Cómo conseguir una compañera de trabajo que como usted

Pero desde que ha empezado este cursillo, no para ni un momento de hablar de la compañera de trabajo con la que comparte mesa; que si ella como sabe bastante más de esos dos idiomas le ayuda en todo lo que puede, que si es una chica muy inteligente y siempre le resuelve todas las dudas que tiene, que si le gusta mucho el fútbol como a él y ... nathalie enero 11th, 2016 . hola. no soporto aun compaňero de trabajo siempre anda diciendo q el es el mejor he incluso ya no quiero ni ir a trabajar x no verlo..yo trabajo con una amiga desde hace 2 aňos y desde q llego el hace 5 meses todo me cambio xq trabajamos x % y el lo quiere todo. quiero q se vaya a su anterior trabajo asea al lado en fin no lo voy a dejar sin trabajo xq hay como 10 ... Ejemplo 1: Carta de despedida a un compañero de trabajo que se jubila. Puebla, Puebla. 18 de mayo de 2017 . Francisco Rojas Moreno. Don Panchito: Es para mí un placer entregarle esta carta, para expresarle mi agradecimiento personal por todo lo que nos ha enseñado a quienes hemos llegado mucho después que usted a esta empresa. Tres ejemplos de trabajo en equipo en clave de humor. El caso de los pingüinos, las hormigas y los cangrejos. Y tú, qué opinas… En este artículo hemos querido darte una visión global y profunda de lo que implica trabajar en equipo. Nuestro objetivo era ofrecerte toda la información que necesitas para poder formar un grupo nuevo o potenciar los que ya tengas. No le des créditos a tu destino, para conseguir este trabajo maravilloso! conseguiste este trabajo por tu. ¡Capacidad, trabajo duro y determinación! ¡Sigue así! ¡¡Felicitaciones!! La vida te ha dado una nueva oportunidad, Agárralo y pruébalo, ¡que te mereces totalmente este trabajo! ¡Felicitaciones! Con nuevo trabajo viene, nuevos desafíos, nueva oportunidad, ¡y nuevo alcance ... Es una historia diferente si es mi jefe el que está adjudicándose el crédito por mis ideas. Pienso que parte de mi trabajo es hacer que mi jefe quede bien, para hacerle la vida más fácil. Mientras mi jefe sepa lo que hice, pienso que se justifica que presente mi trabajo a sus superiores.' 10. Los cuatro modelos de la Black and Decker Compañero de trabajo del proyecto centro de cada uno puede ser utilizado para la sujeción, la pintura y la corte.. Preséntate a otros equipos Presentarse a compañeros de trabajo fuera de su equipo puede ayudar a crear una atmósfera positiva para que usted y sus colegas trabajen de manera más eficiente. En muchos casos, trabajará con otros equipos de la organización, por lo que debe intentar establecer una buena relación con ellos lo antes posible. Si usted es una víctima o un/a compañero/a de trabajo preocupado/a por la seguridad de alguien, las personas de su lugar de trabajo y de la comunidad lo/la pueden ayudar. Este folleto describe las señales de alerta en caso de violencia doméstica y los pasos que usted puede seguir para conseguir la ayuda que necesita ... Por cierto, la competencia es a menudo saludable y alentada en el trabajo. Las personas que compiten de forma sana lo ven como una vía para desarrollar sus habilidades, alcanzar metas comunes ...

Una Buena Solución [O]

2020.04.27 03:16 allianceMcloud Una Buena Solución [O]

He recopilado un par de historias que me han contado mis amigos sobre la pandemia, espero sea de su agrado.
El primer relato le llego por correo a mi amigo hace un par de días.
Aprender a escribir y a leer por mi propia cuenta fue más sencillo de lo que ha sido sobrevivir en este mundo, en esta ciudad en medio de la nada, sin internet, computadoras y con solo un par de cabinas telefónicas, de las cuales una ya ha sido destruida por los borrachos del pueblo. Ahora que lo pienso, no me sorprende que hayamos llegado a esto. Con los últimos 5 pesos que tengo envió esta carta pidiendo ayuda, mi nombre es Mariel, tengo 12 años, vivo en Cuxulja, el camión de la Coca ya no viene, tenemos que caminar kilómetros para conseguir agua fresca, mis papas dicen que es peligroso tomar por un bicho, un tal coléra y por los bandidos que asechan, las vacas se nos mueren, los plantíos se echan a perder y mi papa está muy enfermo, por favor señor presidente ayúdenos.
Hace apenas dos meses que llegaron las noticias, todos los viernes nos juntamos en la plaza cercana a la iglesia, los niños corremos emocionados con unos pesitos ahorrados porque sabemos que llega el camión de la coca, la bimbo y hasta el señor de los helados. En cambio, los papas y abuelos se juntan para hablar y saber que pasa en los pueblos cercanos, que noticias hay en Tustla y uno que otro se sube al camión para ir a ciudades más grandes y buscar trabajo, como mi hermano que apenas cumplió los 18, un señor vino y le ofreció trabajar en su planta, haya en Tustla, hace mucho que mis papas se acercan a Don Serafín, el conductor de la coca, para preguntarle sobre Jesús pero él no nos dice nada. El problema es que ese viernes a diferencia de los otros, solo llego el camión de Don Serafín. Bajo de su camión y estaba palido, pensé que estaba enfermo incluso, gente grito pidiendo agua, Don Serafín la acepto con gusto y antes de decir cualquier palabra abrió la caja de su camión, solo traía una reja, apenas 12 cocas de a litro y 12 de agua.
“Lo lamento hermanos, lamentablemente soy portador de malas noticias” dijo, “una enfermedad ha llegado a Tustla y nos han pedido que nos quedemos en casa y han recortado los trayectos, como ahora a ustedes les conté a las demás comunidades y pus agarraron más de lo que debían, me golpearon, me agredieron, me robaron y poco pude traerles, por favor no desesperen vendremos cada 2 semanas, yo y los demás camiones, intentaremos hacer lo mejor posible, se los prometo”.
Mis papas estaban bien preocupados, Arturito, un amigo y vecino mío, preguntó por el de los helados y su papa le soltó un zapé. Había un silencio horrible, escuche como algunas mujeres lloraron, las piernas de mi mami temblaban y de repente, un señor gritando pregunto “¿Qué enfermeda? Don Serafín dijo que no sabía pero que era mortal y que afecto a todo el mundo. Saco un Periódico y se lo dio a uno de los señores que había acabado la preparatoria en Tustla para que lo leyera.
“Escúchenme todos”, dijo, “Por decreto presidencial, la población deberá permanecer en sus casas, la situación no es fácil, un virus, un corona virus, está afectando al mundo y ha matado a miles en Europa, en estados unidos y por fin ha llegado a México. Hay que tener cuidado, se han reportado varios casos y se transmite por el contacto persona a persona.”
Todos empezaron a mirarse, otro señor grito: “¿Dice algo más?” el señor que sabía leer, se quedó callado, dijo, “solo dice que se espera que se saturen los hospitales, que el contagio sea masivo y que muchas personas mueran, fuera de eso lo demás no es de relevancia”. Un par de abuelitas se hincaron y se pusieron a rezar. Don Serafín sacó su mercancía, se despidió de todos y dijo que vendría pronto.
Al día siguiente vino el de la Bimbo, no se detuvo más de 5 minutos, porque no traía pan, en vez les dio aventón a un grupo de jóvenes que habían estado trabajando en Tustla y los patrones los habían regresado a casa por el virus y por disque algunos recortes. Algunos venían felices, pero no todos, algunos estaban enfermos, tosían, estornudaban y tenían ojos rojos, uno de ellos era el hermano mayor de Arturito. Como no sabíamos que llegarían nadie los recibió pero desde las ventanas vimos cómo algunos corrían y otros caminaban a su casa.
El error fue que lo celebramos, las familias estaban felices porque hacía tiempo no los veían, hicieron fiesta, sacaron comida, bebidas, nos juntamos todos. Mis papas preguntaron por mi hermano, pero al parecer, al igual que otros había enfermado y lo llevaron a un hospital.
