corazón se sintiera lento y enfermo de nuevo. "Pero -"
"Ésta es una investigación clasificada. Si le dices, tendremos que llevarte. Realmente no pensamos que haya hecho algo malo. Pero tenemos que asegurarnos. Y hasta entonces, esto tiene que ser un secreto."
El pánico floreció en mi pecho. "¿Y si los chicos le dicen?"
"No lo harán." Me dio una palmada en el hombro. "Adiós, nos vemos pronto."
Mantener el secreto debía haber sido difícil, pero no lo fue.
Es terrible, pero parte de mi se sintió feliz. Casi aliviada. Tenía once años. No estaba bien que yo fuese la principal cuidadora de mis hermanos. Quizá el SPI haría algo al respecto. Gritarle a mi mamá. Quizá hacerla contratar una niñera en ocasiones.
La Srita. Milcom vino varias veces ese verano, al menos dos veces a la semana, y siempre por las tardes cuando mamá salía a trabajar. Ese sentimiento lento y enfermizo nunca se fue del todo, pero trataba de ser cálida con ella. Era tan bonita, tan gentil, y a la vez tan maternal. Ella enfocaba su atención en los gemelos, pero estaba acostumbrada a esa dinámica. Cualquier otro contacto hubiese sido incómodo.
No le dije ni media palabra a mi madre. Tampoco lo hicieron Patrick o Phillip.
Vino por última vez un viernes a finales de Agosto. La escuela había empezado hacía ya un par de semanas. Los niños estaban malhumorados, y yo estaba harta de ellos. En el primer día de escuela hice muchos amigos. Me invitaban a tomar helado esa noche, pero claro, no podía ir.
Les dije que no teníamos auto. Cuando varios de ellos ofrecieron que sus mamás podían pasar por mi, tuve que admitir que hacía de niñera, y sería para siempre. Era la única cosa que mi mamá me dijo que nunca hiciera - "Me metería en problemas." me decía. Pero estaba cansada de ello. Estaba mal que hiciera eso, arrebatarme la vida para que tuviera una niñera gratis.
Y no era solo yo quien pensaba que esto estaba mal. SPI pensaba también que estaba mal.
Incluso la sonrisa de la Srita. Milcom no podía levantarme los ánimos. Me dio un abrazo, luego retrocedió y me dio su típica sonrisa. "¡Tengo algo muy emocionante que mostrarles!".
"¿Qué es?"
"¡Trae a tus hermanos y vengan a ver! ¡Está en la parte de atrás!"
Giré los ojos y entré a la casa. Phillip y Patrick estaban disculpándose, gritándose el uno al otro.
"¡Lo dijiste de mala gana Patrick!" gruñó Phillip.
"¡Lo dije justo como en el comercial Phillip!" le contestó "¡Así se supone que debes decirlo!"
"Chicos," suspiré, "Vengan afuera."
"¿Qué si no?" dijo Patrick retadoramente.
Algo pasó en su rostro. Oscuro y casi decolorado. Como si estuviésemos de nuevo en esa tormenta eléctrica. "No me importa."
"Bueno, a mi si. Si la haces enojar, nos llevará lejos de mamá. Así que levántate." Patee su silla. Phillip ya estaba de pie. Patrick lo siguió detrás, lanzando dagas por los ojos.
Fuimos afuera. Un millón de grillos cantaron, un musical, un ritmo punzante que hizo eco entre los árboles. La Srita. Milcom bailó de nuevo y gritó con entusiasmo. "¡Apúrense!"
Nos dirigió por toda propiedad, esquivando como una experta árboles aledaños y ramas caídas. Ramitas y raíces se rompían bajo nuestros pies mientras la noche caía. Parecía muy temprano para que estuviese tan oscuro, pero habían pasado ya dos meses desde el solsticio. Por supuesto que los días se sentían más cortos. Estábamos tan cerca del otoño como del invierno.
Nos guió hasta la línea de propiedad, cerca de la valla de alambre de púas que separaba nuestro patio del pastizal en el que pastaban los caballos del vecino. Nuestro pequeño cobertizo roto y oxidado se encontraba ahí. Bueno, no era nuestro cobertizo; era una antigua reliquia de los 1960's, algo que el antiguo dueño había dejado atrás.
"Se supone que no debemos entrar ahí." Dijo Phillip nerviosamente.
"Hay viudas negras ahí," Dijo Patrick, "mamá nos lo dijo."
La Srita. Milcom se rió. "¿Eso les dijo?" Se acercó y se dejó caer frente a él. "Bueno, pues está equivocada."
"No lo está, las vi el verano pasado."
"No hay viudas negras ahí dentro. Pero alguien está ahí." Su sonrisa parecía partirle la cara en dos, tratar de imitarla hace que me duelan las mejillas.
"¿Quién?" Dijo Patrick precavidamente.
Ella aplaudió. "¡El Sr. Ball!"
Patrick en seguida tomó varios pasos hacia atrás.
"No seas gallina." Ella se paró y entró al cobertizo. Para mi incredulidad, vi luz saliendo de la puerta medio rota y podrida, y también de entre la podredura seca. Verde frío y dorado lujoso.
Y había ruido. Forcé mis oídos. Tenue pero inconfundible: una triunfante procesión de cornetas, como si estuviera escuchando un desfile a lo lejos.
La Srita. Milcom abrió la puerta. Un poco de ésta se deshizo entre sus manos. Lo restante se abrió, colgando de una argolla oxidada.
Era una habitación.
Demasiado, demasiado grande para estar en el cobertizo, al menos diez veces mas grande que nuestra propia casa. Increíbles pisos de mármol y paredes distantes de una altura que se perdía de vista. Volteé la cabeza y vi algunas enredaderas de flores.
La Srita. Milcom les agitaba la mano desde adelante. "¡Vengan a mirar!"
Todos nos acercamos a la entrada, incluso Patrick, aunque se escondió detrás mío. Las cornetas eran más fuertes ahora, manteniéndose a tono con los ruidos de insectos que se escuchaban en la noche. El interior del cobertizo era hermoso. Verde, dorado, blanco y negro, todas las superficies eran suaves y brillantes, y había un jardín bajo techo que te quitaba el aliento.
"¿Qué es eso?" susurró Phillip.
"Es un lugar hermoso," Dijo la Srita. Milcom "¿Quieres venir a dar un vistazo?"
Justo frente a mis ojos, el cobertizo se oscureció. Después volvió la luz y la vida, como una mala proyección. Me froté los ojos nerviosamente. La Srita. Milcom lo notó, y frunció el ceño. De momento, me sentí mareada y cansada. Las cornetas y los insectos eran abrumadores y dolorosos, y sus ojos, aquellos cálidos ojos miel-anaranjados se veían casi desquiciantes.
"¿Qué pasa?" Preguntó con tranquilidad.
"E...e...stoy furiosa." dije desafiante.
Patrick y Phillip me miraron.
"¿Sobre qué?"
Me pesaba el pecho. Los miré, mis hermanitos, las personas más importantes en mi vida, mi responsabilidad.
Y mi dolor de cabeza, igual.
"Acerca de ellos," solté. Patrick decayó. "Y todas estas cosas, es estúpido. Todo es estúpido."
El mundo se hundió. Las cornetas tocaban más fuerte y el sonido de los bichos nocturnos se convirtió en un chillido febril y doloroso. El suelo rocoso, cubierto de hojas golpeó mi cabeza y el mundo se oscureció.
Me levanté en la mañana, cubierta de hormigas.
Salté sobre mis pies, chillando, y corrí al cobertizo. Oscuro, estrecho, con abundantes telarañas de algodón y los relucientes cuerpos negros de arañas. Chillando de nuevo y agitando salvajemente mi cabello, corrí hacia la casa.
Vacía.
Sin Patrick, sin Phillip, sin mamá.
Busqué por la casa seis veces, pidiéndole a Dios que estuviera loca, antes de llamar a la policía.
Para no hacer más largo el relato, mi madre y mis dos hermanos desaparecieron. La teoría oficial es que mamá se los llevó para comenzar una nueva vida juntos. Pendía de un hilo por abandono infantil, pero jamás la encontraron.
SPI, por supuesto, nunca recibió un solo reporte para mandar un oficial a visitarnos.
Me pusieron en una casa hogar. Fue muy feo, pero creo que a largos términos no acabé tan mal. Me gradué becada de la universidad, trabajando en una correccional. No soy guardia (disculpen mi lenguaje, pero al carajo con esa mierda). Soy terapeuta. Hago cosas buenas como dar tratamiento post-traumático, pero por culpa de la ley AB 109 también tengo que hacer cosas de mierda como darles clases de paternidad a asesinos de bebés.
Así es la vida. Al menos me pagan bien.
Eventualmente hice las paces con mi situación. Des-recordé todo y me hice la idea de que simplemente fue una manera imaginativa y grotesca de ver las cosas, que derivaba de mi abandono.
Pero hoy recibí una carta, y ahora no estoy tan segura.
Era un sobre sencillo con marcas de agua. Sin remitente. Giré los ojos en cuanto la vi. He estado recibiendo de éstas últimamente de vendedores de autos. La abrí.
Una Polaroid se resbaló y cayó al suelo.
Era una foto de mis hermanos. Patrick y Phillip, claro como el día: cabello en ondas y ojos disparejos: el izquierdo azul, el derecho café. Estaban parados en un cuarto con el piso blanco. Una figura estaba parada detrás de ellos, vestida entre sombras. Femenina, si tuviese que adivinar, usando una ridícula máscara de toro.
Sin hacer caso de las tibias lágrimas de mis ojos, saqué un pedazo de papel del sobre. Se movía salvajemente en mis temblorosas manos mientras leía cuatro palabras que hicieron retumbar la tierra:
Uno aún está vivo.
Solté un agudo llanto mientras mis rodillas se venían abajo.
Por supuesto que llamé a la policía. Se llevaron la carta y la foto. He estado en la estación de policía toda la noche, pero prácticamente solo me han dicho que me calle. "Probablemente sea una farsa," dijo el sargento, "pero nos aseguraremos de ello. "
No sé que creer. No sé que pensar. He estado en Google toda la noche y me crucé con unas cosas sobre trabajadores sociales fantasma. Oficiales del SPI que visitan casas y hacen cosas raras. Cuando los padres llamaban al departamento del SPI para quejarse, les decían que ningún oficial del SPI había sido enviado a su casa. El consenso general dicta que todo el asunto es una farsa.
Prefiero pensar lo mejor.
Thanks to u/Dopabeane for letting us translate this story.
submitted by J4yC1 to nosleepenespanol [link] [comments]