Dos semanas después encontraron el primer cadáver frente a la iglesia era la abuelita de una compañera, la enterraron, le hicieron un funeral y fue todo el pueblo, pues era respetada y conocida por su buena fe. Después de ese día todo se vino abajo, muchos enfermaron, los jóvenes que habían llegado de Tustla, les dio calentura, a los ancianos se les escuchaba por las noches gritar y maldecir, yo estaba muy asustada y dormía con mis padres. Llego el viernes prometido y me di cuenta que la mitad de los niños habían salido o incluso tal vez menos, creo que éramos como 12, esperamos los camiones junto con algunos adultos pero no llego nadie, ni la coca, ni el de bimbo, absolutamente nadie.
Empezamos a preocuparnos por el agua, solía ir con mi madre al arroyo, mientras mi padre trabajaba el campo y alimentaba a los animales. Camino al riachuelo vi que Carlos, el mejor amigo de mi hermano, y a otros jóvenes, no se veían bien, no me saludo. Poco después escuche que ellos ahora cobraban paso para el arroyo y si no le pagabas te golpeaban, así que mi padre le pidió a mi madre que ya no fuera, que podríamos empezar a usar el agua que habíamos comprado y almacenado. Esa noche fue terrible, escuchamos disparos, gente gritando, pidiendo ayuda, mire a mi papa, me preguntaba si haría algo, pero solo saco su revólver y se sentó frente a la puerta, creo que no durmió ese día.
Nos empezamos a quedar sin animales que comer, después nos enteramos del tal bicho que enfermaba a las personas, al parecer no éramos la única familia que nos estábamos quedando sin opciones, ya que en la tarde llego el compare de mi papá y lo invito a una junta o reunión esa noche, disque verían como arreglar lo del arroyo y la falta de comida.
Mi papa regresó, mi mamá le preguntó que como le había ido, él no le contesto y pronto entendería porqué. Esa noche no me costó trabajo quedarme dormida, creí que los adultos lo habían logrado y que ahora todo sería bueno de nuevo, así que me fue fácil dormir, sin embargo a la mitad de la noche me despertó mi papa, me tapo la boca y me dijo que lo siguiera, le pregunte que a dónde íbamos, qué hacíamos, pero no me contesto, solo me decía que me callara. Estaba muy nerviosa y tenía mucho frio, había olvidado mi chal en la casa; después de caminar un rato llegamos a la iglesia, me dijo que ahí me quedara, que ahí nadie me buscaría, le pedí que me explicara, pero no hizo nada más que decirme que vendría el padre y que tenía que seguirlo, que donde el padre me dejara no me moviera, que no llorará y que esperará a mañana.
Como dijo mi papá, llego Don Armando el cura del pueblo y me dijo que la siguiera, ese hombre me daba mucho miedo, era muy viejo y enojón. No quise hacerlo enojar y lo seguí, me llevo a su cuarto y me dijo que me metiera debajo de la cama, que él se quedaría leyendo en el estudio pero que yo me quedara abajo y no hiciera ningún ruido. Espantadísima me metí debajo de la cama y espere, hasta que el sueño me ganó y me quede dormida.
Me desperté, ya era de día, todo estaba callado y no sabía si debía salir o no, pero recordé las palabras de mi papá y me espere. Creo que fueron solo unos minutos o habrán sido un par de horas cuando vi que abrían la puerta del cuarto, vi unos zapatos que no eran de mi papá, tenían manchas de sangre fresca, así que decidí no salir, escuché como empezaron a mover algunas cosas y romper otras. De repente más pasos se acercaron y escuche a un hombre que lloraba, era el cura, lo aventaron al piso de su cuarto y pude verlo, estaba lleno de sangre y moreteado, lo habían golpeado. Un hombre gritaba “donde están, a cuantos más ocultas o nos dices y te perdonamos la vida o no nos dices, te matamos y a ti también te comemos.” En ese momento nuestros ojos se cruzaron y empecé a llorar, abrió la boca y pensé que me delataría pero en vez dijo: “ya te dije, esos cuatro eran todos”, el hombre empezó a reír y dijo “dijiste lo mismo cuando era uno y cuando fueron dos y cuando fueron tres”. Lo levantaron, se lo llevaron, todos salieron, estaba a punto de salir y escuche un trueno, que después entendí había sido un disparo.
No podía parar de llorar y no sabía qué hacer, no sabía si mi padre regresaría, entonces salí del cuarto, crucé la ventana y fui a mi casa, intentando que nadie me viera. Cuando llegue me percaté que habían tirado la puerta y había sangre en la entrada. Camine y escuchaba a alguien llorar, era mi madre que sujetaba a mi padre, le habían disparado. Me preguntó “¿Qué haces aquí? Vete antes de que regresen, huye amor, huye”. Lo entendí, la manera de resolver la hambruna, la falta de comida, era comiéndose a los más indefensos. Mi madre me dio dinero y corrí como nunca antes lo hice, sin ver atrás y sin saber a dónde iba. Llegué finalmente a Ocosingo y aquí empecé a escribir, esto está pasando, usted dijo que nos ayudaría, estamos solos y nos están comiendo, señor presidente, sé que tiene mucho en manos, pero no nos abandone, ayúdenos.
submitted by allianceMcloud to nosleepenespanol [link] [comments]


2018.06.27 06:13 master_x_2k Enredo III

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo III

Abrí las puertas de vidrio para que Brian pudiera llevar las cajas de muebles. Lo que más me sorprendió de su edificio de apartamentos fue lo despejado que estaba todo. Sin basura, sin gente, sin ruido. Había un tablero de anuncios justo después del segundo juego de puertas, que era algo que normalmente podría haber esperado que fuera un poco desordenado, por regla general, pero incluso allí, las publicaciones individuales estaban cuidadosamente espaciadas, y todo estaba sellado detrás un cristal con una sola cerradura pequeña. Se sentía un poco estéril. O tal vez era solo que yo estaba acostumbrada a un área con más carácter.
No sabía qué decir. No solo en términos de la construcción de apartamentos de Brian, no tenía idea de qué palabras saldrían de mi boca. No tenía la destreza para charlar de forma natural. Por lo general, me las arreglaba planificando constantemente lo que podría decir. El problema era que me había distraído, no tanto por los atributos de Brian, sino por haber tomado conciencia de que los había estado mirando. Ahora que estaba tratando de recuperarme, ponerme en equilibrio mental y planear algo de conversación, todo lo que podía pensar era 'Maldición, Taylor, ¿por qué no puedes pensar en algo que decir?'.
Entramos en el ascensor, y Brian descansó las cajas en la barandilla de metal en el interior. Me las arreglé para preguntar, “¿Qué piso?”
“Cuarto, gracias.”
Presioné el botón.
Subimos, y cuando se abrió la puerta, le ofrecí a Brian una mano para estabilizar las cajas mientras él se retiraba del ascensor. Lideró el camino por el pasillo y se detuvo junto a una puerta mientras yo buscaba las llaves que me había dado, para encontrar la de su apartamento.
No estaba segura de lo que esperaba ver en el lugar de Brian, pero aun así logró sorprenderme.
Lo primero que noté fue que los techos eran altos. El apartamento era prácticamente de dos pisos, un arreglo bastante abierto con pocas paredes. La cocina estaba a nuestra izquierda cuando entramos, pequeña, separada de la sala de estar por un mostrador de bar / cocina. A nuestra derecha estaba el armario del pasillo y las paredes que abarcaban el baño y uno de los dormitorios. Justo en frente de nosotros estaba la espaciosa sala de estar, respaldada por una ventana del piso al techo y una puerta de vidrio que daba a un balcón de piedra. Unas escaleras conducían a un dormitorio situado encima del baño y el primer dormitorio. Supuse que era allí donde dormía Brian, basándome en la cama no desordenada, pero no hecha, que estaba a la vista desde donde estaba parada.
Lo que me impresionó, creo, fue lo suave que era el lugar. Había dos estanterías, de color gris claro, en la sala de estar. En los estantes, vi, había una mezcla de novelas, plantas y libros antiguos con espinas de cuero rajado y raído. Las frondas de algunas de las plantas colgaban sobre los estantes. El sofá y la silla que lo acompañaba eran de pana color canela pálido, con cojines gruesos y lo suficientemente profundos que parecían poder perderse en ellos. Podría imaginarme acurrucarme en ese sillón con las piernas tapadas a mi lado, un libro en mis manos.
De alguna manera había estado esperando una estética similar a la del cromo y el cuero negro. No es que asociara la personalidad de Brian o su gusto con ese tipo de diseño, pero era lo que podría haber pensado que un joven soltero podría llegar a conseguir. Ya fuera la suavidad de los colores, el pequeño frasco con piedras, el agua y el bambú en la encimera de la cocina o las imágenes en tonos sepia de los árboles en el vestíbulo, el lugar me dio una sensación de tranquilidad.
Sentí una punzada de envidia, y no fue solo porque el apartamento de Brian era agradable. Estaba obteniendo una mejor idea de quién era, y cómo éramos personas muy diferentes, en cierto sentido.
Brian gruñó mientras dejaba las cajas junto al armario delantero. Se quitó las botas y lo tomé como una señal para quitarme los zapatos.
“Entonces, ya empecé un poco”, me dijo, llevándome a la sala de estar, y vi que había un montón de tablas de color gris claro y una caja de cartón vacía apoyada contra la pared. “Resulta que realmente necesita un segundo par de manos. ¿Quieres algo antes de comenzar? Prefieres el té al café, ¿verdad? ¿O quieres un refresco? ¿Un bocado?”
“Estoy bien”, sonreí, quitándome la sudadera y poniéndola en el mostrador de la cocina. Le había prometido a Tattletale que lo haría. Sintiéndome muy consciente de mí con mi barriga expuesta, traté de distraerlo con la tarea que tenía entre manos: “¿Empezamos?”
El primer trabajo, el que dejó incompleto, era un conjunto de estanterías, y comenzamos con eso. Era, como él había dicho, un trabajo para dos personas. Los estantes tenían tres columnas con seis estantes cada uno, y cada parte se acoplaba con la ayuda de clavijas de madera. Era imposible presionar dos piezas cerca de la parte superior sin que las que estaban cerca del fondo se separasen, y viceversa, así que conseguimos un ritmo en el que uno de nosotros juntaba piezas mientras que el otro impedía que todo lo demás se desarmara.
En general, nos llevó unos veinte minutos más o menos. Después de verificar que todo estaba encajado y alineado, Brian arrastró el estante del piso y lo colocó contra la pared.
“Ese es uno”, sonrió, “¿Estás segura de que no quieres un trago?”
“¿Qué tienes?”
“Ven, tengo cosas en la nevera. Elije lo que quieras.”
Agarré una cola de cereza. Brian agarró una cocacola, pero casi la ignoró mientras abría la siguiente caja, la cuadrada que medía casi cuatro pies de ancho, y comenzó a colocar las piezas individuales en el suelo de la cocina. Una mesa de cocina con taburetes.
Resultó que la mesa de la cocina era un trabajo más difícil que la estantería. Las patas debían sostenerse exactamente en el ángulo correcto, o los pernos se atascaban en los agujeros, o forzaban a la pata de la mesa a salir de su posición. Cada vez que eso ocurría, terminamos teniendo que sacar el perno y comenzar de nuevo. Terminé sosteniendo firmemente la primera pata de la mesa mientras atornillaba los pernos de la base.
Sin mirarme, colocó su mano sobre la mía para ajustar el ángulo una fracción. El contacto me hizo sentir como si alguien hubiera arrancado una cuerda de guitarra que iba desde la parte superior de mi cabeza hasta la mitad de mi cuerpo. Un profundo ronroneo en mi interior que no se podía escuchar, solo se sentía. Me alegré mucho por las mangas largas de mi top, porque se me ponían los pelos de punta.
Me encontré por defecto cayendo en mi defensa más básica, quedarme callada, quedándome quieta, así que no podía decir ni hacer nada estúpido. El problema fue que esto me hizo muy, muy consciente del silencio y la falta de conversación.
Probablemente Brian no había siquiera notado el silencio, pero me pregunté qué decir, preguntándome cómo iniciar una charla o cómo mantener una conversación. Fue agonizante.
Se acercó para ver mejor mientras colocaba una tuerca en el perno, y su brazo se presionó contra mi hombro. De nuevo, provocó una reacción casi elemental de mi cuerpo. ¿Fue esto intencional? ¿Estaba señalando interés a través del contacto físico casual? ¿O estaba asignando significado a algo casual?
“Casi terminado”, murmuró, ajustando su posición para comenzar a atornillar el otro perno para la pata de la mesa. Su brazo no estaba presionando contra mi hombro ahora, pero por la forma en que estaba agachado, su rostro estaba a solo unos centímetros del mío. De acuerdo, eso fue peor.
“Taylor, ¿crees que puedes agarrar esa llave más pequeña sin mover la pierna?”
No confiaba en mí misma para responder sin hacer un ruido raro, así que simplemente cogí la pequeña llave y se la entregué.
“Eso es más rápido, gracias”, respondió, después de un segundo, “¿Puedes pasarme la tuerca?”
Lo hice, dejándolo caer en su mano en lugar de colocarlo allí, preocupada por lo que podría hacer o por cómo reaccionaría si mi mano tocaba la suya. No iba a sobrevivir las siguientes tres patas de la mesa de esta forma, y mucho menos las banquetas o el tercer mueble que ni siquiera habíamos empezado.
“¿Taylor?”, Preguntó.
Dejó la pregunta colgar, así que tragué saliva y respondí: “¿Qué?”
“Relájate. Puedes respirar.”
Me reí ligeramente al darme cuenta de que estaba conteniendo la respiración, lo que resultó en una exhalación nerviosa y entrecortada que solo aumentó la incomodidad que estaba sintiendo.
Él estaba sonriendo, “¿Estás bien?”
¿Qué se supone que debía decir? ¿Admitir que no sabía cómo lidiar con estar cerca de un chico guapo?
Miré al suelo, a la pata de la mesa que sostenía. “Me pongo nerviosa cuando estoy cerca de la gente. Pienso en, ya sabes, que tal vez tengo mal aliento, o tenga olor a sudor, y no podría notarlo porque es mío, así que aguanto la respiración así para estar segura. No sé.”
Bravo, Taylor. Bravo. Imaginé el más lento y más sarcástico de los aplausos lentos. Hablando de mal aliento y sudor era totalmente el camino a seguir. Uno de esos momentos brillantes que me daría vergüenza cada vez que lo recordara en los siguientes años o décadas, estaba segura.
Entonces Brian se inclinó, cerrando los escasos centímetros de distancia que nos separaban, hasta que nuestras narices prácticamente se tocaron.
“No. Hueles bien”, me dijo.
Si hubiera sido un personaje de dibujos animados, estaba bastante segura de que ese era el punto en el que me salía vapor de las orejas, o me derretía en un charco. En cambio, fui con mi primer instinto, una vez más, y me quedé muy callada. Me di cuenta de un calor en mi cara que debe haber sido un rubor furioso.
Sería difícil decir si fue una misericordia o no, pero Brian se distrajo con el sonido de una llave en una cerradura, y la apertura de la puerta de entrada.
Lo primero que pensé fue que la chica que entró era la novia de Brian. Entonces la vi mirar hacia nosotros, sonreír, y noté la similitud entre sus ojos y los de Brian. Su hermana.
Mi segundo pensamiento, o mi segunda reacción, en realidad, fue difícil de poner en palabras. Es como, podrías mirar un Mercedes y decir que era una hermosa obra de arte, incluso si no eras alguien que prestaba mucha atención a los autos. En líneas similares, cuando veías un Mercedes con una calcomanía de llamas barata pegada a las ruedas y un alerón casero pegado en la parte trasera, era doloroso y decepcionante en un nivel fundamental. Eso fue lo que sentí, mirando a Aisha.
Era hermosa, tan femenina como Brian era masculino, con pómulos altos, cuello largo y, aunque era dos o tres años más joven que yo, ya tenía pechos más grandes que los míos. Podrías convencerme de cortarme un dedo por tener piernas, cintura y caderas como las de ella.
Maldita sea, esta familia tenía buenos genes.
Solo necesitabas echar un vistazo a Aisha para saber que iba a ser completamente hermosa cuando terminara de crecer. Dicho eso, sin embargo, tenía una raya de cabello decolorado y parte de ese cabello decolorado había sido teñido en una franja de color púrpura. Era como si hubiera hecho todo lo posible por parecer vulgar, con shorts de jean rasgados sobre leggings de red verde neón, y un top sin tirantes que dudaría incluso en llamar ropa interior. Cualquier envidia que sentía hacia ella se veía acentuada por un sentimiento casi de ofensa, en cuanto a cómo estaba arruinando lo que le habían dado naturalmente.
“¿Estoy interrumpiendo?”, Dijo, con un tono ligeramente burlón, mientras me miraba sin poder entenderlo.