2018.03.29 07:56 master_x_2k Insinuación VII

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

_________________Insinuación VII_________________

Cuando acepté unirme a los Undersiders, hubo algunos gritos de alegría. Me sentí un poco culpable, por actuar de forma engañosa. También, de forma irracional, me sentía complacida conmigo misma.
“¿Qué hacemos ahora?” Lisa le preguntó a Brian.
“No estoy seguro”, dijo Brian, “No es como si hubiéramos hecho esto antes”. Supongo que deberíamos contarle a Rachel, pero ella dijo que podría trabajar hoy.”
“Si la chica nueva está de acuerdo con esto, pasemos por nuestro lugar”, sugirió Lisa, “vemos si Rache está allí, celebramos al nuevo recluta y la ponemos al tanto”.
“Seguro”, dije.
“Está a solo unas pocas cuadras”, dijo Brian, “pero llamaríamos la atención si vinieras disfrazada”.
Lo miré por un momento, no queriendo comprender su declaración. Si me tomaba demasiado tiempo responder, me di cuenta, arruinaría este plan antes de que fuera a ninguna parte. En cualquier caso, podría haberme pateado a mí misma. Por supuesto, esto era natural. Unirse a su equipo significaría que se esperaba que compartiera mi identidad, ya que ellos ya lo habían hecho. Hasta que lo hiciera, no podrían confiarme sus secretos.
Podría haber culpado a la falta de sueño o a la distracción de los acontecimientos a primera hora del día, pero eso no cambiaba las cosas. Me había puesto yo sola contra la pared.
“Está bien”, dije, sonando más tranquila de lo que me sentía. O eso esperaba. “Este disfraz es algo incómodo debajo de la ropa. ¿Puedo tener algo de privacidad?
“Quieres un callejón, o...” preguntó Lisa, deteniéndose.
“Me cambiaré aquí, solo tomará un minuto”, le dije, impulsivamente, mientras miraba a mi alrededor. Los edificios en la calle eran en su mayoría de una o dos plantas, con los únicos edificios más altos que el que estábamos a media cuadra de distancia, y el que está justo al lado de nosotros. No había ventanas en el edificio de al lado con un buen ángulo para verme cambiarme, y dudaba que alguien en el edificio distante pudiera verme como más que una figura de dos pulgadas de alto. Si alguien pudiera verme sacarme el traje y notará suficientes detalles para identificarme, me sorprendería.
Mientras los tres se dirigían a la escalera de incendios, saqué la ropa que había metido en la mochila. A excepción de los paneles de armadura, mi traje era esencialmente de una sola pieza, con la excepción del cinturón y la máscara. Mantuve la máscara puesta mientras desabroché el cinturón y me quité el traje principal. No estaba indecente, llevaba una camiseta sin mangas negra y pantalones cortos negros debajo, en parte por calor extra. La seda no era el mejor aislador por sí misma. Me puse los vaqueros y la sudadera, luego me froté los brazos y los hombros para quitarme el frío. Puse mi traje y la lonchera en mi mochila.
Sentí una punzada de remordimiento por no haber elegido mejor ropa que una sudadera holgada y unos vaqueros demasiado grandes para mí. Ese arrepentimiento rápidamente se convirtió en una punzada de ansiedad. ¿Qué pensarían cuando vieran a la verdadera yo? Brian y Alec eran tipos guapos, de maneras muy diferentes. Lisa era, en la escala entre común y bonita, más tirando a bonita. Mi propio nivel de atractivo, por el contrario, me ponía en algún lugar en una escala que iba desde 'nerd' a ‘común’. Mi opinión sobre dónde encajaba en esa escala cambiaba según el estado de ánimo en el que me encontraba cuando me miraba en el espejo. Eran gente cool, confiada y segura de sí misma. Yo era... yo.
Me detuve antes de que pudiera ponerme nerviosa. Yo no era la antigua Taylor aquí. Aquí y ahora, yo era la chica que había puesto a Lung en el hospital, por accidental que fuera. Yo era la chica que iba de encubierto para tratar de obtener los detalles de una pandilla de supervillanos especialmente persistente. Yo era, hasta que se me ocurriera un mejor nombre, Bicho, la chica que los Undersiders querían en su equipo.
Si dijera que bajé por la escalera de incendios llena de confianza, estaría mintiendo. Dicho eso, logré motivarme lo suficiente como para bajar esa escalera, con la máscara todavía puesta y el disfraz en mi bolso. Me puse de pie frente a ellos, miré alrededor para asegurarme de que no había nadie más, y luego me quité la máscara. Mi corazón latió de forma terrible por un momento en los que estuve casi ciega, sus rasgos faciales solo manchas, antes de ponerme las gafas que tenía en mi bolso.
“Hola”, dije, sin convicción, usando mis dedos para peinar mi cabello nuevamente, “supongo que no funcionaría si me siguen llamando Bicho o chica nueva. Soy Taylor.”
Usar mi verdadero nombre fue un gran riesgo de mi parte. Temía que fuera otra cosa por la que me arrepentiría dentro de cinco minutos, parecido a la realización de que tendría que ir sin disfraz. Lo racionalicé diciéndome a mí misma que ya estaba hasta el cuello en esto. Ser sincera sobre mi nombre bien podría salvar mi pellejo si alguno de ellos decidiera investigarme un poco, o si me encontrara con alguien que conocía mientras estaba en su compañía. Pensaba, esperaba, que para cuando todo esto terminara, tal vez podría pedir algunos favores a alguien como Armsmaster y evitar que filtraran mi verdadero nombre. No es imposible de imaginar, dado el nivel de seguridad alrededor de algunas de las cárceles que tenían para parahumanos criminales. En cualquier caso, cruzaría ese puente cuando llegue a él.
Alec ofreció el más leve giro de sus ojos mientras me presentaba, mientras que Brian solo sonrió. Lisa, sin embargo, puso uno de sus brazos alrededor de mis hombros y me dio un apretón de un solo brazo. Ella era un poco mayor que yo, así que era lo suficientemente alta para estar a la altura perfecta para hacerlo. Lo que me pilló desprevenida fue lo agradable que se sintió el gesto. Como si hubiera estado necesitando un abrazo de alguien que no fue mi padre por mucho tiempo.
Caminamos más profundo en los Muelles en grupo. Mientras que yo había vivido en la periferia de la zona toda mi vida, y aunque la mayoría de la gente diría que el vecindario en el que vivía era parte de los “Muelles”, nunca había estado realmente en las áreas que le daban a esta parte de la ciudad una mala reputación. Al menos, no había estado si descontaba la noche anterior, y había estado oscuro entonces.
No era un área que había sido mantenida, y parecía una especie de pueblo fantasma, o como sería una ciudad si la guerra o el desastre obligaran a la gente a abandonarla por unos años. La hierba y la maleza crecían entre grietas en la acera, la carretera tenía baches en los que se podía esconder un gato, y los edificios estaban descoloridos, consistiendo en pintura descascarada, mortero agrietado y metal oxidado. Los colores desaturados de los edificios se contrastaban con salpicaduras de grafiti de colores vivos. Cuando pasamos por lo que una vez había sido una carretera principal para los camiones que viajaban entre los almacenes y los muelles, vi una fila de líneas eléctricas sin cables que se extendían entre ellos. En un punto la maleza se había trepado casi hasta la cima de los postes, solo para marchitarse y morir en algún momento. Ahora cada uno de los postes tenía un lío de plantas marrones muertas colgando de ellos.
También había gente, aunque no muchos estaban fuera de casa. Estaban los que esperabas, como una recolectora de chatarra con un carrito de supermercado y un anciano sin camisa con barba casi hasta el ombligo, recogiendo botellas y latas de un contenedor de basura. Hubo otros que me sorprendieron. Vi a una mujer que parecía sorprendentemente normal, con ropas que no eran lo suficientemente destartaladas como para llamar la atención, llevando a cuatro niños pequeños casi idénticos a un edificio de la fábrica con un cartel descolorido. Me preguntaba si estaban viviendo allí o si la mamá estaba trabajando allí y simplemente no podía hacer nada con sus hijos más que llevarlos con ella. Pasamos junto a un artista de veintitantos años y su novia, sentados en la acera con pinturas apuntaladas a su alrededor. La chica saludó a Lisa con la mano cuando pasamos, y Lisa le devolvió el saludo.
Nuestro destino era una fábrica de ladrillos rojos con una gran puerta corredera de metal cerrada por una cadena. Tanto la cadena como la puerta se habían oxidado tanto que esperaba que ninguno de los dos sirviera de algo. El tamaño de la puerta y la amplitud de la entrada me hicieron pensar que los grandes camiones o pequeñas embarcaciones habrían pasado a través de la entrada en el apogeo de la fábrica. El edificio en sí era grande, se extendía casi la mitad del bloque, dos o tres pisos de altura. El fondo del letrero en la parte superior del edificio se había desteñido del rojo a un rosa naranja pálido, pero pude distinguir las audaces letras blancas que decían 'Soldadura Redmond'.
Brian nos dejó pasar a través de una pequeña puerta a un lado del edificio, en lugar de la gran puerta oxidada. El interior era oscuro, iluminado solo por hileras de ventanas polvorientas cerca del techo. Pude distinguir lo que habían sido máquinas enormes y cintas de correr antes de ser desmanteladas. Las sábanas cubrían la mayoría de los cascarones vacíos y oxidados. Al ver las telarañas, extendí mi poder y sentí bichos por todas partes. Nadie había estado activo aquí por mucho tiempo.
“Vamos”, me instó Brian. Miré hacia atrás y vi que estaba a mitad de una escalera de caracol en la esquina. Me dirigí hacia él.
Después de ver la desolación del primer piso, ver el segundo piso fue un shock. Era un loft[1], y el contraste era sorprendente. Las paredes exteriores eran de ladrillo rojo, y el techo era el de la fábrica, sostenido por un esqueleto de vigas de metal en lo alto. En términos de área general, el loft parecía tener tres secciones, aunque era difícil de definir porque era una disposición tan abierta.
La escalera se abría a lo que habría llamado la sala de estar, aunque solo esa habitación tenía casi tanto espacio como la planta baja de mi casa. El espacio estaba dividido por dos sofás, que estaban dispuestos en ángulo recto el uno con el otro, ambos frente a una mesa de café y uno de los televisores más grandes que jamás había visto. Debajo del televisor había media docena de consolas de videojuegos, un reproductor de DVD y una o dos máquinas que no reconocí. Supuse que podrían tener un TiVo[2], aunque nunca había visto uno. Parlantes más grandes que los televisores que mi papá y yo teníamos en casa estaban a ambos lados de la TV. Detrás de los sofás había mesas, algunos espacios abiertos con alfombras y estantes contra las paredes. Las estanterías estaban llenas hasta la mitad de libros y revistas, mientras que el resto del espacio de la estantería estaba lleno de objetos que iban desde zapatos desechados hasta velas.