“Aisha”, Brian se levantó, “¿Qué estás haciendo aquí? Tú-” se detuvo cuando una mujer negra robusta y sólida entró por la puerta principal. Donde la mirada de Aisha hacia mi había sido ambigua, la mirada que esta mujer me dio fue todo lo contrario. Desaprobación, disgusto. Me di cuenta de lo que debía parecer, ligeramente sudorosos, en el suelo entre los muebles, con el estómago visible, prácticamente brillante con un rubor rosado. Me apresuré a agarrar mi sudadera y ponerla.
“Señor. ¿Laborn?”, Dijo la mujer pesada, “Me temo que esperaba que estuviera más preparado, pero parece que está en medio de algo.”
Brian negó con la cabeza, “Si señora. Sra. Henderson. Estoy casi seguro de que su oficina me dijo que los esperara a las dos esta tarde.”
“Esa fue la hora original. Aisha me dijo que quería reprogramar-” La señora Henderson se interrumpió y le lanzó a Aisha una mirada dura.
Aisha sonrió, se encogió de hombros y se levantó de un salto, así que estaba sentada al final del mostrador de la cocina. “¿Qué? Hay una película que quiero ver esta tarde con mis amigos.”
“Si hubieras preguntado, podría haber dicho que sí”, le dijo Brian, “Ahora probablemente voy a decir que no.”
“No es tu decisión, hermano, no estoy viviendo contigo todavía”, ella levantó le mostro el dedo del medio con las dos manos.
Brian parecía que iba a decir algo más, pero luego se detuvo. Suspiró, luego dirigió su atención a la trabajadora social de Aisha, “Lo siento por esto.”
Ella frunció el ceño, “Yo también. Debería haber llamado para comprobar, dada la historia de Aisha de torcer la verdad.” Miró su cuaderno y pasó la página, “Si quieres reprogramar, hmmm, me temo que ya llené la ranura de la tarde, pero tal vez ¿Este fin de semana…?”
Brian le dio a Aisha una mirada molesta, “Ya que está aquí, si estás dispuesta a pasar por alto los muebles que no hemos terminado de armar, podríamos hacerlo ahora.”
“¿Si estás seguro? ¿Qué hay de su... compañera?” Ella me miró.
Mi rubor probablemente no se había ido, y sospecho que me sonrojé un poco más de repente al ser puesta en medio de una situación incómoda. Probablemente no ayudó a desvanecer ninguna impresión equivocada que ella había percibido.
“Ella es una amiga, me estaba ayudando. Taylor, no estoy seguro de cuánto tiempo será esto. No quiero perder tu tiempo, pero me sentiría mal si te fueras tan pronto después de venir hasta aquí. Si quieres quedarte y relajarte, podría llevarte de regreso después.”
Cada parte socialmente torpe de mi cerebro ansiaba tomar la ruta de escape ofrecida, hacer mi salida, enfriarme. Fue difícil decir por qué no lo hice.
“Me quedaré, si no voy a estar en el camino. No tango planes para la tarde.”
Cuando Brian sonrió, me di cuenta de por qué no había aprovechado la oportunidad de irme.
La mujer volvió a examinarme en detalle. Ella me preguntó: “¿Estás en su clase en línea?”
Negué con la cabeza.
“No. Pareces un poco joven para eso.” Entonces ella me desafió, “¿Por qué no estás en la escuela?”
“Um”, dudé. Mantente lo más cerca posible de la verdad. “Estuve al borde de una de las explosiones de bombas y tuve una conmoción cerebral. Estoy faltando a clases que esté completamente mejor.”
“Ya veo. ¿Estás segura de que ensamblar muebles es lo que pretendía el médico cuando te dijo que descansaras y te recuperases?”
Sonreí torpemente y me encogí de hombros. Hombre, realmente estaba esperando no estar estropeando esto para Brian.
“Entonces”, Brian habló con la Sra. Henderson, “¿Quería mirar mi casa y ver el espacio que aparté para Aisha? Supongo que esta es una oportunidad para que revise un lugar antes de que la familia se apresure a barrer todo debajo de la alfombra.”
“Mmm”. Una respuesta no coercitiva. “Vamos al balcón, y puede contarme sobre el área y las escuelas cercanas.”
Brian abrió el camino y sostuvo la puerta para el asistente social. Se cerró detrás de él, dejándome con Aisha, que todavía estaba sentada en el mostrador de la cocina. Le di una pequeña sonrisa y recibí una mirada fría y penetrante a cambio. Incómoda, volví mi atención a la mesa y traté de ver qué podía hacer por mi cuenta, con la segunda pata.
“Así que. ¿Estás en el equipo de mi hermano?”
¿Qué? Estuve orgullosa de mí misma cuando apenas perdí el ritmo. “¿Equipo? Sé que hace boxeo, o boxeaba, al menos, pero-”
Ella me dio una mirada divertida, “Vas a hacerte la tonta, ¿verdad?”
“No estoy entendiendo. Lo siento.”
“Claro.” Se inclinó hacia atrás y pateó un poco las piernas.
Volví mi atención de nuevo a la pata de la mesa. No llegué muy lejos antes de que ella me interrumpiera de nuevo.
“Mira, sé que estás en su equipo. Proceso de eliminación, tienes que ser la chica bicho.”
Negué con la cabeza, tanto para negarlo como para exasperarme. ¿Qué carajo, Brian?
“Me dijo que tenía poderes, no dijo lo que eran. Como tiene poderes, cree que hay una posibilidad de que yo también los tenga. No quería que me sorprendiera. Descubrí quién era él después de eso, vi algo sobre algunos villanos que robaban un casino una noche en la que no estaba en casa, comencé a registrar las veces que no estaba disponible y seguía coincidiendo. Lo confronté y no hizo un buen trabajo negándolo.”
Con la esperanza de desequilibrarla, puse en mi rostro la más convincente expresión de sorpresa con los ojos abiertos tanto como podía “¿Estás diciendo que tu hermano es un supervillano?
Parpadeó dos veces, luego dijo, lentamente, como si estuviera hablando con alguien con una discapacidad mental, “Siiiii. Y estoy diciendo que tú también lo eres. ¿Por qué otra razón se juntaría mi hermano contigo?”
Auch. Eso dolió.
Me ahorré tener que dar una respuesta y mantener la farsa cuando Brian y la asistente social regresaron del balcón.
La asistente social estaba diciendo: “...dudoso, con la lista de espera.”
“Ella está en el territorio y estaría ingresando a la escuela al mismo tiempo que el resto de los estudiantes de noveno grado.” Brian respondió, mirando mal a Aisha, “Y eso significaría separarla de las malas influencias que tiene alrededor donde está viviendo ahora.”
Aisha le mostró el dedo, otra vez.
“Mmm”, respondió la asistente social, mirando de Aisha hacia él. “Me gustaría ver tu habitación después?”
“¿Mía? ¿No de Aisha?”
“Por favor.”
Brian condujo a la asistente social hasta las escaleras que conducían a su habitación, que daba al resto del departamento.
“Tal vez debería ver cómo reaccionas si lo grito en voz alta”, sugirió Aisha. Ella puso un acento falso, “¿Cómo te llamas, otra vez?”
Giré los ojos.
“¿No vas a decir? Como sea.” Sus manos se ahuecaron alrededor de su boca como si estuviera gritando, gritó burlonamente en un volumen apenas por encima del habla regular, “¡Bichito y Grue, en casa!”
Miré hacia arriba, esperando que Brian y la asistente social no estuvieran al alcance del oído. El murmullo de conversación allí arriba no parecía haber sido interrumpido por lo que Aisha había dicho.
“Parece que estarías en una situación de perder-perder, anunciándolo así”, le respondí, “O tienes razón, y molestas a dos personas que realmente querrás evitar enojar, o estás equivocada y te ves como una loca.”
“¿Y si ellos ya piensan que estoy un poco loca? ¿Qué tengo que perder?”
“No sabría decir.” Apreté el cerrojo, revisé la pata de la silla y la encontré sólida como una roca. Pasé al siguiente. “¿Qué tienes por ganar?”
“Vaaaamos”, ella se quejó, “Solo admítelo.”
Mi corazón latía con fuerza cuando Brian y la asistente social bajaron las escaleras. Aisha, por su parte, pegó una amplia y falsa sonrisa en su rostro para saludarlos. Brian hizo pasar a la mujer al segundo dormitorio, pero no entró con ella. Se detuvo para mirarme.