La segunda sección era una colección de habitaciones. Sin embargo, era difícil etiquetarlos como tal, porque eran más como cubículos, tres contra cada pared con un pasillo entre ellos. Eran de un tamaño razonable, y había seis puertas, pero las paredes de cada habitación tenían solo dos metros y medio de altura, sin llegar al techo. Tres de las puertas tenían ilustraciones pintadas con aerosol. La primera puerta tenía una corona hecha en un dramático estilo de graffiti. La segunda puerta tenía las siluetas blancas de un hombre y una mujer sobre un fondo azul, imitando los signos de los baños de “hombres” y “mujeres” que eran tan comunes. El tercero tenía la cara de una niña con los labios fruncidos. Me pregunté cuál era la historia allí.
“Bonito arte”, dije, señalando la puerta con la corona, sintiéndome un poco tonta por haber sido lo primero que dije cuando entré en la habitación.
“Gracias”, respondió Alec. Supongo que eso significaba que era su trabajo.
Me tomé otro segundo para mirar alrededor. El otro extremo del desván, la última de las tres secciones, tenía una gran mesa y algunos armarios. Aunque no podía mirar mejor sin cruzar todo el loft, me di cuenta de que su cocina estaba en el otro extremo del desván.
A lo largo, había un desastre. Me sentí casi grosera por prestarle atención, pero había cajas de pizza apiladas en una de las mesas, dos platos sucios en la mesa de café frente al sofá y algunas ropas colgadas en la parte posterior de uno de los sofás. Vi latas de refrescos, o tal vez latas de cerveza, apiladas en una pirámide en la mesa de la habitación del otro lado. Sin embargo, no estaba tan desordenado que pensé que fuera desagradable. Era un lío que hacia una declaración... cómo, 'Este es nuestro espacio'. No hay supervisión adulta aquí.
“Estoy celosa”, admití, siendo honesta.
“Torpe”, dijo Alec, “¿Por qué estás celosa?”
“Quise decir que es genial”, protesté, un poco defensiva.
Lisa habló antes de que Alec pudiera responder, “Creo que lo que Alec quiere decir es que este es tu lugar ahora también. Este es el espacio del equipo, y tú eres un miembro del equipo ahora.”
“Oh”, dije, sintiéndome tonta. Lisa y Alec se dirigieron a la sala de estar, mientras Brian se dirigía al otro extremo del loft. Cuando Lisa me hizo un gesto para que la siguiera fui con ella. Alec se acostó, tomando un sofá entero, así que me senté en el lado opuesto del sofá de Lisa.
“Las habitaciones”, dijo Lisa, “al otro lado, en orden de más cercano a más lejos, están Alec, el baño, el mío”. Eso significaba que la habitación de Alec era la de la corona, y la puerta de Lisa tenía la cara con los labios fruncidos. Ella continuó: “Del lado más cercano a nosotros, la habitación de Rachel, la habitación de los perros de Rachel y el armario de almacenamiento”.
Lisa hizo una pausa, luego miró a Alec y preguntó: “¿Crees que ella-”
“Duh”, Alec la interrumpió.
“¿Qué?” Pregunté, sintiéndome perdida.
“Limpiaremos el armario de almacenamiento”, decidió Lisa, “Para que tengas una habitación”.
Me sorprendí. “No tienen que hacer eso por mí”, le dije, “tengo un lugar”.
Lisa hizo una mueca, casi dolorida. Ella me preguntó: “¿Podemos hacerlo de todos modos, y no hacer un alboroto? Sería mucho mejor si tuvieras tu propio espacio aquí.”
Debo haberme visto confundida, porque Alec me explicó: “Brian tiene un apartamento, y fue bastante firme en cuanto a no necesitar o querer una habitación aquí... pero él y Lisa han estado discutiendo regularmente por eso. No tiene dónde dormir, excepto el sofá, si se lastima y no puede ir a su casa, y no hay lugar para poner sus cosas, así que todo queda por todas partes. Toma la habitación nos harás un favor.”
“Está bien”, dije. Agregué, “Gracias”, tanto por la explicación como por la habitación misma.
“La última vez que se enfrentó a Shadow Stalker, regresó aquí y sangró sobre un sofá blanco”, dijo Lisa, “sofá de novecientos dólares y tuvimos que reemplazarlo”.
“Maldita Shadow Stalker”, se lamentó Alec.
Brian regresó desde el otro extremo del loft, alzando la voz para que lo escuchara mientras se acercaba, “Rache no está aquí, y tampoco sus perros. Ella debe estar caminando o trabajando. Maldición. Me estreso cuando está fuera.” Se acercó a los sofás y vio a Alec tirado en uno.
“Mueve las piernas”, le dijo Brian.
“Estoy cansado. Siéntate en el otro sofá”, murmuró Alec, con un brazo sobre la cara.
Brian miró a Lisa y a mí, y Lisa se movió para hacer espacio. Brian fulminó con la mirada a Alec y luego se sentó entre nosotras. Cambié mi peso y metí una pierna debajo de mí para darle espacio.
“Entonces”, explicó Brian, “aquí está el trato. Dos grandes al mes, solo para ser miembro del equipo. Eso significa que ayudas a decidir qué trabajos hacemos, vas a los trabajos, te mantienes activa, estás disponible si tenemos que llamar.”
“No tengo teléfono”, admití.
“Te conseguiremos uno”, dijo, como si ni siquiera fuera una preocupación. Probablemente no lo fuera. “Generalmente nos llevamos entre diez y treinta y cinco mil por trabajo. Eso se divide en cuatro partes... cinco partes ahora que estás en el equipo.”
Asentí con la cabeza, luego exhalé lentamente, “No son monedas”.
Brian asintió con la cabeza, una pequeña sonrisa jugando en sus labios, “No. Ahora, ¿Qué tan al tanto estás, en cuanto a saber a qué nos enfrentamos?”
Parpadeé un par de veces, luego declaré, “¿Para otras capas locales? He investigado en línea, he leído religiosamente las revistas de capas durante algunos años, más desde que obtuve mis poderes... pero no sé. Si las últimas veinticuatro horas me han enseñado algo, es que hay muchas cosas que no sé, y solo las descubriré por el camino difícil.”
Brian sonrió. Quiero decir, realmente sonrió. De forma que me hizo pensar en un niño en lugar de un hombre casi adulto. Él respondió: “La mayoría no entiende eso, ¿sabes? Trataré de compartir lo que sé, para que no te atrapen desprevenida, pero no temas preguntar si hay algo de lo que no estás segura, ¿de acuerdo?”
Asentí con la cabeza, y su sonrisa se amplió. Él dijo, a través de una risita bonachona, “No puedo decirte cuánto alivio es que te tomes esto en serio, ya que algunas personas-” se detuvo para inclinarse y patear el costado del sofá en el que Alec estaba echado. “-necesitan que les tuerza el brazo para que escuchen, y algunas personas”, señaló con el pulgar sobre el hombro derecho, “piensan que lo saben todo”.
“Sí lo sé todo”, dijo Lisa, “es mi poder”.
“¿Qué?”, ​​Dije, interrumpiendo a Brian. El latido de mi corazón se aceleró, aunque para empezar no había estado exactamente relajado. “¿Eres omnisciente?”
Lisa se rió, “No, no. Aunque sí sé cosas. Mi poder me dice cosas.”
Tragando fuerte, esperando no llamar la atención al hacerlo, pregunté, “¿Cómo?” ¿Cómo por qué me estaba uniendo a su equipo?
Lisa se inclinó hacia adelante y puso sus codos sobre sus rodillas, “Como cuando supe que estabas en la biblioteca cuando me enviaste los mensajes. Si tuviera ganas, y si tuviera los conocimientos técnicos, estoy seguro de que podría haberlo averiguado irrumpiendo en la base de datos del sitio web y hurgando en los registros para encontrar la dirección desde la que te conectaste, pero mi poder simplemente me permite omitir ese paso así.” Ella chasqueó los dedos.
“¿Y por qué exactamente mencionaste que sabías dónde estaba?”, Preguntó Brian, su voz un poco demasiado tranquila.
“Quería ver cómo reaccionaría ella. Jugar con ella un poco,” Lisa sonrió.
“Maldita sea-” Brian comenzó, pero Lisa lo ignoro con un ademán.
“Estoy preparando a la novata,” ella le hizo un ademán de que se fuera, “Grítame más tarde.”
Sin darle la oportunidad de responder, se volvió hacia mí y me explicó: “Mi poder llena los vacíos en mi conocimiento. Por lo general, necesito información para empezar, pero puedo usar detalles que mi poder me provee para descubrir más cosas, y todo como que se conecta y multiplica, dándome un flujo constante de información.”
Tragué saliva, “¿Y sabías que una capa estaba en camino anoche?”
“Sí”, dijo, “llámalo una conjetura con fundamentos.”
“¿Y sabías lo que sucedió en el Cuartel del Protectorado de la misma manera?”
La sonrisa de Lisa se amplió, “Admitiré que hice trampa allí. Averiguar contraseñas es bastante fácil con mi poder. Escarbo entre los documentos digitales del Cuartel del Protectorado y disfruto de un pequeño reality con sus cámaras de vigilancia cuando estoy aburrida. Es útil porque no solo estoy consiguiendo información de lo que veo, escucho y leo, sino que mi poder llena los detalles de cosas como cambios en su rutina y en la política del equipo.”
La miré, una gran parte de mí horrorizada de haber entrado en una situación encubierta frente a una chica con super intuición.
Tomando mi silencio por admiración, sonrió con su sonrisa astuta, “No es tan sorprendente. Soy realmente mejor con cosas concretas. Donde están las cosas, conocer los tiempos, encriptación, blah blah blah. Puedo leer algo en los cambios en el lenguaje corporal o la rutina, pero es menos confiable y un poco un dolor de cabeza. Suficiente sobrecarga de información sin ello, ¿sabes?”
Sí lo sabía, su explicación hizo eco de mis propios pensamientos con respecto a mi capacidad de ver y escuchar cosas a través de mis bichos. Aun así, sus palabras no me hicieron sentir mucho mejor.
“Y”, dijo Brian, todavía mirando ceñudo a Lisa, “Incluso si ella sabe mucho, eso no significa que Lisa no puede ser una idiota a veces.”
Lisa le dio un puñetazo en el brazo.
“Entonces, ¿cuáles son tus poderes?”, Le pregunté a Brian y Alec, con la esperanza de un cambio de tema.
No tuvieron la oportunidad de decirme. Oí ladridos desde la planta baja. En un latido del corazón estaba de pie, a tres pasos del sofá. Tres perros gruñendo me tenían contra la pared, la baba salía volando de sus bocas cuando sus dientes rechinaban acercándose a mis manos y cara.
[1] Un loft, desván o galería es un gran espacio con pocas divisiones, grandes ventanas y muy luminoso.
[2]TiVo: es un aparato que permite grabar el contenido de la televisión en un disco duro interno.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.19 18:35 master_x_2k Insinuación II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