“Taylor, no necesitas hacer eso por tu cuenta.”
“Está bien”, dije. Mirando hacia arriba, donde Aisha estaba sentada en la encimera, agregué: “Es una buena distracción.”
“Lo siento. Creo que tardaremos solo un minuto más.”
Resultó cierto. La asistente social salió de la habitación de Aisha, echó un vistazo por el baño y luego investigó los armarios y la nevera.
La Sra. Henderson habló con Aisha, “Me gustaría que salgas al balcón por un minuto.”
“Lo que sea.” Aisha saltó del mostrador y se dirigió hacia afuera.
“Y”, dijo, volviéndose hacia Brian, “Tal vez quieras que tu amiga espere afuera también.”
“Realmente no tengo nada que esconder”, respondió, mirando hacia mí.
“Bien. Permítanme comenzar diciendo que esto es mejor que la mayoría.”
“Gracias.”
“Pero tengo preocupaciones.”
Se podía ver la expresión de Brian cambiar una fracción, ante eso.
“Leí los documentos y planes que me enviaste por correo electrónico. Usted tiene un plan sólido en mente para la contabilidad, el pago de las facturas, ayudarla con su educación, posibles gastos adicionales, el presupuesto para la ropa e incluso para ahorrar dinero para la universidad. En muchos aspectos, este es el tipo de situación que deseo, con la mayoría de mis casos.”
“¿Pero?”
“Pero cuando miro este lugar, veo que lo has hecho muy tuyo. Los muebles, las decoraciones, las obras de arte, parecen apuntar a tu personalidad, dejando muy poco espacio para Aisha, incluso en el espacio que has reservado para ella.”
Brian pareció un poco aturdido por eso. “Ya veo.”
“Mire, Sr. Laborn, debemos considerar la perspectiva de Aisha. Ella es una fugitiva en serie. Ella claramente no ve la casa de su padre como un hogar. Se debe tener cuidado adicional para asegurarse de que ella vea esto como tal. Suponiendo que ella termina aquí y no en casa de su madre.”
“Mi madre,” la expresión de Brian tomó un tono más serio.
“Soy consciente de sus preocupaciones sobre el tema de la madre de Aisha, Sr. Laborn.”
Mi celular sonó una vez en mi bolsillo de sudadera. Lo ignoré.
Brian suspiró, flaqueándose un poco, “¿Esto es reparable?”
“Sí. Involucre a Aisha en la decoración, esté dispuesto a comprometer sus gustos y su estética para que sienta que este también es su espacio”, dijo, “sé que no será fácil. Aisha es difícil a veces, estoy segura de que ambos podemos estar de acuerdo es eso.”
Estaba empezando a gravitar hacia esa conclusión yo misma.
“Sí”, Brian asintió, “Entonces, ¿qué sigue?”
“Haré una visita a la casa de su madre en una semana y media, si recuerdo bien. Si desea enviarme otro correo electrónico cuando sienta que ha enmendado este pequeño problema, y ​​las pocas cosas que le señalé durante la inspección, podría hacer arreglos para visitarlo nuevamente.”
“Eso sería fantástico.”
“Tenga en cuenta que tengo una carga de trabajo desbordante, y probablemente no pueda pasar hasta al menos una semana después de que me haya avisado.”
“Gracias”, dijo Brian.
“¿Alguna pregunta?”
Sacudió la cabeza.
“Entonces le deseo suerte. Para disculparme por el tiempo inesperado de la cita, le haré una oferta de una sola vez para quitarle a Aisha de sus manos. Si ella insiste ser suspendida, puedo presentarle a otra persona que siguió ese camino, mientras voy a las citas de esta tarde.”
Brian sonrió. No es exactamente esa sonrisa increíble que había visto tan a menudo, pero una bonita sonrisa, no obstante, “Creo que se perderá la película a la que quería ir.”
“Parece”, el trabajador social sonrió con complicidad. “Siga así, Sr. Laborn. Aisha tiene suerte de tenerlo.”
Brian se animó un poco al respecto.
La reunión no duró mucho después de eso, y Aisha fue arrastrada quejándose por la asistente social. No pude respirar con alivio hasta que se fueron. Incluso entonces, estaba inquieta, sabiendo cuán fuertes habían sido las sospechas de Aisha.
Recordando que mi teléfono había sonado, busqué mi teléfono celular para ver cuál había sido el mensaje. Mientras mantuve presionado el botón para desbloquearlo, le dije a Brian: “Aisha sabe sobre los Undersiders, parece.”
“Mierda. Lo siento”, hizo una mueca de dolor, “Si pensara que te encontrarías con ella, te habría dado una advertencia. ¿No dijiste nada?”
“Fingí no saber de qué demonios estaba hablando, por poco que sirvió. ¿Esto va a ser un problema?”
“Ella prometió que no le diría nada a nadie... y realmente me molesta que haya sido lo suficientemente indiscreta para plantear el tema con alguien a quien no había dado mi consentimiento. Pero Aisha no lo diría por contarlo. Creo que ella probablemente estaba jugando contigo.”
“Si estás seguro”, tenía mis reservas, pero no estaba segura de querer presionarlo sobre el tema, cuando ya estaba estresado.
“Bastante seguro”, suspiró.
Miré mi teléfono celular. Era de Lisa.
prdn x interrumpir besukeo. los dos tienen q volver rapido. se sta yendo todo ala mierda
Sentí un poco de calor en las mejillas mientras me tomé mucho cuidado de borrar el texto. Cuando terminé, me volví hacia Brian. “Lisa dice que algo está pasando. Ella dice que nos apresuremos a volver.”
“Que hinchapelotas”, dijo Brian. “Esperaba... ah carajo. Supongo que no vamos a armar todo esto, ¿eh?”, Me sonrió.
Le devolví la sonrisa, “En otra ocasión.”
Él me dio una mano para ayudarme a ponerme de pie. ¿Estaba siendo optimista u observadora cuando noté que su mano tal vez se demoraba medio segundo más de lo necesario en la mía?
¿Estaba una parte de mi temiendo esas posibilidades, esperando que no fuera ni un deseo mio ni una observación precisa de él? Porque no podía decir si me asustaba, o si solo quería que hubiera una parte cuerda de mí con una objeción.
Mierda. Mentalmente avancé mi línea de tiempo. No más de una semana, y tendría que llevar lo que sabía sobre los Undersiders al Protectorado. No estaba segura de confiar en mí misma por más tiempo que eso.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2016.06.21 13:04 EDUARDOMOLINA Edil de Economía del Ayuntamiento de Madrid “Los ‘enemigos de las empresas’ estamos haciendo por la inversión en Madrid lo que no fue capaz de hacer el PP”. tienen pánico y miedo de que ocurra a nivel estatal lo mismo que ya ha ocurrido en la ciudad de Madrid.

Por Violeta Muñoz
http://www.elboletin.com/nacional/135478/enemigos-empresas-inversion-madrid-no-pp.html
"Carlos Sánchez Mato, edil de Economía del equipo de Carmena, se defiende de “la campaña de los que tienen pánico de que ocurra a nivel estatal lo mismo que ya ha ocurrido en la capital”.
En el primer aniversario del Gobierno de Ahora Madrid la oposición agita balances negativos sobre la actuación del equipo de Manuela Carmena en términos económicos: la ‘espantada’ del capital extranjero, la incertidumbre jurídica para los inversores y empeoramiento de datos de empleo son los dardos más usados contra el primer año del “cambio” en la capital.
El responsable económico del consistorio lo tiene claro: “No nos va a despistar este tipo de ruido mediático interesado”. Carlos Sánchez Mato es el concejal de Economía y Hacienda y también tira de números para desmontar lo que cree que son ataques procedentes de un sector que tiene “miedo” de descubrir que Madrid “no solo no se ha paralizado” sino que experimenta mejores perspectivas económicas. Recuerda que los últimos registros de inversión extranjera son del último trimestre de 2015, con lo que no es posible analizar la llegada del capital foráneo sin mitigar la estacionalidad. Subraya que la capital ha creado tres décimas más de empleo que la Comunidad mientras la oposición culpa al consistorio de aumentar la tasa de paro“siendo una competencia autonómica”.
Se escuchan muchos balances negativos del primer año de Ahora Madrid. En cifras, ¿cómo ha variado la inversión extranjera recibida por la capital desde las municipales? odo forma parte la lógica campaña de los que tienen pánico y miedo de que ocurra a nivel estatal lo mismo que ya ha ocurrido en la ciudad de Madrid. Que hay un gobierno serio y responsable que actúa en función de otras claves respecto a los gobiernos anteriores del PP. Y evidentemente tienen pánico de que la gente descubra, en primer lugar, que la ciudad no sólo no se ha paralizado, sino que vive otro tipo de espíritu y de vida.
No solo no se han producido situaciones de inseguridad jurídica sino más bien lo contrario: se han aclarado y abordado temas que con diferentes gobiernos, con mayorías absolutas a nivel de comunidad autónoma, de Estado y de ayuntamiento, han sido incapaces de desbloquear. Y les da miedo. Y para eso utilizan cualquier tipo de argumento, incluso los no basados en datos estadísticos.
Los últimos datos de inversión son del último trimestre de 2015, y no reflejan precisamente caída respecto al mismo periodo del año anterior. O sea, hay gente que utiliza el tema estacional para intentar perjudicar la imagen de la ciudad de Madrid. Y dicen: “No, pero respecto al trimestre de verano ha bajado”. No se pueden hacer así esas comparaciones, técnicamente es una aberración. Es como si comparamos el ritmo de creación de empleo que ha ocurrido en el segundo trimestre del año o en el tercero, con el verano, con el último trimestre. Porque entonces todos los años se producirían debacles.
Nosotros intentamos responder a la realidad y a las muchas actuaciones que está realizando este ayuntamiento para promocionar la ciudad, que es nuestra obligación, y conseguir que la actividad económica fluya en la ciudad. Ese es nuestro trabajo del día a día y no nos va a despistar este tipo de ruido mediático interesado.
Usted es uno de los miembros del Ayuntamiento más favorable a la remunicipalización de servicios: ¿En cuáles pondría en el foco a corto plazo y qué obstáculos hay?
Enmendaría la plana inicial, porque es un tema de Gobierno, de Ahora Madrid. Nos hemos presentado con un programa electoral que incluía la recuperación de servicio público y yo no era ni de los más radicales del Gobierno ni de los menos, es un tema que compartimos todos. Lo que pasa es que tenemos que ser conscientes, y lo éramos antes de llegar, de que existen dificultades legales serias para poder abordar nuestro programa electoral. Lo sabíamos, y además no se puede hablar de manera generalizada de procesos de municipalización porque luego hay que entrar en cada uno de ellos y ver cómo son posibles de llevar a cabo.
Lo que sí que tendríamos que tener ya acabada es la estrategia del Gobierno municipal a la hora de abordar los diferentes procesos. Pero ya hay muchas cosas que hemos ido contando en el pleno y diferentes comisiones. Todo el mundo es consciente de que hay un proceso que ya está finalizando, el de la funeraria. No hemos estado parados durante este tiempo. Además están los marcos a nivel estatal y también de Comunidad Autónoma, que precisamente es bastante hostil a las actuaciones de las corporaciones locales. Eso dificulta los procesos, pero en absoluto los impide. Es un tema de capacidad de nuestro Gobierno en ir empujando los márgenes para conseguir, de verdad, prestar los servicios públicos mejor.
¿Se va a quedar la limpieza en manos privadas?
Esos contratos integrales tienen una duración muy prolongada y una enorme dificultad es de el punto de vista legal para ser rescindidos con anterioridad a la fecha de finalización. Es uno de los obstáculos. Hablamos de contratos que han sido colocados con determinadas cláusulas precisamente para dificultar una supervisión adecuada por parte del propio ayuntamiento. La gente tiene que ser consciente de que todos los procesos y estrategias tienen sus plazos y también tienen que estar tranquilos de que los procesos de municipalización que se pueda, por supuesto que los llevaremos a cabo. ”Yo creo que todos los servicios públicos deben ser prestados de manera directa” Los que no seamos capaces, por alguno de estos obstáculos, lo que haremos será exigir el cumplimiento estricto de las condiciones contractuales que fueron rubricadas. No vamos a hacer lo que ha pasado durante muchísimos años, que se han firmado contratos que encima las empresas concesionarias no han cumplido.
En el extremo contrario, ¿se alegra de la externalización de algún servicio en la capital? ¿Cree que hay algún servicio que funciona mejor con una gestión externa?
Yo creo que todos los servicios públicos deben ser prestados de manera directa, es un concepto que evidentemente tiene que ver con una posición ideológica, pero que se sustenta claramente en ejercer las competencias municipales sin intermediarios. Porque la corporación local tiene más capacidad de actuar sobre la prestación de ese servicio y además lo puede hacer de la manera más eficaz, simplemente porque no existe el beneficio industrial de la empresa y porque además ese impuesto sobre el valor añadido que para las corporaciones locales es un gasto, pues nos lo podemos ahorrar.
Pero un ayuntamiento compra y contrata muchas más cosas y desde luego no tiene por qué ser una prioridad el hecho de que un ayuntamiento no lo contrate fuera, evidentemente.
¿Cómo se están solucionando las duplicidades que este equipo ha denunciado en los contratos de Calle 30 con el socio privado? ¿Hasta qué año se van a tener que pagar?
Estamos haciendo lo que debiera haber hecho el anterior gobierno y es revisar de manera absolutamente escrupulosa, porque estamos hablando de dinero público, los contratos firmados, y los modificados a los contratos firmados, en 2005 y 2007, también 2011. De ahí nacen las presuntas irregularidades y lo que hemos hecho es actuar como se debe hacer, en los propios marcos de la compañía. En algunos casos se han incoado ya los expedientes y en otros se está esperando la respuesta de la compañía, para que facilite la documentación que justifique la no prestación de determinados servicios. Porque el pago sí que puedo asegurar que se está realizando puntualmente.
Por lo tanto nuestra obligación es seguir todos los procesos y depurar las responsabilidades que se hayan podido generar porque sí que aseguro que estamos hablando de unas cantidades absolutamente descomunales de fondos públicos que evidentemente están en el bolsillo equivocado.
¿Esas supuestas irregularidades no son denunciables?
Hay varias vías y no descarto ninguna.
¿Hay un monto global de todo el dinero que calculáis que se ha despilfarrado en Calle 30?
No lo puedo decir, muchísimo dinero. Estamos hablando de un contrato que no solamente ha supuesto pagar cantidades enormes de dinero, y algunas que ya hemos dicho: el actual esquema mercantil de la M-30 fue una decisión absolutamente errónea por parte del equipo de Gobierno del PP, ese tipo de gobierno que presumía de gestión, nos ha costado ya a los madrileños 560 millones de euros solo por el esquema mercantil. Más lo que nos va a costar de aquí hasta 2025, como poco, a razón aproximadamente de otros 60 millones de euros cada año.
Es un esquema mercantil inadecuado, a lo que además hay que unir todos los elementos, desde el punto de vista de servicios que figuran en los contratos, que no se están realizando. Y sin embargo sí estamos pagando. Parece increíble que haya gente a la que le parezca mal que miremos la factura y exijamos que se presten los servicios que nos están pidiendo que paguemos. Eso supone para el PP una “Causa General” o que estemos en contra de las empresas privadas.
Una vez que se detectan este tipo de irregularidades nuestra obligación además es revertirlas. Si hemos pagado de más tendremos que exigir que nos devuelvan el dinero y tendremos que evitar pagar en el futuro esas cantidades.
¿A qué ritmo avanza la auditoría que está haciendo esta concejalía? ¿Hay alguna nueva sospecha de corrupción o mala gestión económica?
Estamos hablando de que es una auditoría integral, entonces no es solamente una empresa pública sino el conjunto de la entidad municipal, también con las empresas que del mismo y, ¿estoy satisfecho con el ritmo? Pues a mí me gusta avanzar siempre más deprisa, pero sí no avanza más deprisa es por la multitud de cosas a abordar y analizar, que son muy superiores a las que podíamos ni siquiera imaginar hace un año, y eso no es bueno.
El PP critica que gobierne haciendo oposición. ¿Hasta qué punto la comisión de investigación y la auditoría pueden estar restando fuerzas ante las tareas de gobierno?