______________________Insinuación II_____________________

Correr había ayudado a despertarme, al igual que la ducha caliente y una taza de café que mi padre había dejado en la jarra. Aun así, la fatiga no ayudó a la sensación de desorientación que tuve sobre cuán normal parecía el día de camino a la escuela. Hace solo unas horas, había estado en una pelea de vida o muerte, incluso había conocido a Armsmaster. Ahora era un día como cualquier otro.
Me sentí un poco nerviosa cuando llegué a la sala de clases. Habiendo salteado básicamente dos clases el viernes anterior, sin poder entregar una tarea importante, pensé que la señora Knott probablemente ya lo sabía. No me sentí aliviada cuando la Sra. Knott me miró y esbozó una sonrisa tensa antes de volver su atención a su computadora. Eso solo significaba que la humillación se redoblaría si alguien interrumpía la clase al venir de la oficina. Una parte de mí quería perderse esta clase también, solo para evitar la humillación potencial y evitar llamar la atención.
Con todo, me sentí ansiosa mientras me dirigía a mi computadora, lo cual me apestaba porque la clase de Computación era una de las pocas partes de la jornada escolar que por lo general no temía. Por un lado, era la clase en la que me estaba yendo bien. Más al punto, ni Madison, Sophia ni Emma estaban en esta clase, aunque sí algunas de sus amigas. Esas chicas generalmente no sentían la necesidad de hostigarme sin el trío, y estaba aún más alejada de ellas porque era de las más avanzadas de la clase. Unas tres cuartas partes de las personas en la sala eran analfabetas en informática, pertenecían a familias que no tenían dinero para computadoras o familias que no tenían mucho interés en las ellas, por lo que practicaban escribiendo sin mirar el teclado y tenían lecciones sobre el uso de motores de búsqueda. Por el contrario, yo estaba en el grupo que estaba aprendiendo algo de programación básica y hojas de cálculo. No hizo mucho por mi reputación friki, pero soportarlo.
La señora Knott era una buena maestra, si no la más práctica; por lo general, ella se contentaba con darnos una asignación en clase a los estudiantes avanzados y luego enfocarse en la mayoría más revoltosa de la clase. Esto me iba muy bien, por lo general terminaba la tarea en media hora, dejándome una hora para usarla como me pareciera. Había estado recordando y repasando los eventos de la noche anterior durante mi carrera matutina, y lo primero que hice cuando la antigua computadora de escritorio terminó su agónico proceso de carga fue comenzar a buscar información.
El lugar de ir para las noticias y la discusión sobre las capas era Parahumanos en Línea. La portada tenía actualizaciones constantes sobre las recientes noticias internacionales sobre capas. A partir de ahí, podía ir a la wiki, donde había información sobre capas individuales, grupos y eventos, o a los tableros de mensajes, que se dividían en casi un centenar de sub foros, para ciudades y capas específicas. Abrí el wiki en una pestaña, luego encontré y abrí el foro de Brockton Bay en otro.
Tuve la sensación de que Tattletale o Grue eran los líderes del grupo con el que me había topado. Dirigiendo mi atención a Tattletale, busqué en la wiki. El resultado que obtuve fue decepcionantemente corto, comenzando con un encabezado que decía: “Este artículo es un esbozo. Sé un héroe y ayúdanos a expandirlo.” Hubo un anuncio de una frase sobre cómo ella era una supuesta villana activa en Brockton Bay, con una sola imagen borrosa. La única información nueva para mí fue que su traje era lavanda. Una búsqueda en los tableros de mensajes no arrojó absolutamente nada. Ni siquiera había una pista sobre cuál era su poder.
Levanté la vista hacia Grue. En realidad, había información sobre él, pero nada detallado o definitivo. En el wiki se afirmaba que había estado activo durante casi tres años, realizando delitos menores como robar tiendas pequeñas y hacer algún trabajo como matón para aquellos que querían tener un poco de músculo superpoderoso para un trabajo. Recientemente, había recurrido a la delincuencia a mayor escala, incluido el robo corporativo y robo a un casino, junto con su nuevo equipo. Su poder fue catalogado como generación de oscuridad en la barra lateral debajo de su imagen. La imagen parecía lo suficientemente nítida, pero el centro de atención, Grue, era solo una borrosa silueta negra en el centro.
Busqué a Perra después. No hay resultados. Hice otra búsqueda de su título más oficial, Hellhound, y obtuve una gran cantidad de información. Rachel Lindt nunca había hecho ningún intento real de ocultar su identidad. Aparentemente había estado indigente durante la mayor parte de su carrera criminal, viviendo en las calles y mudándose cuando la policía o una capa la perseguían. Los avistamientos y encuentros con la chica sin hogar terminaron hace aproximadamente un año. Supuse que era cuando unió fuerzas con Grue, Tattletale y Regent. La imagen en la barra lateral fue tomada de las imágenes de la cámara de vigilancia: una chica sin mascara, de cabello oscuro, a quien no habría llamado bonita. Tenía un rostro cuadrangular, de rasgos bruscos y cejas espesas. Ella estaba montando encima de uno de sus monstruosos “perros” como un jinete monta un caballo, por el carril central de una calle.
Según la entrada de la wiki, sus poderes se manifestaron cuando tenía catorce años, seguido casi inmediatamente por la demolición del hogar adoptivo en el que ella había estado viviendo, lesionando a su madre adoptiva y otros dos hijos adoptivos en el proceso. Esto fue seguido por una serie de escaramuzas y retiradas de dos años a lo largo de Maine cuando varios héroes y equipos trataron de aprehenderla, y ella los derrotó o evadió con éxito la captura. No tenía poderes que la hicieran más fuerte o más rápida que la mujer promedio, pero aparentemente era capaz de convertir perros ordinarios en las criaturas que había visto en la azotea. Monstruos del tamaño de un auto, puro músculos, huesos, colmillos y garras. Una caja roja cerca de la parte inferior de la página decía: “Rachel Lindt tiene una identidad pública, pero se sabe que es particularmente hostil, antisocial y violenta. Si la reconoce, no se acerque ni provoque. Salga del área y notifique a las autoridades su última ubicación conocida.” Al final de la página había una lista de enlaces relacionados con ella: dos sitios de fans y un artículo de noticias relacionado con sus primeras actividades. Una búsqueda en los tableros de mensajes arrojó demasiados resultados, dejándome incapaz de separar la basura, los argumentos, la especulación y el culto al villano para encontrar cualquier bocado genuino de información. Lo que podía entender es que ella era notoria. Suspiré y seguí adelante, tomando nota mental de hacer más investigación cuando tuviera tiempo.
El último miembro del grupo era Regent. Teniendo en cuenta lo que Armsmaster había dicho sobre que el chico era de bajo perfil, no esperaba encontrar mucho. Me sorprendió encontrar menos que eso. Nada. Mi búsqueda en la wiki solo arrojó una respuesta predeterminada, “No hay resultados que coincidan con esta consulta. 32 direcciones IP únicas han buscado en el Wiki de Parahumanos.net 'Regent' en 2011. ¿Te gustaría crear la página?” No aparecía nada en los foros. Incluso busqué la ortografía alternativa de su nombre, como Regence y Recant, en caso de que lo haya escuchado mal. Nada apareció.
Si mi estado de ánimo había sido algo amargado cuando llegué al salón, los caminos cerrados solo lo empeoraron. Dirigí mi atención a la tarea de la clase, creando una calculadora funcional en Visual Basic, pero era demasiado trivial para distraerme. El trabajo del jueves y el viernes ya nos había dado las herramientas para hacer el trabajo, por lo que era realmente solo trabajo para pasar el tiempo. No me molestaba aprender cosas, pero trabajar por trabaja era molesto. Hice lo mínimo posible, revisé si había errores, moví el archivo a la carpeta “trabajos terminados” y volví a navegar por la web. Al final, el trabajo apenas tomó quince minutos.
Busqué a Lung en la wiki, algo que ya había hecho con bastante frecuencia, como parte de mi investigación y preparación para ser un superhéroe. Quería asegurarme de saber quiénes eran los principales villanos locales y qué podían hacer. La búsqueda de 'Lung' se redirigió a una página general de su pandilla, la ABB, con bastante información detallada. La información sobre los poderes de Lung estaba bastante en línea con mi propia experiencia, aunque no se mencionaba la super audición, o él fuera a prueba de fuego. Consideré agregarlo, pero decidí no hacerlo. Era una inquietud para mi seguridad que mi aporte pueda ser rastreado a Winslow High, y luego a mí. Pensé que probablemente se eliminaría como especulación sin respaldo, de todos modos.
La sección debajo de la descripción de Lung y sus poderes cubrían a sus subordinados. Se estima que tenía cuarenta o cincuenta matones trabajando para él en Brockton Bay, en su mayoría procedentes de la juventud asiática. Era bastante poco convencional que una pandilla incluyera miembros varias nacionalidades como la ABB lo hacía, pero Lung había convertido en su misión el conquistar y absorber cada pandilla con miembros asiáticos y muchos sin ella. Una vez que tuvo la mano de obra que necesitaba, las pandillas no asiáticas fueron canibalizadas por recursos, sus miembros descartados. Aunque no había más pandillas importantes en el este de la ciudad para absorber, todavía estaba reclutando fervientemente. Su método, ahora, era reclutar a cualquier persona mayor de doce años y menor de sesenta. No importaba si eras miembro de una pandilla o no. Si eras asiático y vivías en Brockton Bay, Lung y su gente esperaban que te unieras o que pagaras tributo de una forma u otra. Hubo informes de noticias locales, artículos de periódicos, y pude recordar haber visto carteles en la oficina del consejero escolar que detallaban dónde las personas que fueron un blanco podían buscar ayuda.
Los tenientes de Lung figuraban como Oni Lee y Bakuda. Ya tenía un poco de conocimiento general sobre Oni Lee, pero estaba intrigada de ver que había actualizaciones recientes de su entrada en la wiki. Había detalles específicos sobre sus poderes: podía teletransportarse, pero cuando lo hacía, no desaparecía. Al teletransportarse, su ser original, a falta de un término mejor, se mantendría dónde estaba y permanecería activo de cinco a diez segundos antes de desintegrarse en una nube de ceniza de carbono. Esencialmente, él podía crear otra versión de sí mismo en cualquier lugar cercano, mientras que la versión anterior se quedaría el tiempo suficiente para distraerte o atacarte. Si eso no era lo suficientemente aterrador, había un informe de él granada en mano mientras se duplicaba repetidas veces, con sus duplicados efímeros actuando como terroristas suicidas. Para colmo, la página de la wiki de Oni Lee tenía una caja de advertencia roja similar a la que Bitch / Hellhound tenía sobre la suya, menos la parte de su identidad pública. Por lo que sabían de él, las autoridades habían considerado oportuno señalar que era sociópata. La advertencia cubría los mismos elementos esenciales: excesivamente violento, peligroso para acercarse, no debería ser provocado, y así sucesivamente. Eché un vistazo a su fotografía. Su disfraz consistía en un mono negro con una bandolera negra y un cinturón para sus cuchillos, pistolas y granadas. El único color en él era una máscara de demonio adornada de estilo japonés, carmesí con dos franjas verdes a cada lado. Excepto por la máscara, su disfraz emitía la clara impresión de un ninja, lo que aumentaba la idea de que era un tipo que podía deslizar un cuchillo entre tus costillas.
Bakuda era una entrada nueva, agregada a la wiki del ABB hace solo diez días. La imagen solo la mostraba desde los hombros hacia arriba, una chica con cabello negro lacio, grandes gafas opacas sobre sus ojos y una máscara de metal con un filtro de máscara de gas cubriendo la mitad inferior de su rostro. Una cuerda trenzada de alambres negros, amarillos y verdes se enrollaba sobre uno de sus hombros. No pude identificar su origen étnico con la máscara y las gafas, y su edad no era más fácil de descifrar.
La wiki tenía muchos de los mismos detalles que Armsmaster me había mencionado. Bakuda esencialmente había tenido un tomado de rehén una universidad y lo hizo con su habilidad sobrehumana para diseñar y fabricar bombas de alta tecnología. Había un enlace a un video titulado 'Amenaza de bomba en Cornell', pero no me pareció sensato abrirlo en la escuela, especialmente sin auriculares. Hice una nota mental para verificarlo cuando llegue a casa.
Lo siguiente que me llamó la atención fue el encabezado de la sección titulada 'Derrotas y Capturas'. Me desplacé hacia abajo para leerlo. Según la wiki, aparentemente Lung había sufrido varias derrotas menores a manos de varios equipos, desde el Gremio hasta los equipos locales de Nueva Oleada, los Custodios y el Protectorado, pero logró evadir la captura hasta la noche anterior. En una nota publicitaria, “Armsmaster logró emboscar y derrotar al líder de la ABB, debilitado por un reciente encuentro con una pandilla rival. Lung fue llevado al Cuartel del ERP para encerrarlo hasta el juicio del villano por teleconferencia. Teniendo en cuenta la amplia y bien documentada historia criminal de Lung, se espera que enfrente el encarcelamiento en la Pajarera si se lo encuentra culpable en el juicio.”
Respiré profundo y lo dejé salir lentamente. No estaba segura de qué pensar. Estaba en todo mi derecho de enojarme porque Armsmaster tomó el crédito por la pelea que podría haberme costado la vida. En cambio, sentía una emoción creciente. Sentí ganas de sacudir el hombro del hombre sentado a mi lado y señalar la pantalla, diciendo: "¡Yo lo hice posible! ¡Yo!"
Con un renovado entusiasmo, cambié las pestañas al foro y comencé a buscar lo que la gente decía al respecto. Una publicación de un fan o secuaz de Lung amenazó con violencia a Armsmaster. Hubo una solicitud de alguien pidiendo más información sobre la pelea. Una publicación me hizo detenerme, preguntaba si Bakuda podía o no usar una bomba a gran escala y la amenaza de posibles miles o cientos de miles de muertos, para rescatar a Lung.
Traté de olvidarlo. Si sucediera, sería responsabilidad de héroes mejores y más experimentados que yo.
Me llamó la atención que había una persona que no había buscado. Yo misma. Abrí la página de búsqueda avanzada para el foro de Parahumanos.net e hice una búsqueda de términos múltiples. Incluí insecto, araña, enjambre, insecto, plaga y un caos de otros términos que me habían llamado la atención cuando traté de intercambiar ideas sobre un buen nombre de héroe. Reduje el plazo de las publicaciones para buscar publicaciones realizadas en las últimas 12 horas y presioné Buscar.
Mis esfuerzos resultaron en dos publicaciones. Uno se refería a un villano llamado Pestilence[1], activo en el Reino Unido. Aparentemente, Pestilence era una de las personas que podía usar 'magia'. Es decir, lo era si crees que la magia es real, y no solo una interpretación engañosa o delirante de un conjunto dado de poderes.
La segunda publicación estaba en la sección 'Conexiones' del foro, donde las damiselas rescatadas dejaban su información de contacto para sus héroes gallardos, donde se organizaban convenciones y reuniones de fanáticos y donde las personas publicaban ofertas de trabajo para las capas y los obsesionados con las capas. La mayoría eran crípticos o imprecisos, refiriéndose a cosas que solo las personas en cuestión sabrían.
El mensaje estaba titulado, simplemente, "Bicho"
Le hice clic y esperé con impaciencia a que al sistema obsoleto y el módem escolar sobrecargado cargara la página. Lo que obtuve fue breve.
Asunto: bicho
Te debo una. Me gustaría pagar el favor. ¿Nos encontramos?
Envia un mensaje,
Tt.
La publicación era seguida por dos páginas de personas que comentando. Tres personas sugirieron que era algo importante, mientras que media docena de personas más los criticaron como sombreros de aluminio, término de Parahumanos.net para los teóricos de conspiraciones.
Sin embargo, era importante. No pude interpretarlo de otra manera; Tattletale había encontrado la manera de ponerse en contacto conmigo.
[1]Pestilencia

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.17 16:10 master_x_2k Gestación 6

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

___________________Gestación 6___________________

Escuché al Capa llegar con su motocicleta tuneada. No quería ser vista huyendo de la escena de una pelea, y arriesgarme a ser etiquetada como una de los malos por otra persona, pero tampoco iba a acercarme a la calle, por si que Lung se sentia mejor. Como no había ningún sitio donde ir, me quedé donde estaba. Solo descansar sentía bien.
Si me hubieras preguntado hacía apenas unas horas que cómo pensaba que me sentiría al conocer a un superhéroe famoso, habría utilizado palabras como emocionada y nerviosa. La realidad era que estaba demasiado cansada para preocuparme.
Pareció como si volara al tejado, pero el arma larga de casi dos metros que el hombre sostenía se sacudió al aterrizar. Estaba bastante segura de haber visto los dientes de un gancho retirarse en el final del arma. Así que así era conocer a Armsmaster en persona, pensé.
La organización de superhéroes más grande en el mundo era el Protectorado, que abarca Canadá y los Estados Unidos, con conversaciones en curso sobre la inclusión de México en el acuerdo. Era una liga de superhéroes patrocinada por el gobierno con una base en cada “ciudad de capas”. Es decir, tenían un equipo instalado en cada ciudad con una población considerable de héroes y villanos. El equipo de Bahía Brockton era oficialmente ‘El Protectorado Este-Noreste’, y se establecían en la isla flotante envuelta en un campo de fuerza que se podía ver desde el Paseo Marítimo. Este hombre, Armsmaster, era el jefe del equipo local. Cuando el grupo de los principales miembros del Protectorado de todo Canadá y Estados Unidos hacían esa clásica formación de ‘v’ en las sesiones de fotos, Armsmaster era uno de los que estaban en los laterales. Este era un tipo que tenía sus propias figuras de acción. Armsmaster en diferentes poses con partes intercambiables de su Alabarda.
Él parecía un superhéroe de verdad, no un tipo con un disfraz. Era una distinción importante. Llevaba una armadura corporal, de color azul oscuro con reflejos de plata. Tenía una visera en forma de V en ángulo agudo que cubría sus ojos y nariz. Con solamente la mitad inferior de la cara expuesta, pude ver una barba recortada para trazar los bordes de la mandíbula. Si tuviera que juzgar, con sólo la mitad inferior de su rostro para adivinar, supondría que veintialgo o treinta y pocos años.
Su distintivo y arma era su Alabarda, que era básicamente una lanza con un hacha en el extremo, hasta arriba de aparatos y del tipo de tecnología que generalmente sólo veias en la ciencia ficción. Él era el tipo de hombre que aparecía en las portadas de revistas y hacía entrevistas en televisión, por lo que podría encontrar casi cualquier cosa sobre Armsmaster a través de diversos medios de comunicación, excepto su identidad secreta. Sabía que su arma podía cortar a través del acero como si fuera mantequilla, que tenía inyectores de plasma para lo que la hoja sola no podía cortar y que podía disparar pulsos electromagnéticos dirigidos para apagar campos de fuerza y ​​dispositivos mecánicos.
“¿Vas a pelear conmigo?” Preguntó.
“Soy una de los buenos”, le dije.
Acercándose a mí, inclinó la cabeza, “No pareces uno.”
Eso dolió, sobre todo viniendo de él. Era como Michael Jordan diciendo que eras malo en baloncesto. “Eso… no es intencional”, le respondí, un poco a la defensiva, “Llevaba más de la mitad del traje hecho cuando me di cuenta de que ya parecía más sombrío de lo que había previsto, y no podía hacer nada al respecto para entonces.”
Hubo una larga pausa. Nerviosa, aparté mis ojos de ese visor opaco. Eché un vistazo a su emblema del pecho, una silueta de la visera en azul contra un fondo de plata, y me vino la ridícula idea de que en algún momento había tenido un par de calzoncillos con su emblema en la parte delantera.
“Estás diciendo la verdad”, dijo. Fue una declaración convencida, lo que me sorprendió. Quería preguntarle cómo lo sabía, pero no quería hacer o decir algo que pudiera hacerle cambiar de opinión.
Se acercó más, mirándome mientras estaba allí sentada con los brazos alrededor de las rodillas, y preguntó: “¿Necesitas ir a un hospital?”
“No”, le dije. “No lo creo. Y me sorprende tanto como a ti”.
“Eres una nueva cara”, dijo.
“Ni siquiera tengo un nombre todavía. ¿Sabes lo difícil que es pensar un nombre de temática de bichos que no me haga sonar como una supervillana o una completa idiota? “
Se rió entre dientes, y sonaba cálido, muy normal. “No sabría decirte. Entre en este juego lo bastante temprano como para no tener que preocuparme por quedarme sin nombres buenos”.
Hubo una pausa en la conversación. De repente me sentí incómoda. No sé por qué, pero admití , “Casi me muero.”
“Es por eso que tenemos el programa de Custodios,” dijo. No hubo juicio en su tono, ni presión. Sólo un hecho.
Asentí con la cabeza, más por dar una respuesta que por estar de acuerdo con su comentario. Los Custodios eran la subdivisión de menores de dieciocho años del Protectorado, y Bahía Brockton tenía su propio equipo de Custodios, con la misma convención de nombres que el Protectorado; Los Custodios del este-nordeste. Había considerado solicitar unirme, pero la idea de escapar del estrés del instituto para meterme en un embrollo de dramas adolescentes, supervisión adulta y horarios rígidos parecía contraproducente.
“¿Pillaste a Lung?” Le pregunté, para cambiar del tema de los Custodios. Estaba bastante segura de que estaba obligado a tratar de reclutar a nuevos héroes al Protectorado o los Custodios, dependiendo de su edad, para promover todo el plan de los héroes organizados responsables de sus actos, y yo realmente no quería que insistiera sobre que me uniera.
“Lung estaba inconsciente, vencido y hecho un desastre cuando llegué. Le llené de tranquilizantes para estar seguro y le contuve temporalmente bajo una jaula de acero que se suelda a la acera. Lo recogeré cuando esté de vuelta “.
“Bien”, le dije, “Con él en la cárcel, sentiré como que he logrado algo hoy. La única razón por la que empecé la pelea fue porque le oí decir a sus hombres que dispararan a unos críos. Sólo me di cuenta más tarde de que estaba hablando de algunos otros villanos “.
Armsmaster se volvió hacia mí. Así que se lo dije todo, contándole la lucha en general, la llegada de los villanos adolescentes, y sus descripciones generales. Antes de que terminara, él se paseaba nervioso por el tejado.
“Estos chicos. ¿Sabían que estaba viniendo?”
Asentí con la cabeza, una vez. Por mucho respeto que tuviera hacia Armsmaster, no estaba con ánimos de repetirme.
“Eso explica muchas cosas”, dijo, mirando a lo lejos. Después de unos momentos, continuó explicando, “Son resbaladizos. En las pocas ocasiones en que conseguimos pelear cara a cara con ellos, o ganan o salen más o menos indemnes, o ambos. Sabemos muy poco sobre ellos. Grue y Hellhound estaban trabajando por su cuenta antes de unirse al grupo, así que hay algo de información, pero ¿los otros dos? Son inexistentes. Si la chica Tattletale tiene alguna forma de detectarnos o espiarnos, ayudaría mucho a explicar por qué les va tan bien.”
En cierto modo me sorprendió escuchar uno de los mejores héroes admitir no estar totalmente en control de la situación.
“Es curioso”, le dije, después de pensarlo unos momentos, “Ellos no parecen tan duros. Grue dijo que estaban entrando en pánico cuando se enteraron de que Lung iba tras ellos, y estuvieron bromeando relajadamente mientras la lucha ocurría. Grue se estaba burlando de Regente.”
“¿Dijeron todo esto delante de ti?” preguntó.
Me encogí de hombros, “Creo que pensaban que estaba ayudandoles. Según la forma de la que Tattletale hablaba, creo que pensó que yo también era una villana o algo así ” Con un toque de amargura, le dije: “No sé, supongo que fue el traje lo que los llevó a pensar eso.”
“¿Podrías haberte enfrentado a ellos?” me preguntó Armsmaster.
Empecé a encogerme de hombros, y me estremecí un poco. Me sentía un poco dolorida en el hombro, sobre donde había caído en el tejado después de haber sido golpeada por las llamas de Lung. Le dije: “Como has dicho, no sabemos mucho acerca de ellos, pero creo que esa chica con los perros-“
“Hellhound”, dijo Armsmaster.
“Creo que ella podría haberme pateado el culo por su cuenta, por lo que no. Probablemente no podría haber luchado ellos “.
“Entonces piensa que fue buena suerte que se llevaran la impresión equivocada”, dijo Armsmaster.
“Intentaré mirarlo de esa manera,” dije, impresionada por cuan fácilmente era capaz de tener esa mentalidad de “coger algo negativo y convertirlo en algo positivo”, que yo había estado tratando de conseguir. Envidiaba eso.
“Buena chica”, dijo, “Y ya que estamos mirando hacia el futuro, tenemos que decidir que vamos a hacer a partir de aquí.”
Mi corazón se hundió. Sabía que iba a sacar el tema de los Custodios de nuevo.
“¿Quién se lleva el crédito por Lung?”
Cogida por sorpresa, le miré. Empecé a hablar, pero él levantó la mano.
“Escúchame. Lo que has hecho esta noche es espectacular. Jugaste un papel considerable en apresar a un villano importante. Sólo tienes que considerar las consecuencias “.
“Consecuencias”, murmuré, mientras la palabra espectacular resonaba en mis oídos.
“Lung tiene una gran banda a lo largo de Bahía Brockton y ciudades vecinas. Más que eso, tiene dos lacayos con superpoderes. Oni Lee y Bakuda. “
Negué con la cabeza: “He oído hablar de Oni Lee y Grue menciono luchar contra él. Nunca he oído hablar de Bakuda “.
Armsmaster asintió, “No es de extrañar. Ella es nueva. Lo que sabemos de ella es limitado. Hizo su primera aparición y la demostración de sus poderes a través de una extensa campaña de terrorismo contra la Universidad de Cornell. Lung al parecer la reclutó y la trajo a Bahía Brockton después de que sus planes fueran frustrados por el Protectorado de Nueva York. Esto es … algo preocupante”.
“¿Cuáles son sus poderes?”
“¿Conoces la clasificación Inventor?”
Empecé a encogerme de hombros, pero recordé el dolor de mi hombro y asentí con la cabeza en su lugar. Además probablemente fuera más educado. Le dije: “Cubre a cualquier persona con poderes que le dan una comprensión avanzada de la ciencia. Permite crear tecnología adelantada años a su tiempo. Pistolas de rayos, cañones de hielo, armaduras mecánicas, ordenadores avanzados “.
“Algo así”, dijo Armsmaster. Se me ocurrió que sería un Inventor, si su Alabarda y armadura eran una indicación. Eso, o que había conseguido sus cosas de otra persona. Siguió explicando: “Bueno, la mayoría de los Inventores tienen una especialidad o un truco especial. Algo en lo que son particularmente buenos o algo que ellos pueden hacer, que otros Inventores no pueden. La especialidad de Bakuda son bombas “.
Me quedé mirándolo. Una mujer con un poder que le permitía hacer bombas que estaban décadas por delante de su tiempo tecnológicamente . No me extraña que lo viera como una preocupación.
“Ahora quiero que consideres el peligro de llevarte el crédito por la captura de Lung. Sin lugar a dudas, Oni Lee y Bakuda buscarán lograr dos objetivos. La liberación de su jefe y vengarse del responsable. Sospecho que ahora eres consciente… son gente terrorífica, Más aterradores en algunos aspectos que su jefe “.
“¿Estás diciendo que no debería llevarme el crédito”, le dije.
“Estoy diciendo que tienes dos opciones. La primera opción es unirte a los Custodios, donde tendrás apoyo y la protección en caso de un altercado. La segunda opción es mantener la cabeza baja. No llevarte el crédito. Pasar desapercibida “.
No estaba preparada para tomar una decisión así. Por lo general, me iba a dormir a las once más o menos, despertaba a las seis y media para estar lista para salir a correr por la mañana. Según mis calculos, eran entre la una y las dos de la mañana. Estaba emocionalmente agotada por los altos y bajos de la noche, y apenas podía entender las complicaciones y dolores de cabeza que vendrían de unirme a los Custodios, y mucho menos de tener dos sociópatas increíblemente peligrosos viniendo a por mí.
Además de eso, no era tan tonta como para no ver los motivos de Armsmaster. Si optaba por no llevarme el crédito por la captura de Lung, Armsmaster lo haría, estaba segura. No quería empezar con mal pie con alguien tan importante.
“Por favor, mantén mi participación en la captura de Lung en secreto” le dije, dolorosamente decepcionada de tener que decirlo, aun sabiendo que era lo que tenía más sentido.
Sonrió, cosa que yo no esperaba. Tenía una bonita sonrisa. Me hizo pensar que podía ganarse los corazones de muchas mujeres, como quiera que fuesen los dos tercios superiores de su cara. “Creo que algún día mirarás atrás y verás que esta fue una decisión inteligente”, dijo Armsmaster, volviendo a caminar hasta el otro extremo del tejado, “Llámame al CGP si alguna vez estás en un apuro.” Dio un paso fuera del borde del tejado y desapareció de la vista.
Llámame si alguna vez estás en un apuro. Había dicho, sin admitirlo abiertamente, que me debía una. Se llevaría gran parte del crédito por la captura de Lung, pero me debía una.
Antes de haber bajado del todo la escalera de incendios, oí al repiqueteo de su motocicleta, presumiblemente llevando a Lung a un encierro de por vida. Esperaba.
Me llevaría una media hora llegar a casa. De camino, me pararía y me pondría la camiseta y los pantalones vaqueros que había escondido. Sabía que mi padre se iba a dormir antes que yo, y dormía como un tronco, así que no tenía nada de qué preocuparse en cuanto a concluir la noche.
Podría haber ido peor. Por extraño que parezca, esas palabras eran una manta de seguridad que envolví a mi alrededor para evitar centrarme en el hecho de que al día siguiente era día de instituto.
Nombres:
-Armsmaster: Maestro de armas.
-Bakuda: Bakuda viene del japones 爆弾, o ‘bakudan’, que significa ‘bomba’.
-Oni Lee: Lee es un nombre asiático común. Oni, del japonés 鬼, generalmente asociado a espiritus malignos, demonios o monstruos en la mitología japonesa