Eso es un análisis sobre en dónde se quiere poner el foco mediático y político, porque están interesados en pensar que sólo nos estamos dedicando a la investigación del pasado. De mi día esa no es la parte más importante. Hay grupos de personas que se dedican a esto . Sin embargo, lógicamente, las actuaciones en temas de promoción económica, o desde el punto de vista de un crecimiento presupuestario que ha sido espectacular este año, y que puede cambiar la vida de muchas personas a mejor… pues todo eso no ha merecido interés. Eso no quiere decir que no se esté haciendo. También incluso en las empresas en las que se está investigando se están generando datos que no han supuesto ningún tipo de titular, entendiendo por mi parte que las buenas noticias, normalmente, no son noticias.
Yo en el rato previo a esta entrevista he estado analizando el estado de ejecución, y el crecimiento en inversiones. Hemos crecido en 333 millones de euros de inversión sobre 2015, estamos hablando de un crecimiento muy considerable. Si eso no es una apuesta por la mejora de la ciudad... De 200 millones hemos pasado a 533, un “pequeño detalle”. Entre otras cosas eso contribuye también a fomentar la creación de empleo, no público, porque nos critican que sólo entendemos la creación de empleo público. No, las empresas que están accediendo a esos contratos que permiten mejorar escuelas infantiles, o centros de mayores, o una operación de asfalto como la que se va a realizar después de años sin dedicarle dinero a las vías públicas, todo eso supone que haya empresas que contraten a personas. Los “enemigos de las empresas” estamos haciendo en este caso por la inversión en Madrid lo que no fueron capaces de hacer los Gobiernos del PP.
Ha habido polémica por la petición de cese de la interventora municipal, alegando un proceso de mejora de los canales de los controles administrativos de los contratos. ¿Cómo era ese control hasta ahora?
Por respeto al proceso, yo no he hablado en público al respecto hasta ahora. Han sido otros, incluso pidiendo una comisión extraordinaria, cuando hay un proceso absolutamente lógico por parte de un gobierno que esto no ha sido ni muchísimo menos lo primero que ha realizado. Pero que en el momento actual veo oportuno un relevo en ese puesto. Lo veo oportuno por una serie de motivos que se han comunicado tanto a la persona como al Ministerio de Hacienda. Y evidentemente tienen que entender que tengo que guardar el respeto debido a uno y otro, cosa que no ha ocurrido por otras partes. Estos procesos tienen su procedimiento, la interventora está en su puesto, trabajando con absoluta normalidad, y simplemente hemos empezado un proceso lógico de relevo en un gobierno que quiere abordar un reforma del órgano de intervención.
Un gobierno nuevo puede replantearse una reorganización del órgano en cuanto al número de direcciones generales, o en cuanto a cosas que no han funcionado en el pasado… Y no han funcionado, entre otras cosas, porque todos y todas podemos ver determinados efectos que se han producido, a pesar del muy buen trabajo de la intervención. ¿O alguien piensa que no debemos mejorar nada de aquí en adelante, también en ese campo?
¿Prevén reforzar las primeras claúsulas sociales que presentó Ahora Madrid e introducir, por ejemplo, la prohibición de contratar con empresas que tengan filiales en paraísos, como ha hecho Barcelona?
Es una cosa incluida no solo en nuestro programa sino en el marco de nuestras cláusulas sociales. Lo que pasa es que en ese marco caben muchas opciones que tenemos que ser capaces de que los gestores puedan evaluar. Por supuesto, saludo con enorme satisfacción lo que mis compañeros y compañeras de Barcelona están haciendo. Nos reunimos regularmente y aprendemos unos de otros, y en este caso ni siquiera es una cuestión del Estado español sino de transposiciones europeas que quieren que vayamos hacia esas administraciones públicas, por este camino. Y a mí me parece algo muy positivo. Yo soy muy crítico con cosas a nivel de la UE y también soy muy agradecido cuando lo que viene de allí puede mejorar la vida de la gente. ”Salir de la lista de la OCDE es sencillísimo: Andorra deja de ser opaco con las Islas Vírgenes y ya está. No me parece serio” Y la contratación pública puede mejorar la vida de la gente: un planteamiento que desgraciadamente sigue estando encima de la mesa, de la insolidaridad de mucha gente que elude el pago de impuestos o incluso los evade... las administraciones públicas no pueden ser inmunes, no puede darles igual. Lo que ocurre es que para que eso sea práctico, el concepto de paraíso fiscal debe evolucionar . Ahora mismo, para que haya una evaluación adecuada de si un país es un paraíso fiscal nos tenemos que fijar en las clasificaciones que hace la OCDE. Y claro, ha desnudado tanto el concepto de paraíso fiscal, que prácticamente no hay paraísos fiscales.
Pero todos sabemos que existen. La OCDE ha establecido la forma de salirse de esa lista. Mientras eso sea así, aunque las Administraciones Públicas hagamos cosas en ese sentido, y las vamos a hacer, se quedará lejos de conseguir un resultado muy positivo mientras a nivel supranacional y estatal los países no avancen de verdad en lo que es un paraíso fiscal, y evidentemente luchar contra ellos. Los paraísos fiscales existen porque las administraciones estatales, entre ellas, la española, han permitido y fomentado que existan. Esa es la realidad. En el momento que quieran cambiarán. Y todavía no quieren. Y nosotros sí queremos.
Para salirse de la lista de la OCDE ahora mismo es sencillísimo: basta con intercambiarse información entre dos paraísos fiscales. Andorra deja de ser opaco con las Islas Vírgenes y ya está. Pues me parece poco serio. Eso ha sido una forma de hacerle ver a la gente que se estaba actuando cuando no había ninguna intención de hacerlo. Falta voluntad política para acabar con esa insolidaridad y es perfectamente posible que las corporaciones locales que queremos empezar a hacer las cosas de otra manera empujemos y forcemos para que eso cambie.
¿Habrá cambios en materia de impuestos?
Ahora mismo estamos con el plan estratégico general de las ordenanzas fiscales que irán en otoño al pleno, y estamos analizándolo y por tanto es todavía pronto para saber. Pero vamos, no hay un planteamiento de cambio significativo por una sencilla razón: las capacidades fiscales de los ayuntamientos es muy limitada, ya lo manifestamos en la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) o cuando nos reunimos con los “Ayuntamientos del cambio”. Tenemos una autonomía muy limitada y sin embargo unas competencias muy concretas a las que tenemos que hacer frente.
El planteamiento para este otoño es tener la capacidad de mantener ese enfoque de necesidades que es el que guía nuestra actividad fiscal. Y es: establecemos las necesidades a efectos de gasto y de inversión en la ciudad, y a continuación vemos cómo abordar la financiación de las mismas. Y eso para nosotros es hacerlo mediante recursos propios, es decir, impuestos y tasas, y no recurrir a endeudamiento.
¿Entonces en principio no se va a recurrir al endeudamiento?
No no, ni en principio ni en final.
¿Cómo valora la labor de oposición de PSOE y Ciudadanos, en materia económica?
El PSOE ha apoyado los presupuestos y se lo hemos agradecido públicamente porque entendemos que son unos presupuestos que mejoran en un grado elevadísimo los previos de los últimos cinco o seis años, incluso me atrevo a decir los anteriores, en los que las cifras de inversión eran tan elevadas como las que hemos alcanzado ahora pero destinadas a otro tipo de cosas que seguramente tenían un impacto mucho más limitado en la mejora del bienestar de los ciudadanos.
Entendemos que los desequilibrios territoriales que todavía existen en Madrid van más en la línea no de macro infraestructuras, sino de actuaciones más puntuales que pueden permitir mejorar la vida de la gente. Por supuesto somos un Gobierno en minoría y como tal planteamos en las comisiones y luego en el pleno intentar conseguir apoyos para sacar unos presupuestos que, como dijimos en su momento, que enamoraran.
Desgraciadamente no conseguimos enamorar a Ciudadanos ni PP, que sistemáticamente se opusieron a esa mejora presupuestaria. Y eso muestra una falta de rigor y coherencia enorme. Sobre todo porque luego de manera recurrente quieren que se hagan cosas, y han votado en contra de esos presupuestos que permiten hacerlo.
Me resulta muy curioso, por ejemplo: además de Economía y Hacienda me toca presidir un distrito, el de Vicálvaro. En el pleno de ayer Ciudadanos llevaba una proposición para reformar unas instalaciones de la policía municipal de distrito y que se compraran los chalecos antibalas. Le recordé a la portavoz de Ciudadanos que eso está presupuestado, y ellos votaron en contra. Es la incoherencia del nuevo partido de derechas que es Ciudadanos.