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.02.26 18:25 Ankyatne [Cael'Adamas 2] Una conversación infructuosa

Anterior parte: Persecución nocturna
[Glacis]
Desde las paredes emergía el sonido amortiguado de decenas de voces en discusión.
El pasillo blanco, en comparación, rezumaba tranquilidad, con ambos guardias ,inmóviles, a los laterales del portón de madera. Vestían una armadura ligera, sin casco, con el tabardo blanco y plata debajo de la coraza.
—...¡y luego el tema del mercado negro! Los Crystae están siendo cazados como anim... —se discernió entre las voces una grave y poderosa, en un momento en que la puerta se abrió para dar paso a un guardia real ataviado de blanco y armadura metálica completa.
—Menudo gallinero tenemos hoy —la voz que salía del casco era ligera y fina— me gustaría que movieran el culo tanto como sus lenguas.
El guardia real se colocó delante de un ventanal y echó la mirada al horizonte, observando la blanca ciudad con capa ceniza, el volcán al fondo respirando en su compás, la muralla de cincuenta metros de alto...
—¿Sabéis algo nuevo sobre el comercio ilegal de crystaii? —les inquirió a los guardas de la puerta.
—No, capitán, sólo lo que todo el mundo sabe, que los crystae se quejan porque los cazan. Y tampoco es que nuestros gobernantes —hizo un leve cabeceo al lado— digan mucho de interés últimamente, se dedican sobre todo a cuestionar al gobernador.
—Es un tema de emergencia, no hay que perder el favor de los Crystae, no se puede tolerar tal muestra de racismo, ni de crueldad hacia la vida...
El sol dejaba ver sus rayos de luz a través de las nubes grises del cielo vespertino, llevaba varias horas haciendo de enviada de la guardia en la reunión semanal del Consejo, la armadura empezaba a pesar y molestaba respirar el aire viciado dentro del casco.
Un mozo pasaba por el pasillo al trote llevando papeles, dirigido a la sala del Consejo, la guardiana le interrumpió.
—Chico, quiero que después de que entregues estos papeles vayas a la Torre y digas al sargento Gale que la capitán Nyjha quiere verle, en la puerta este tras el toque de queda.
—A-a-a sus ordenes capitán —dijo el chico mirando al suelo, intimidado.
—Vamos a hacer una salida nocturna... —pensó Nyjha.
[El refugio, 1 día al oeste de Myria]
—Y entonces la perra se levanta y me da una patada en el pecho, pero por supuesto, la aguanto, diciendo: "¿Qué te crees que estás haciendo, bonita? y de un sopapo la tumbo, una caza fácil sin duda — rugía la voz de Arzós en la taberna, agarrado como estaba a dos mozas, aparentando tener los primeros síntomas de una borrachera.
—Si tan sólo contara un tercio de la verdad...¿verdad Garrien? —Kirash estaba disfrutando de un vino añejo, sentado con su compañero, que comía un filete poco hecho con unas patatas asadas.
Apartó su plato, ya vacío, y se reclinó contra el respaldo de la banqueta, satisfecho, mientras finalizaba su vino.
—¿Garrien? —éste tenía la mirada al vacío— ¿estás bien?.
Parpadeando, despertó de su trance.
—Si, si, tan sólo estaba pensando en... ¿cómo vamos a meter a la chica en Glacis? Los guardias no paran de hacer registros en las puertas.
—Bueno, siempre podemos hacer uso de nuestra "labia", si ya sabes a lo que me refiero, después de todo, vamos a llevarnos un buen pellizco ¿no?
—Si, al menos si todo va según lo planeado... —la mente se le iba a lo que había escuchado que hacían con los Crystae, experimentos, torturas, manipulación— pensando en frío, no creo que vuelva a hacer más trabajos de estos.
—¿Por qué? Es un buen dinero, y además ¿qué más dará lo que les hagan a los bichos esos? Sólo son unas abominaciones de la naturaleza, cuantos más cacemos, antes se limpiará el mundo —dijo Kirash, sin preocuparse por bajar la voz, lo que causó algunas miradas hacia su dirección.
—Voy a ver que tal está la chica —dijo Garrien levantándose de la banqueta, arrastrando las patas por el suelo, alejándose acelerado de su compañero y de la escena que se había montado Arzós.
—¡Me la pido luego! Jejejeje —profirió Kirash desde su asiento, exhibiendo una sonrisa malévola— después de todo, sólo la necesitan viva...
Subiendo por las escaleras exteriores de la taberna, Garrien abrió la habitación en la que se hallaba la crystae, atada aún de brazos y piernas, con su mirada recién dirigida al hombre, amenazante y desconfiada.
Si los ojos hablaran, no saldrían cosas bonitas de estos, rojos y llenos de fuerza.
—Tranquila, te traigo algo de agua y una hogaza de pan, no es mucho, pero algo es mejor que nada.
Se sentó en el camastro, y le quitó el pañuelo que servía de mordaza, esperando un río de insultos y maldiciones a su persona, pero se vio sorprendido por un silencio incluso mayor.
—¿Cómo te llamas? —preguntó Garrien, mientras le desataba una mano, no sin antes asegurarse de tener su daga, oculta en su chaqueta y dispuesta a salir como un resorte.
Le dio la cantimplora y dejó la hogaza de pan a su lado.
—¿Para qué querría saber un furtivo el nombre de una presa? —la voz era dura, sin cortes ni temor.
—Curiosidad, no he conocido muchos crystaii que digamos —se levantó del camastro y se puso a examinar las cosas de la mujer.
—Pues no tendrás el placer de conocerme a mi tampoco —arrancando de un bocado un trozo de pan de forma visceral, masticando con fuerza y ganas, la chica no parecía ni estar atada, con tal fuerza de voluntad.
–Es una pena ¿sabes? no elegí este trabajo por placer, al menos eso te lo digo, pero hay que vivir de algo –manejaba la daga, que había sacado de su funda, haciendo malabares con ella.
Un estruendo surgió del piso inferior, un arrastrar de mesas, explotar de platos, y una forma abrió la puerta, con un golpe.
–¡Garrien! Es Arzós, como siempre, ayúdame a pararle.
Los dos hombres abandonaron el dormitorio raudos al auxilio de las pobres gentes de la taberna. Los ojos de la crystae brillaron de esperanza y alegría, seguía con una mano libre.
Siguiente parte: Patrulla nocturna
submitted by Ankyatne to ankyatne [link] [comments]


2016.06.05 18:17 ShaunaDorothy ¡Abajo la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales! ¡Por la liberación de la mujer mediante la revolución socialista! ( 2 - 2 ) (Septiembre de 2013)

https://archive.is/rirsn
La opresión de la mujer, la tradición y la familia
Como administradores de la miseria capitalista del neo-apartheid, el CNA y otros dirigentes de la Alianza idealizan también las sociedades tribales, conciliando y promoviendo, por ejemplo, a los izangoma (médicos brujos) y a otros charlatanes eufemísticamente denominados “sanadores tradicionales”. El desastroso estado del sistema de salud pública —con hospitales públicos crónicamente atestados, cortos de personal y en un estado decrépito, a los que llegar siquiera es una ventaja— significa que, para muchos, los curanderos tradicionales son el único “servicio de salud” al que tendrán acceso jamás. Algunas mujeres acuden a ellos para abortar porque los abortos legales en los hospitales son inaccesibles. Estamos por el derecho de las mujeres al aborto gratuito y seguro para quien lo solicite. En oposición a la “medicina tradicional” muti y otras formas de la denominada “medicina alternativa”, defendemos la ciencia y la medicina científica, y nos oponemos a que los gobiernos subsidien o promuevan de cualquier otra manera a los curanderos tradicionales.
La promoción del atraso tradicionalista por parte del CNA ha tenido resultados desastrosos, como demuestra horripilantemente la política “negacionista del SIDA” del gobierno de Thabo Mbeki (una política que durante años contó con la complicidad de Zuma, segundo de Mbeki hasta 2005, al igual que de los dirigentes del PCS y el COSATU, hasta que finalmente se distanciaron de ésta). Un estudio de la Harvard School of Public Health demostró que unos 330 mil sudafricanos murieron de SIDA entre 2000 y 2005 porque no fue implementado un programa de tratamiento con antirretrovirales (ARV) a tiempo. La miserable ración de ayuda que destinó el sistema imperialista ávido de ganancias a Sudáfrica fue obstruida adicionalmente cuando Mbeki y otros líderes del CNA rechazaron la ciencia médica y bloquearon activamente la implementación de un programa basado en los ARV, promoviendo en cambio a los curanderos tradicionales y otros mercaderes de la muerte que empujan curas herbales y “naturales”. Como el VIH/SIDA es una enfermedad de transmisión sexual, su expansión ha sido impulsada desde siempre por el papel de subordinación de las mujeres. Siempre nos hemos opuesto a la charlatanería “negacionista” y seguimos exigiendo ARV gratuitos para todos los que los necesiten como parte de una lucha por servicios de salud gratuitos y de calidad para todos.
Además de promover la ignorancia y los prejuicios y supersticiones anticientíficos, los curanderos tradicionales son parte de la represiva estructura política que abarca desde el sangoma [chamán] en la comunidad hasta la Cámara de Líderes Tradicionales, parte del estado burgués. Una función primordial de esta estructura represiva es imponer la subordinación de la mujer frente al hombre, a través de la promoción y legitimación de prácticas patriarcales antimujer. Junto con el lobola y el ukuthwala, éstas incluyen pruebas de virginidad y ceremonias de iniciación como el uMemolo, en donde las mujeres jóvenes son enseñadas a servir a los hombres y entrenadas para transmitir la cultura tradicional a la siguiente generación.
Estas atrasadas prácticas tradicionales, remanentes de una cultura agrícola y esclavista, son un factor importante en la legitimación y promoción de la violencia contra las mujeres, que incluye uno de los más altos índices de violaciones reportadas en el mundo. Las mujeres más vulnerables son las que sufren más estas prácticas. Por ejemplo, los matones que practican el ukuthwala generalmente secuestran mujeres huérfanas o provenientes de familias pobres. Como sucede siempre en la sociedad de clases, las tradiciones y la cultura que son defendidas más aguerridamente son aquéllas que le son aceptables y beneficiosas a los ricos.
Fortalecer los tribunales tradicionales significa fortalecer esta represión de las mujeres. En muchos sistemas legales basados en las costumbres, las mujeres africanas tienen como guardianes a sus padres y, después del matrimonio, a sus maridos. No tienen capacidad de contratar nada sin el consentimiento de su guardián y no pueden presentarse en los tribunales sin la asistencia de éste. Están excluidas de los procesos políticos de las tribus y en ocasiones tampoco pueden acceder a la propiedad de la tierra. Tradicionalmente, las mujeres no son incluidas en las negociaciones del lobola: el consentimiento al sexo y otros derechos sexuales no están en manos de las mujeres mismas, sino de los miembros de su familia.
Comúnmente se piensa, de manera errónea, que la subordinación de la mujer al hombre, al igual que la familia patriarcal actual, existen desde siempre. Otra idea equivocada común, particularmente extendida entre los feministas y otros opositores de la opresión de la mujer desde el marco liberal burgués, es que la fuente de esta opresión son simplemente las ideas patriarcales atrasadas (particularmente las de los hombres). Por otro lado, los nacionalistas, en particular, hacen apología de la poligamia forzada, el lobola y otras prácticas antimujer presentándolas de manera idealizada como formas típicamente africanas de demostrar “respeto” entre las familias. Otra justificación para estas cosas argumenta que, dado que las mujeres con frecuencia tienen papeles importantes en las prácticas africanas tradicionales, éstas últimas no pueden resultar opresivas para las mujeres.
Como marxistas entendemos que la opresión de la mujer es material y que la idea de que las mujeres son inferiores a los hombres no es sino un reflejo de esa realidad material. Engels explicó que la opresión de la mujer tiene sus raíces en el desarrollo de la propiedad privada y la división de la sociedad en clases, ambas conectadas con el desarrollo de la familia. Las primeras sociedades humanas vivían una forma de “comunismo primitivo”. Esto significaba que los seres humanos cazaban y recolectaban apenas lo mínimo para sobrevivir y lo compartían de manera equitativa. La división del trabajo entre hombres y mujeres estaba basada en la realidad biológica del cuidado de los niños —es decir, las mujeres eran responsables de gestar y amamantar a los pequeños— y no implicaba un papel subordinado para las mujeres. La división del trabajo entre los sexos era igual y ambos producían para satisfacer sus necesidades vitales. Las funciones del hogar eran una responsabilidad común y colectiva.
Esta igualdad social primitiva desapareció cuando avances como el desarrollo de la agricultura le permitieron a los seres humanos producir más del mínimo para sobrevivir. Este excedente social se convirtió en propiedad de una minoría, formada por hombres, creando las primeras divisiones de clase en la sociedad. Esto llevó al desarrollo de la institución de la familia como un medio para transmitir la propiedad de una generación a otra. También ocasionó el surgimiento del estado, una organización de dominio utilizada por una clase para suprimir a otra.
La familia patriarcal decretó la monogamia para las mujeres, de modo que los hombres pudieran asegurarse que sus descendientes heredarían su propiedad. Esto dio fin a la familia comunal. De ese modo, las funciones de la familia, la crianza de los niños y el trabajo doméstico se volvieron actividades privadas y perdieron su carácter comunal. Las mujeres, confinadas al hogar individual, fueron aisladas de la producción social, que se volvió una esfera masculina. Como escribió Engels en El origen de la familia, la propiedad privada y el estado (1884): “El derrocamiento del derecho materno fue la gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo. El hombre empuñó también las riendas en la casa; la mujer se vio degradada, convertida en la servidora, en la esclava de la lujuria del hombre, en un simple instrumento de reproducción”.
¿Cuál es, entonces, el papel de la familia para la gente que no tiene propiedad que transmitir? La familia bajo el capitalismo sirve además para criar a la siguiente generación para que trabaje en el campo, las fábricas y las minas, y para que sirva de carne de cañón en el ejército burgués. Sirve para entrenar a los jóvenes a obedecer a la autoridad, inculca el atraso religioso y actúa en general como freno de la conciencia social. De esta forma, la institución de la familia asegura que sea mantenido el dominio de clase de los capitalistas. La familia es la fuente principal de la opresión de la mujer, así como una unidad económica y social, baluarte de la reacción social junto con la religión organizada. Es, además, la fuente de la discriminación, la persecución legal y otras formas de opresión contra los homosexuales. A pesar de sus leyes liberales en el papel, Sudáfrica está plagada por un virulento fanatismo antigay, con frecuentes reportes de ataques asesinos contra gays y lesbianas, particularmente en los townships y las áreas rurales.
A diferencia de los feministas, que ven la liberación de la mujer exclusivamente como tarea de las mujeres, nosotros entendemos que la lucha por la igualdad de la mujer tiene que ser levantada como parte necesaria de la lucha por liberar a la clase obrera en su conjunto. Esto incluye la lucha por integrar a las mujeres a la producción social. Los sindicatos tienen que luchar por cuidado infantil gratuito disponible las 24 horas para todos; por la extensión de los derechos de licencia por maternidad para las trabajadoras; por anticonceptivos gratuitos y abortos seguros y gratuitos para quien los solicite; y por otras demandas para darle a las mujeres un mayor acceso a trabajos decentes y a la independencia financiera.
Luchar por estas demandas requiere de un combate político para remplazar a los actuales dirigentes sindicales procapitalistas —que, en el caso de los líderes del COSATU, subordinan directamente a la clase obrera a los capitalistas a través del frente popular nacionalista de la Alianza Tripartita— con una dirección clasista. El combate contra los falsos dirigentes procapitalistas en los sindicatos es una parte crucial de la lucha indispensable por forjar un partido revolucionario de vanguardia. Queremos abrir el camino para que las mujeres desempeñen un papel activo y dirigente en la clase obrera, que es la única con el poder social y el interés objetivo de derrocar el sistema capitalista.
La lucha por la liberación de la mujer, especialmente en los países de desarrollo capitalista atrasado como Sudáfrica, puede ser una importante fuerza motriz para la revolución socialista. Sudáfrica nunca experimentó una revolución democrático-burguesa. En cambio, la opresión capitalista fue impuesta por los colonizadores imperialistas sobre la estructura de las sociedades precapitalistas, dejando en su lugar y reforzando todo el atraso acumulado en esas sociedades, particularmente la brutal opresión de la mujer. Nos oponemos al “relativismo cultural” de los nacionalistas y otros que buscan justificar en nombre de la tradición prácticas barbáricas antimujer como la mutilación genital femenina y el matrimonio por secuestro, y buscamos poner fin a esas prácticas. No hay nada excepcionalmente africano en esas prácticas: por ejemplo, el lobola es una versión del precio de novia, practicado en sociedades de Asia y Europa en distintos periodos, y aun hoy en países como Afganistán.
Luchamos por la emancipación de la mujer a través de la revolución socialista. Buscamos deshacernos de la institución de la familia, fuente de la opresión de la mujer. Las funciones de la familia —el cuidado de los niños, el trabajo doméstico, etc.— no pueden ser simplemente abolidas, tienen que ser remplazadas por instituciones sociales. En una sociedad socialista, el estado obrero buscaría proporcionar cuidado infantil gratuito 24 horas al día, siete días a la semana, fácilmente accesible en casa o el trabajo, cocinas y lavanderías comunales y otras medidas que liberarían a las mujeres de la esclavitud doméstica y les permitirían participar en todos los niveles de la sociedad. Esto no es posible más que sobre la base de una economía socialista planificada, en la que la producción sea liberada de la anarquía y la irracionalidad, y sea organizada y operada para satisfacer las necesidades humanas y no la sed de ganancias.
“La revolución por etapas”: Traición contra las mujeres y el socialismo
El Partido Comunista de Sudáfrica dice oponerse a la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales. El año pasado, los delegados al XIII Congreso Nacional del Partido votaron por rechazarla categóricamente, tan sólo unos meses después de que el Comité Central del PCS emitiera una comedida declaración que llamaba a “discutirla más” y argumentaba: “Hay aspectos del sistema de Tribunales Tradicionales que son progresistas y deberían ser mantenidos, pero los aspectos que están en conflicto con los objetivos no sexistas, democráticos y de construcción de la nación de la Revolución Democrática Nacional deberían ser rechazados”. No es para sorprenderse, sin embargo, que nada de esto parece haber causado disturbio alguno en la armoniosa relación entre los dirigentes del PCS y el gobierno capitalista que busca aprobar la reaccionaria propuesta de ley —un gobierno del que son una parte prominente—. Por citar sólo un ejemplo, Yunus Carrim, miembro del politburó del PCS, es el asistente del ministro en el Departamento de Administración Corporativa y Asuntos Tradicionales, ¡precisamente el ministerio responsable de la propuesta de ley!
Los dirigentes del PCS tienen una larga historia de traicionar los intereses de la clase obrera en nombre del esquema menchevique/estalinista de la “revolución por etapas”, conocido en Sudáfrica como la “Revolución Democrática Nacional” (RDN). De acuerdo con este esquema, que sirve como justificación ideológica para la alianza histórica y la compenetración con el CNA, las condiciones actuales no están lo suficientemente maduras para el socialismo. Por eso, primero debe venir un bloque político con los nacionalistas burgueses “progresistas”. Después, en un futuro siempre lejano y jamás especificado, esto conducirá al socialismo. A través de la historia, la “segunda etapa” siempre ha sido en realidad el asesinato de los obreros y los comunistas a manos de los nacionalistas burgueses.
En 1964, el líder histórico del PCS Govan Mbeki escribió bonitas palabras denunciando a los líderes tradicionales: “Si los africanos han tenido jefes, es simplemente porque todas las sociedades humanas los han tenido en un punto u otro. Pero cuando un pueblo se ha desarrollado a tal grado que descarta a los jefes tribales, cuando su desarrollo social contradice la necesidad de una institución así, entonces obligarlo a mantenerla no es liberación sino esclavitud” (The Peasants’ Revolt [La revuelta de los campesinos]). Sin embargo, en nombre de la alianza de colaboración de clases con los nacionalistas “progresistas” del CNA, los dirigentes del PCS aceptaron toda clase de conciliaciones grotescas con los jefes tribales y aun ahora se encuentran entre los apologistas más rastreros del gobierno de la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales.
Para avanzar en su lucha, la clase obrera debe romper con la Alianza Tripartita y con la política reformista de colaboración de clases presentada bajo el nombre de Revolución Democrática Nacional. En oposición al esquema de la “revolución por etapas”, Spartacist/South Africa, sección de la Liga Comunista Internacional, está por el programa y la perspectiva de la revolución permanente desarrollados por el dirigente bolchevique León Trotsky. Ésta sostiene que, en los países de desarrollo capitalista atrasado, las tareas democráticas inconclusas, asociadas históricamente con las revoluciones burguesas, sólo pueden ser llevadas a cabo con la llegada al poder de la clase obrera. Una vez en el poder, la clase obrera deberá luchar por extender la revolución a los países capitalistas avanzados para asegurar la construcción exitosa del socialismo.
Sudáfrica es un caso particularmente dramático de la aplicabilidad de la revolución permanente de Trotsky: una sociedad única, en la que la colonización europea creó una fuerte superposición de las cuestiones raciales y de clase a través de la brutal superexplotación y supresión de la mayoría negra. Para enfatizar la conexión intrínseca entre la revolución socialista y la liberación nacional para la mayoría negra, y para combatir el dominio de la ideología nacionalista, lanzamos el llamado por un gobierno obrero centrado en los negros como una concretización de la revolución permanente. Un gobierno obrero centrado en los negros unificaría a los distintos grupos tribales y lingüísticos y le daría un papel activo y completos derechos democráticos a las minorías de color (coloured) e india, al igual que a los blancos que acepten un gobierno basado centralmente en los obreros negros.
Las medidas necesarias para desmantelar el racista sistema de trabajadores migrantes y para liberar a las mujeres de la esclavitud doméstica subrayan la necesidad vital de una perspectiva internacionalista. El desarrollo de las áreas rurales, los programas para proporcionar vivienda y cuidado infantil para todos, etc., todo ello dependerá para su éxito de la conexión con una economía socialista planificada internacional, lo que implica la extensión de la revolución socialista a los países capitalistas avanzados (imperialistas) en Norteamérica, Europa Occidental y Japón. En la lucha por este objetivo, buscamos construir un partido leninista revolucionario de vanguardia de la clase obrera que defenderá la causa de las masas urbanas ampliamente desempleadas, los sin tierra, los inmigrantes, las mujeres, los trabajadores agrícolas y todos los demás oprimidos bajo el capitalismo del neoapartheid.
¡Por nuevas revoluciones de Octubre!
Las mujeres negras desempeñaron un papel heroico en la lucha contra el apartheid, pero como esa lucha estaba dominada políticamente por el nacionalismo burgués, la liberación que ansiaban nunca llegó. Nuestro modelo positivo en la lucha por la liberación de la mujer es el Partido Bolchevique de Lenin y Trotsky. La Revolución de Octubre de 1917, dirigida por los bolcheviques, fue una confirmación dramática de la teoría de Trotsky de la revolución permanente. El gobierno revolucionario del joven estado obrero luchó por llevar a cabo el programa marxista para la liberación de la mujer. Inmediatamente removieron todas las trabas a la igualdad legal, otorgando a las mujeres el derecho al voto, rompiendo el control de la iglesia sobre el matrimonio y el divorcio y haciendo de éstos simples asuntos del registro civil. Los bolcheviques legalizaron el aborto, abrieron escuelas para alfabetizar a las niñas, prohibieron la discriminación contra los homosexuales y abolieron el concepto de los niños ilegítimos nacidos fuera del matrimonio.
Pero como explicó Lenin, estos cambios legales son sólo el primer paso en la liberación de la mujer. El segundo paso, más complicado, es sentar las bases materiales necesarias para remplazar en los hechos las funciones sociales de la familia y liberar a las mujeres del arduo trabajo doméstico. Los bolcheviques lucharon, pese a la escasez de recursos, para proporcionar servicios domésticos socializados a gran escala como un primer paso (ver “La Revolución Rusa y la emancipación de la mujer”, Spartacist (Edición en español) No. 34, noviembre de 2006, para una presentación más amplia de lo que hicieron los bolcheviques). Sin embargo, Rusia era un país capitalista atrasado y después de la revolución, el joven estado obrero estaba económicamente devastado, aislado y rodeado de potencias imperialistas hostiles. Lenin y Trotsky entendían que la clave para construir el socialismo en Rusia era la extensión internacional de la revolución obrera a los países capitalistas más avanzados, particularmente Alemania.
Esta perspectiva internacionalista revolucionaria fue más tarde pisoteada por una casta burocrática conservadora y nacionalmente estrecha, representada por Stalin, que llegó al poder a través de una contrarrevolución política e impulsó el programa utópico antimarxista del “socialismo en un solo país”. A pesar de la degeneración burocrática subsecuente y del mal gobierno estalinista, las conquistas obtenidas por el estado obrero soviético fueron enormes, especialmente para las mujeres. Los trotskistas defendimos a la Unión Soviética contra el imperialismo y la contrarrevolución capitalista, y luchamos por la revolución política proletaria para derrocar a la burocracia y regresar al estado obrero al camino de Lenin y Trotsky. Ésta es nuestra perspectiva hacia los estados obreros deformados que quedan hoy en día: China, Cuba, Laos, Corea del Norte y Vietnam.
Uno de los lugares en los que la Revolución Rusa tuvo un profundo impacto sobre las condiciones de la mujer fue el Asia Central soviética. En la época de la Revolución de Octubre, esta región era incluso más atrasada que Rusia, teniendo todavía un modo precapitalista de producción y marcada por la opresión de la mujer bajo la ley tradicional islámica. Los bolcheviques emprendieron trabajo sistemático entre estas mujeres, buscando ganarlas como aliadas y demostrar el potencial liberador del programa comunista a los pueblos de Oriente. Esto fue capturado por Trotsky en un discurso dado en abril de 1924, en celebración del tercer aniversario de la fundación de la Universidad Comunista para los Trabajadores de Oriente en Moscú:
“El sentido, la fuerza y la esencia del bolchevismo yacen en que se dirige no a los jefes obreros sino a la plebe, a los de abajo, a los millones y a los más oprimidos de los oprimidos... Esto, además, quiere decir que la mujer oriental, que es la más paralizada en su vida, sus hábitos y su creatividad, la esclava de los esclavos, que ella, habiéndose quitado el manto ante las exigencias de las nuevas relaciones económicas, se sentirá súbitamente libre de cualquier clase de puntal religioso; tendrá una sed apasionada de obtener nuevas ideas y una nueva conciencia para apreciar su nueva posición en la sociedad. Y no habrá mejor comunista en Oriente, ni mejor combatiente por las ideas de la revolución y del comunismo, que la mujer obrera que ha despertado (aplausos)”.
—“El comunismo y las mujeres de Oriente”, reimpreso en Spartacist (Edición en español) No. 35, agosto de 2008
Nosotros luchamos, en ese espíritu, por construir el partido revolucionario internacionalista necesario para conquistar nuevos Octubres aquí y alrededor del mundo.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/39/tribunales.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.04 13:56 ShaunaDorothy Otra vez la farsa socialpatriota en torno a las Malvinas/Falklands (Junio de 2012)