La oposición les reprocha que la tasa de paro ha superado a la de la Comunidad de Madrid. ¿Qué explicación hay? ¿Tiene que ver con la caída de la población activa? ¿Se está creando empleo?
Es una trampa la que están usando porque tienen que buscar una actuación de distracción, porque se les ha caído el argumento. Su planteamiento era que iba a llegar Ahora Madrid al ayuntamiento de la ciudad y al resto de “Ayuntamientos del cambio”, y que al día siguiente se abrirían los grifos y no saldría agua. En este caso lo que ha ocurrido han sido cosas muy positivas para la ciudad, y lógicamente tienen que agarrarse a un clavo ardiendo.
La creación de empleo ha sido superior en la ciudad que en la Comunidad de Madrid. Tres décimas superior. Siendo, por otra parte, una competencia que no es municipal sino autonómica. Pero encantados de decir: “Mira qué bien que la Comunidad y el Estado han contribuido en ese desarrollo de competencia para que haya tres décimas más de creación de empleo”. Pero la tasa de paro es otra cosa: tiene que ver también con la población activa, y ahí se ha producido un repunte puntual que tiene que ver más con otros detalles ajenos a la creación del propio empleo, sino de cómo evoluciona la población activa.
Quien quiere sacarle punta a eso sin explicárselo a la gente, simplemente está haciendo populismo del malo. Y en eso son especialistas. Critican ese “populismo de izquierda”, que es estar al lado del pueblo. Se trata solo de retorcer los datos, de torturarlos, hasta que digan lo que uno quiere decir. ”Quien quiere sacarle punta a los datos de empleo sin explicárselo a la gente está haciendo populismo del malo” Además, la creación de empleo a mí siempre me parecerá poca siempre que haya un parado o parada en la ciudad y en el conjunto del Estado. Es decir, yo no voy a presumir de que haya tres décimas más que en la Comunidad de Madrid, en absoluto. Es una asignatura pendiente, competencia de otras Administraciones, pero yo no eludo mi responsabilidad en contribuir aunque no sea mi competencia. Y en ese sentido, la ciudad de Madrid en los presupuestos de 2016, lo que hace como contribución y que merecería aplausos por parte de las otras Administraciones, es multiplicar la inversión en sectores especialmente intensivos en mano de obra. Eso es lo que puede hacer el Ayuntamiento de Madrid y eso es lo que está haciendo. En vez de hacer recortes, intentar conseguir que la gente pueda trabajar con estas actuaciones presupuestarias.
Y luego también las mejoras en la contratación pública: mejorar las condiciones de las personas que ya están trabajando o que van a trabajar en las próximas licitaciones cuando contraten las empresas con la Administración local. Evidentemente creo que, sin estar ni muchísimo menos satisfechos, porque no es para presumir, pensar o agarrarse a una estadística para decir que tenemos caos en Madrid me parece absolutamente vergonzoso.
¿En qué casos un Gobierno central de izquierda podría favorecer a este proyecto de capital, además de la operación Chamartín sobre la que el propio Ayuntamiento ha aludido a la necesidad de ese nuevo Ejecutivo?
Hay muchísimos: la financiación local es algo que hay que revisar. En este caso no porque Madrid tenga una situación especialmente de falta de recursos, pero entendemos que es nuestra responsabilidad denunciar la situación de extrema dificultad que sufren muchos municipios. A Madrid no le da igual lo que pase en otros municipios. Y políticamente vamos a estar ahí peleando para que haya otro tipo de financiación local. Pero evidentemente un gobierno que no fuera hostil, que fuera leal institucionalmente permitiría que se pudieran realizar muchas más cosas, a añadir a las que ya hemos podido realizar.
Determinadas operaciones urbanísticas: hemos convertido un plan que jamás llegó a ponerse en marcha en algo posible y realizable ya. Y el reto está en que las administraciones central y autonómica... parece que no quieren ponerse a andar ya. Siempre han planteado reformas del tipo: “En el año 20 se hará la reforma de la estación de Chamartín”. Nosotros decimos: se puede hacer este año. Empiecen ustedes, ¿quieren?. Nosotros nos comprometemos a que el nudo norte, que depende de nosotros, la M-30, no vamos a empezar dentro de diez años o veinte. Podemos empezar ya. Son las otras administraciones las que están mareando la perdiz. Es lógico, lo que mejor se les ha dado durante todo este periodo de tiempo.
En nuestro presupuesto a medio plazo tenemos preparada la inversión para uno de los núcleos de problemas a la hora del tráfico y de salida para ese corredor que es el nudo norte. Y estamos dispuestos, nosotros nos mojamos.
Hay otros que prefieren hacer planteamientos utópicos y que además han sido incapaces de llevar a cabo, que ahora de repente sueñan con ellos. No lo entiendo. Bueno sí, lo entienden todos los madrileños. El reto es que esas Administraciones que hasta ahora han sido una rémora para el crecimiento de la ciudad, al optar por el desarrollo burbujístico que ha caracterizado al país en su conjunto y a Madrid, pues hagamos un planteamiento diferente, muchísimo más posible, sostenible para la ciudad y que tiene que ver con su realidad."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


Cómo Convencer A Una Mujer De Tener SEXO (Contigo) - YouTube Como encontrar/obtener EMPLEOS BILINGUE en Los Estados Unidos. Método infalible para conocer gente en el trabajo y caerles bien Cómo LIGAR con alguien del trabajo: Cómo Seducir a tu COMPAÑERA DE TRABAJO y super seducer juego Cómo Hacer Que Una Mujer Te Extrañe – 3 Principios Que ... Paso 4 - Cómo enviar una Instrucción de Embarque Cómo Ligar En El trabajo - Tips Para Salir Con Una Compañera Caso Práctico De Éxito La Compañera De Trabajo  #DescubreLaSeduccion Tipos de reuniones de trabajo

Frases de Felicitaciones por un TRABAJO o empleo NUEVO ...

  1. Cómo Convencer A Una Mujer De Tener SEXO (Contigo) - YouTube
  2. Como encontrar/obtener EMPLEOS BILINGUE en Los Estados Unidos.
  3. Método infalible para conocer gente en el trabajo y caerles bien
  4. Cómo LIGAR con alguien del trabajo: Cómo Seducir a tu COMPAÑERA DE TRABAJO y super seducer juego
  5. Cómo Hacer Que Una Mujer Te Extrañe – 3 Principios Que ...
  6. Paso 4 - Cómo enviar una Instrucción de Embarque
  7. Cómo Ligar En El trabajo - Tips Para Salir Con Una Compañera
  8. Caso Práctico De Éxito La Compañera De Trabajo #DescubreLaSeduccion
  9. Tipos de reuniones de trabajo

Llevar buena relación con tus compañeros del trabajo y hacer amigos en el trabajo es esencial para el correcto desarrollo de una persona. Dado que nos pasamos media vida en el trabajo es ... Una cosa es clara, una mujer te desea y hasta se enamora de ti en tu ausencia. En esos momentos en las que se lo pasa pensando en ti. Pero no se trata sólo d... Conozca los diferentes tipo de reuniones de trabajo que usted puede realizar en su empresa. Excel Avanzado para Administración de Empresas Recommended for you 21:42 7 trucos avanzados de Excel que necesitas saber para conseguir trabajo - Duration: 29:16. NUEVO LIBRO GRATIS: https://atraccionla.com/lp/haz-que-te-desee-volumen-1-youtube/ CONSULTA GRATIS: https://atraccionla.com/lp/maestros/ CONECTA CON TUS PRES... En este video te daré una lista de trabajos que siempre contratan a personas bilingües! Por lo tanto, si usted está buscando un trabajo bilingüe en los Estados Unidos, es necesario aplicar a ... Por eso mismo quiero mencionarte diferentes punto que pueden ayudar a la hora de saber cómo salir con una compañera de trabajo, y a cómo hacer las cosas de forma correcta: 1.Conoce la política ... Como Conquistar A Una Compañera de Trabajo - Me Gusta Mi Compañera de Trabajo 💐 - Duration: 6:16. Andres Orraca - Como Conquistar A Una Mujer 34,183 views 6:16 Cómo LIGAR con alguien del trabajo: Cómo Seducir a tu COMPAÑERA DE TRABAJO y super seducer juego. En este video aprenderás estrategias para ligar con alguien del trabajo.