https://archive.is/4e74V
Espartaco No. 35 Junio de 2012
Otra vez la farsa socialpatriota en torno a las Malvinas/Falklands
Marx escribió alguna vez que la historia se repite; lo que primero ocurre como tragedia, luego sucede como farsa. Pero, en lo que concierne a las Malvinas/Falklands, la seudoizquierda argentina ha representado la misma farsa dos veces. La primera puesta en escena fue en 1982, cuando, al grito de “En el campo militar de la dictadura argentina” y consignas similares, la totalidad del pantano seudotrotskista se cuadró ante la junta militar de Galtieri en su guerra ridícula por esas islas rocosas e inhóspitas, pobladas entonces por unos mil 800 ovejeros (hoy poco más de 3 mil). Conforme la brutal dictadura militar se tambaleaba en medio de la peor recesión económica en la historia de Argentina hasta ese momento, así como por protestas obreras masivas, Galtieri lanzó la invasión de las escuálidas islas para desviar el descontento hacia una ola patriotera. Similarmente, para el imperio británico en ruinas al mando de Margaret Thatcher, ésta fue una guerrita bonita que le permitió aplacar la combatividad de su propia clase obrera.
En aquel entonces explicamos que la genuina posición trotskista-leninista ante el conflicto era el derrotismo revolucionario en ambos bandos:
“La junta carnicera argentina, que apenas unas semanas antes zozobraba en medio de protestas obreras masivas, y el aborrecido gobierno de la Thatcher, que ha llevado a la penuria al pueblo británico, pueden ser derribados como consecuencia de la derrota y la humillación en la guerra”.
—“Falklands, Nowhere War” (Falklands, la guerra de ningún lugar), Workers Vanguard No. 304, 30 de abril de 1982
30 años después, los autoproclamados “trotskistas” se han vuelto a embelesar con la retórica de las “Malvinas argentinas”, esta vez en boca de Cristina Fernández. Mientras impulsaba una serie de medidas contra las masas trabajadoras, como la desaparición de subsidios a la luz, el gas, el agua y el metro de Buenos Aires, Fernández aprovechó el aniversario de la guerra para lanzar una renovada campaña por la posesión de las islas, con el aliciente adicional del petróleo descubierto hace un par de años en la zona, del cual el decrépito imperialismo británico no quiere compartir una sola gota.
Un chasquido de los dedos de parte de Fernández fue suficiente para que el neomorenista Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) lanzara el grito de guerra de que las Malvinas/Falklands “son argentinas, son parte integral de nuestro territorio”, mientras se jacta de las “proezas” militares de la junta de Galtieri al referirse, en la primera persona del plural, a la destrucción del buque Shefield, “que le hundimos a los piratas” (La Verdad Obrera No. 469, 5 de abril de 2012). Por su parte, la Izquierda Socialista —lo que queda de los seguidores del difunto camaleón político Nahuel Moreno fuera del propio PTS— abre su pecho albiceleste para corear que “40 millones de argentinos reclamamos por la soberanía en nuestras islas” (El Socialista No. 214, 15 de febrero de 2012). Nunca dispuesto a quedarse atrás, el caudillo del Partido Obrero (PO), Jorge Altamira, declama un patético lamento al fracaso de la dictadura en 1982: “Qué feliz que nos hubiera puesto que en los diarios figurara [que] un loco, un asesino y un torturador [Galtieri] hundió a la flota británica en el Atlántico Sur y no que una cuerda, una demócrata [¡sic!] y una civilizada [¡sic!] Thatcher destruyó al ejército argentino” (video del 2 de abril en www.tvpts.tv).
Los seudotrotskistas presentan las aventuras y ambiciones chovinistas burguesas en torno a las Malvinas/Falklands como una “causa antiimperialista”. Pero, como escribimos hace 30 años:
“¿Qué tiene de antiimperialista la ‘recuperación’ de este minúsculo archipiélago a cientos de kilómetros de distancia de la costa argentina? ¿Afecta el derecho a la autodeterminación del pueblo argentino? En lo absoluto. ¿En qué forma utiliza Inglaterra las Malvinas/Falklands como medio de presión económica? ¿Abasteciéndola con productos argentinos? Cierto, las Malvinas son una reliquia del imperio británico, y los comunistas exigimos que esta decadente potencia imperialista de segundo rango abandone lo que le queda de sus posesiones coloniales, desde Hong Kong a las Falklands. Pero los trabajadores argentinos en nada se beneficiarían con la aventura de Galtieri (ni aun en el caso de que hubiera tenido éxito)”.
—“Malvinas/Falklands: ¡Abajo Thatcher! ¡Abajo Galtieri!”, Spartacist (Edición en español) No. 11, diciembre de 1982
De hecho, el PTS ha dado un nuevo giro al embellecimiento de las aventuras militares de la burguesía argentina, al lanzar la demanda grotescamente reformista y socialchovinista de que en 1982 “los trabajadores a través de sus organizaciones” tenían que haber impuesto “el alistamiento generalizado del pueblo y que todo hombre y mujer pudiera recibir una adecuada instrucción militar” para ir a matar británicos (o hacerse matar por ellos) sobre un montón de rocas azotadas por el viento (La Verdad Obrera No. 462, 16 de febrero de 2012). Con su flanco izquierdo cubierto fielmente por estos fervientes patriotas, la burguesía argentina debe estar muy tranquila.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/35/falklands.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


Luis Y Julian - Por una mujer Bonita - YouTube Los Nuevos Rebeldes - Por Una Mujer Bonita (2012) - YouTube Por una Mujer Bonita - YouTube por una mujer bonita la arrolladora - YouTube Por Una Mujer Bonita - YouTube Mujer Bonita (1990) 🎬 La Mejor PELICULA de ROMANCE en ... Los Hermanos Jimenez - Por Una Mujer Bonita - YouTube Por Una Mujer Bonita - Multikaraoke - YouTube

POR UNA MUJER BONITA: Acordes y Letra para Guitarra ...

  1. Luis Y Julian - Por una mujer Bonita - YouTube
  2. Los Nuevos Rebeldes - Por Una Mujer Bonita (2012) - YouTube
  3. Por una Mujer Bonita - YouTube
  4. por una mujer bonita la arrolladora - YouTube
  5. Por Una Mujer Bonita - YouTube
  6. Mujer Bonita (1990) 🎬 La Mejor PELICULA de ROMANCE en ...
  7. Los Hermanos Jimenez - Por Una Mujer Bonita - YouTube
  8. Por Una Mujer Bonita - Multikaraoke - YouTube

Los Nuevos Rebeldes - Por Una Mujer Bonita - Homenaje a los Grandes de Culiacan (2012) DESCARGAR: http://www.mediafire.com/?3mug2mfxej2xnxh Luis Y Julian (C) Maximus International Escuchalo y Compartelo Exito de Pepe Aguilar (solo como referencia) Canción: Por Una Mujer Bonita Éxito De: Pepe Aguilar ISRC: MXF550806408 Clave Del Disco: OKE-0068 Copyright: Mul... Provided to YouTube by Believe SAS Por una Mujer Bonita · Valentín Elizalde Por una Mujer Bonita ℗ Por Una Mujer Bonita Released on: 2020-01-29 Author: Valen... Provided to YouTube by Universal Music Group Por Una Mujer Bonita · Banda El Recodo De Cruz Lizárraga Te Presumo ℗ 2008 Fonovisa Records Released on: 2008-01... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Los Hermanos Jimenez de Apatzingan Michoacan Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube.